Asesinaron a un hombre en Lomas de Zamora de un disparo en la cabeza en una presunta venganza

Dos hombres lo persiguieron en moto y dispararon al menos siete veces contra él. No se llevaron nada, por lo que las autoridades creen que se trató de un ajuste de cuentas

Compartir
Compartir articulo
La Policía fue alertada por los vecinos  (Télam)
La Policía fue alertada por los vecinos (Télam)

Un hombre fue brutalmente asesinado de un disparo en la cabeza en Lomas de Zamora. La principal hipótesis que barajan los investigadores es que se trató de una presunta venganza.

El hombre fue identificado como Richard Zorrilla Riveros, de 38 años y de nacionalidad paraguaya, que vivía cerca del lugar donde su cuerpo fue encontrado sin vida.

De acuerdo con la información del medio local Diario Conurbano, el crimen sucedió en la intersección de la avenida Facundo Quiroga y Calle 1, cerca al arroyo Santa Catalina, que divide a Lomas de Zamora de Esteban Echeverría.

Según la reconstrucción que pudieron realizar las autoridades gracias a las cámaras de seguridad de la zona, Zorrilla Riveros fue perseguido por dos hombres que se trasladaban en moto y, de repente, abrieron fuego contra él. Se cree que llegaron a disparar al menos unas siete veces.

Una de esas balas impactó en la cabeza del hombre y quedó tendido en el suelo. Mientras tanto, los asesinos se dieron a la fuga a toda velocidad y, hasta el momento, permanecen prófugos de la Justicia.

Tras las detonaciones, los vecinos dieron aviso a la Policía, por lo que un móvil se hizo presente en el lugar y constató la muerte del hombre. En consecuencia, un equipo de la Policía Científica trabajó en la escena para recolectar las pruebas que sean de consideración para la investigación.

La zona en donde ocurrió el crimen
La zona en donde ocurrió el crimen

En paralelo, los efectivos de la Comisaría de Villa Centenario buscan identificar a los homicidas. Como ambos huyeron sin robar ninguna pertenencia de la víctima, la principal hipótesis de las autoridades hablaría de una venganza por motivos que aún se desconocen.

El caso quedó en manos de la fiscal Silvina Estévez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Lomas de Zamora.

La dinámica fue similar a la que se utilizó para el intento de asesinato del mecánico Leonardo Micheli que fue baleando en Termperley, también partido de Lomas de Zamora en noviembre del año pasado. Dos personas en moto le dispararon en la cabeza, resultó gravemente herido y fue dado de alta en marzo tras estar dos meses en coma.

El ataque contra Micheli, amante de los cuatriciclos y areneros, ocurrió en la puerta de su local y las imágenes de lo sucedido, captadas por las cámaras, fueron una de las claves del caso.

La víctima se encontraba en el taller junto a un amigo reparando un escape, cuando salió para atender a las dos personas que habían llegado en moto. Ambos llevaban casco y se detuvieron en la puerta del local, justo detrás de un tráiler que estaba estacionado.

Cuando Micheli se acercó para hablarles y se acomodó sobre el tráiler, el acompañante, que ya había descendido y estaba parado detrás del vehículo, sacó un arma y le disparó en la cabeza. La secuencia dura menos de 10 segundos. Luego, ambos huyeron a toda velocidad.

Hay dos detenidos por el caso: Federico Gastón Benítez, técnico en colocación de alarmas de 29 años; y Rodrigo Ezequiel Gonzalo Pifano, quienes enfrentarán el cargo de homicidio agravado por uso de arma de fuego en grado de tentativa.

De acuerdo con la confesión del principal acusado, el plan para matar al mecánico fue ideado por Benítez, con el objetivo de cobrarse venganza porque supuestamente Leonardo abusó sexualmente de una familiar suya. Sin embargo, este presunto abuso no fue comprobado por la justicia.

Benítez amenazó de muerte a Pifano. Lo fue buscar a su casa para ordenarle matar a Micheli y que si no lo hacía, “mataría a toda su familia y parientes”. Para ello, le dijo también que le pagaría un dinero por el asesinato y lo encerró en la casa para que no huyera. Además de justificar el crimen con la excusa del supuesto abuso sexual, Federico además le dijo a Gonzalo que el mecánico era pariente suyo.