Uno de los menores de edad detenidos por robar en un túnel de Once tenía 66 ingresos a comisaría

La mayoría fueron por delitos como hurto o similares. El chico volvió a ser arrestado el pasado lunes y sería parte de un grupo que asalta bajo la modalidad piraña. Lo atraparon junto a su cómplice

Guardar

Nuevo

Aparentemente, la banda estaría conformada por cuatro integrantes. Dos de ellos ya fueron detenidos (NA)

A poco más de 72 horas del violento ataque piraña ocurrido en un túnel de Once, el cual quedó grabado por cámaras y tuvo como víctima a un delivery de una aplicación de envíos, se conoció que los dos menores de edad detenidos por el hecho habían cometido otros ilícitos anteriormente. Uno de ellos tiene un historial de cuatro delitos, pero su compañero cuenta con un número mayor: 66 ingresos a la comisaría.

El primero de su extenso prontuario data de hace más de 10 años, el 26 de enero de 2013, y es por actuaciones previas. Desde entonces, no se registra ningún otro episodio en el que haya sido arrestado por la policía hasta el año 2020, cuando -de acuerdo a los documentos- se inició en la actividad delictiva.

El 30 de octubre de ese año fue capturado por hurto, el mismo delito por el que volvió a caer en julio de 2021, siendo este su tercer antecedente. A partir de esa fecha, comienza una seguidilla de actos similares, los cuales hicieron que el adolescente caiga en una comisaría más de 50 veces en poco más de dos años.

A menos de un mes de su tercera detención, volvió a ser detenido por hurto. Fue a principios de agosto de 2021 y quedó en libertad, siendo descubierto nuevamente a fines de ese mes cometiendo un robo.

Los menores fueron detenidos después de haber robado un celular (Policía de la Ciudad)
Los menores fueron detenidos después de haber robado un celular (Policía de la Ciudad)

Entre el 3 de septiembre y el 29 de diciembre de ese año, lo arrestaron 10 veces por delitos similares, sumando tentativa de robo y resistencia a la autoridad a los dos ya mencionados anteriormente.

Sus antecedentes continúan a partir del 1 de febrero de 2022. Desde entonces hasta mitad de año (con corte el 5 de junio), fue detenido 12 veces también por robar o hurtar pertenencias ajenas. En ese período también se sumó una captura por portación de armas y la infracción a la ley 23.737, que dice que será reprimido con prisión a quien imparta instrucciones acerca de la producción, fabricación, elaboración o uso de estupefacientes.

Del 5 de junio de 2022 hasta el 6 de diciembre de ese año, incluido, lo arrestaron 16 veces. Cinco de estas fueron en el mes de junio, un promedio de más de una vez por semana. En esta etapa se le suman los delitos de “hurto agravado” y “robo en poblado y en banda”. En este sentido, vale señalar que fuentes policiales aseguraron este lunes que el joven formaría parte de un grupo que roba bajo la modalidad piraña.

El momento en el que los jóvenes asaltaron al repartidor
El momento en el que los jóvenes asaltaron al repartidor

En 2023, el sospechoso fue detenido 19 veces. Al igual que antes, robo, hurto y robo en banda fueron los delitos más repetidos por el menor de edad. No obstante, también tuvo una causa por encubrimiento agravado y otra por averiguación de ilícito.

Finalmente, de los primeros cuatro meses de 2024, el adolescente acumula cuatro hechos. Uno de ellos fue por amenazas, mientras que el resto por robo. Este número suma el total de delitos que tiene adjudicado su cómplice en su propio historial, el cual tiene el primer registro en julio de 2023 y el último del pasado domingo por la noche, cuando cometieron el hecho por el que ambos fueron apresados.

Por disposición del Juzgado de Menores, ambos detenidos fueron trasladados a un instituto de menores (Captura de video)
Por disposición del Juzgado de Menores, ambos detenidos fueron trasladados a un instituto de menores (Captura de video)

La aprehensión ocurrió en la calle Sarmiento al 2.700, después de que un joven denunciara haber sido víctima de un robo por parte de los delincuentes. Además, en la denuncia que radicó cerca de las 23, el damnificado indicó que los menores le habían arrebatado el teléfono celular para después darse a la fuga.

De la misma manera, el denunciante describió a los culpables y señaló que se encontraban vestidos con ropas deportivas y gorras, específicamente, uno de ellos resaltaba por llevar una campera de color azul con el escudo del club Boca Juniors, prendas oscuras y una gorra gris. En el caso de su cómplice, usaba una campera gris con los hombros negros, una gorra con detalles en rojo, pantalón azul y zapatillas blancas con gris.

Después de que los agentes corroboraron que los detenidos eran menores de edad, la causa fue derivada al Juzgado de Menores N°3. Una vez que la magistrada tomó conocimiento de los hechos, aprobó el proceso realizado por el personal policial y ordenó que los menores fueran imputados. Asimismo, confirmó ante la Secretaría N°8 que los acusados fueran trasladados al Instituto de Menores Inchausti.