Tres asesinatos en un día en Rosario: un sicario escapó en bicicleta y se le salió la cadena

Los crímenes ocurrieron en la zona sur y sudoeste de Rosario. Uno de los homicidios fue cometido con un martillo y los otros dos con armas de fuego

Compartir
Compartir articulo
Las vainas servidas en la escena del crimen de la calle Cagancha
Las vainas servidas en la escena del crimen de la calle Cagancha

En las últimas 24 horas, Rosario volvió a una de sus marcas más nefastas: ser la sede de tres asesinatos en un solo día, un título repetido en meses pasados con la intensificación de la industria del sicariato.

Los tres asesinatos ocurrieron este domingo en distintos horarios y barrios de Rosario. Dos de ellos fueron cometidos con armas de fuego. El otro, según los indicios hallados en la escena, con un martillo. Todos los casos son investigados por la fiscal María de los Ángeles Granato del Ministerio Público de la Acusación.

El último homicidio tuvo lugar pasadas las 20.30 en la calle Cagancha al 3800, en la zona sudoeste de la ciudad. Cuando llegaron los agentes del Comando Radioeléctrico, que habían sido comisionados por disparos de arma de fuego, entrevistaron a vecinos que dieron cuenta que los tiros habían ocurrido en la planta alta de la casa. La Policía de Santa Fe encontró a la víctima a metros del baño con múltiples heridas de bala en el tórax. Por el momento, no fue identificada.

Se hallaron restos del tiroteo a lo largo de la casa. Los peritos forenses incautaron once vainas servidas calibre 9 milímetros y ocho plomos deformados en la escena del crimen, que estaban distribuidas en distintos ambientes, por lo que se supone que al hombre lo corrieron a tiros adentro del inmueble.

La División de Homicidios de la Policía de Investigaciones quedó a cargo de la tarea de toma de testimonios, del levantamiento del material balístico y el relevamiento de cámaras de la zona. En tanto, el cadáver fue trasladado al Instituto Médico Legal de Rosario para la realización de la autopsia.

Policías en la escena del crimen en Vía Honda, zona sudoeste de Rosario
Policías en la escena del crimen en Vía Honda, zona sudoeste de Rosario

Otro de los homicidios fue en Cisnero y Felipe Moré, en Vía Honda, zona del distrito sudoeste, donde fue encontrado el cuerpo de Juan Carlos Espinola Zárate, de 49 años, en una casa apostada en un pasillo. Personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias constató que la víctima tenía varios golpes en el cráneo que habrían sido causados con un objeto contundente.

Los policías que trabajaron en la escena incautaron cerca del cadáver un martillo que tenía manchas de sangre, por lo que se supone que pudo haber sido usado para la agresión.

Los testimonios recolectados por los agentes indican que Espinola Zárate convivía hace cuatro meses con un hombre de aproximadamente 40 años que no fue localizado este domingo. En el interior de la casa de la víctima no había desorden ni faltante de elementos de valor, de acuerdo a datos aportados por investigadores policiales a Infobae.

El primero de los crímenes de este domingo en orden cronológico ocurrió a las 9.40 en Pasaje 507 y España, en la zona sur, cuando Juan Manuel Reynoso, de 33 años, recibió un disparo en la cabeza y quedó tendido boca abajo en la vía pública.

Los vecinos avisaron a la Policía santafesina que la persona que efectuó el disparo era un sicario que circulaba en bicicleta y que, según creen, tuvo un desperfecto en plena huida, ya que se le salió la cadena.

El fin de semana se había iniciado también con un homicidio, cuando Claudio Fabián Barrionuevo (38) fue atacado en Cavia y Ghiraldo, en el barrio Parque Casas, por sospechosos que llegaron al lugar en dos motos y en un auto. Se trata de la misma intersección en la que fueron asesinados el martes de la semana pasada Leonardo Rodrigo Contreras (23) y Daniel Pacheco (22). De acuerdo a la información que recolectaron investigadores policiales, allí funciona históricamente un punto de venta de droga que acumula en los últimos siete años varios ataques a tiros y homicidios.