Cayó una banda que vendía droga cerca de escuelas en Santa Fe y lavaba su dinero en una cueva financiera

La organización, allanada por la PSA, tenía su centro de operaciones en Arroyo Seco. Hay 17 detenidos

Compartir
Compartir articulo
El dinero secuestrado en el operativo por la PSA
El dinero secuestrado en el operativo por la PSA

Una banda dedicada a la venta de droga al menudeo cayó tras 21 allanamientos simultáneos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria ( en Arroyo Seco, Fighiera y Rosario (Santa Fe). En el operativo, 17 personas fueron detenidas como miembros de la organización, indicaron fuentes policiales a Infobae.

Las fuentes destacaron que un rasgo particular de la red criminal era la venta al menudeo en proximidades de colegios. En los procedimientos, los oficiales secuestraron éxtasis, cannabis y cocaína, elementos de corte y fraccionamiento, armas de fuego, dinero en efectivo, rodados y otros elementos de utilidad para la causa.

La investigación que llevó adelante la PSA, desde julio de 2023, fue dispuesta por la Fiscalía Federal N° 3 de Rosario, a cargo de Adriana Saccone, junto a los fiscales Martín Gambacorta, Santiago Alberdi y Federica Tiscornia. Con más de 6.000 horas de escuchas, entre otras tareas policiales, se comprobó la existencia de una organización criminal de estructura piramidal y roles definidos, dedicada a la adquisición de pasta base y cocaína, como así también a la cocina, fraccionamiento, venta, distribución, acopio y venta de drogas.

Los agentes encontraron un arma durante los allanamientos
Los agentes encontraron un arma durante los allanamientos

Por otra parte, se identificó la ruta del dinero obtenido de esa actividad ilícita, que era ingresado al circuito legal por medio de un taller mecánico y de una casa de cambio de divisas. El fin de obtener dólares era para adquirir más droga, agregaron.

Como resultado de los allanamientos (16 realizados en Arroyo Seco, uno en Fighiera y cuatro en Rosario), los oficiales detuvieron a cuatro mujeres y 13 hombres que quedaron incomunicados. Además, se incautaron 5.046 gramos de éxtasis, casi dos kilos de marihuana, numerosas dosis de cocaína, seis balanzas de precisión, elementos de corte y fraccionamiento y una contadora de billetes.

Asimismo, se decomisaron más de cuatro millones de pesos, 3.756 dólares, cinco armas de fuego (tres cortas y dos largas), 128 municiones de distintos calibres, cuatro vehículos, cinco motos, 31 teléfonos celulares, computadoras, dispositivos electrónicos y documentación de interés para la causa.

En el caso interviene el Juzgado Federal N° 3 de Rosario, a cargo de Carlos Alberto Vera Barros.

La banda desbaratada se dedicaba al narcomenudeo cerca de escuelas
La banda desbaratada se dedicaba al narcomenudeo cerca de escuelas

Plan Bandera en Rosario: dos mujeres detenidas con un ladrillo y medio de cocaína

Dos mujeres que circulaban en una moto y transportaban paquetes con un kilo y medio de cocaína fueron detenidas en Rosario por agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que prestan servicio en el territorio en el marco del “Plan Bandera”, coordinado por el Ministerio de Seguridad de la Nación, para combatir el narcotráfico en esa ciudad santafesina.

El hecho ocurrió a fines de marzo. Los panes de la droga estaban marcados con un relieve en forma de delfín. De acuerdo a la información, el procedimiento de Rosario se dio luego de investigaciones efectuadas por personal de la PSA, las cuales determinaron que en el barrio de Villa Banana, histórico territorio del narco peruano Julio Rodríguez Granthon, se traficarían estupefacientes a bordo de un vehículo.

En tanto, a principios de abril, la misma fuerza de seguridad apresó a dos hombres, en el mismo barrio, a los que se les incautó dosis de marihuana y un arma de fuego. Luego de varias horas de vigilancias, los agentes en el campo, con el objetivo de detectar redes criminales, visualizaron a dos personas que llevaban una bicicleta y mantenían una actitud sospechosa, por lo cual las interceptaron para identificarlas.

Fue así que constataron que portaban un arma de fuego calibre 22 con su numeración suprimida, cargada con seis municiones. Además, en el canasto de la bicicleta había, disimuladas dentro de una media, 11 bolsitas de marihuana.