Un ladrón murió tras saltar de un séptimo piso intentando escapar después de robarle a una jubilada: había tirado almohadones para amortiguar la caída

El hecho ocurrió en un edificio ubicado en Figueroa Alcorta al 115, en el centro de la capital de Córdoba. Su cómplice fue detenido por la Policía

Guardar

Nuevo

El ladrón de 33 años fue detenido por la Policía mientras intentaba escapar. Créditos: El Doce

La secuencia inició este jueves por la mañana, en pleno centro de la ciudad capital de Córdoba. Dos ladrones de 31 y 33 años que simulaban ser plomeros ingresaron armados a un departamento ubicado en un séptimo piso para robarle a una jubilada de 94 años, que se encontraba junto a su cuidadora. Al llegar los agentes policiales y rodear a los delincuentes, uno de ellos arrojó un par de almohadones a la calle para amortiguar la caída y saltó intentando escapar, pero murió.

El hecho ocurrió en un edificio situado en la avenida Figueroa Alcorta al 115, justo en la intersección de la Cañada y la calle 9 de Julio. Los dos hombres estaban disfrazados de plomeros y, con esa excusa, lograron acceder al domicilio. De acuerdo a la información aportada por el medio local La Voz, llevaban consigo una pistola Bersa calibre 22. Allí, ataron a la señora y redujeron a la mujer que la acompañaba, quien posteriormente logró escapar y avisar lo que estaba sucediendo a la encargada del complejo.

El hecho ocurrió en avenida Figueroa Alcorta al 115, en el centro de Córdoba
El hecho ocurrió en avenida Figueroa Alcorta al 115, en el centro de Córdoba

De este modo, un móvil de la Policía que circulaba por el lugar, actuó de inmediato: los efectivos entraron al departamento de la jubilada y rodearon a los delincuentes. Mientras tanto, ya estaba desplegado un operativo policial que implicó el corte de la avenida Colón.

Fue en ese momento cuando uno de los ladrones, de 31 años, tomó la trágica decisión de arrojar cinco almohadones desde el interior del departamento y saltar desde el balcón del piso 7, con la intención de huir de los efectivos y sin imaginar en lo que podía desencadenar.

Tras la caída, el ladrón debió ser trasladado al Hospital Municipal de Urgencias (HMU), donde estuvo internado hasta que falleció después de cuatro horas, alrededor de las 14.30.

“Una patrulla es alertada por la encargada del edificio que estaban en el interior dos ladrones perpetrando un ilícito en el séptimo piso, llega la patrulla y los sujetos al verse rodeados, uno de ellos se tira a un patio interno y resulta herido. El otro estaba descendiendo y también fue aprehendido”, indicó Federico Cisneros, comisario mayor, en diálogo con La Voz.

En uno de los videos difundidos por ese medio, se ve cómo los oficiales llevan al delincuente desde el edificio hasta la ambulancia de la Unidad de Emergencia Médica Municipal para efectuar el traslado. Los vecinos, amuchados e invadidos por la bronca, comenzaron a insultar al criminal que se encontraba en grave estado producto de las lesiones que había sufrido.

En tanto, el otro criminal, de 33 años, fue capturado por la Policía mientras intentaba fugarse. Su estrategia fue escapar por fuera del edificio: desde el balcón, comenzó a bajar de a poco, sujetándose como podía.

Los residentes que estaban en la zona lograron registrar las imágenes del insólito episodio. En el video, que fue difundido por El Doce, se observa cómo el delincuente permanece trepado sobre la ventana del departamento del primer piso y sujetado del aire acondicionado. A pesar de su negación por bajar, con el mero objetivo de evitar que lo atraparan los efectivos que yacían sobre la vereda, no tuvo escapatoria. Es que finalmente, después de unos minutos, lograron detenerlo.

Además, el comisario Cisneros afirmó en conversación con La Voz que a uno de los delincuentes se le secuestró “un arma de fuego, una pistola Bersa, aparentemente operativa, que tenía municiones” y dinero que habían sustraído de la vivienda.

Según informó Noticias Argentinas, la víctima del robo resultó ilesa. Además, pudo recuperar los $70 mil que le habían robado durante el tenso momento que vivió.

Vecinos atraparon a un ladrón que intentaba robar una moto

“Perdoname, hermano, soy un ser humano”, fue la desesperada respuesta de un ladrón que intentó robar una moto y fue atrapado por los vecinos del barrio Argüello, ubicado en la zonta norte de la ciudad capital de Córdoba, este lunes por la mañana.

Perdoname, soy un ser humano: quiso robar una moto y lo atraparon los vecinos en Córdoba

El episodio ocurrió en la avenida Recta Martinolli al 7100, a tan solo 700 metros de una comisaría y a plena luz del día. Las imágenes del indignante momento fueron registradas por uno de los testigos que estaba en el lugar.

“No me doblés el brazo, me está doliendo”, suplicaba el joven entre lágrimas mientras era sujetado con fuerza por dos hombres que lo tenían contra un auto estacionado. “A mí me duele que me chorees la moto. Tengo 20 y desde los 15 laburo para tener moto”, contestó con bronca e impotencia el hombre que casi se convirtió en la víctima de un robo.