El pedido de la pareja del playero asesinado en Rosario tras la detención de un menor de 15 años: “Es necesario que cambien las leyes y se baje la imputabilidad”

Jimena López, madre del bebé de Bruno Bussanich, consideró en redes sociales que si el acusado “puede matar, puede asumir las consecuencias de sus actos”, en sintonía con el anuncio de Patricia Bullrich de que ingresará al Congreso el proyecto de la Ley de Imputabilidad

Compartir
Compartir articulo
Bruno Bussanich, el playero asesinado en Rosario, junto a su pareja, Jimena López, y el bebé de ambos
Bruno Bussanich, el playero asesinado en Rosario, junto a su pareja, Jimena López, y el bebé de ambos

Horas después de la detención de un menor de 15 años, acusado de haber sido el autor del disparo que mató a Bruno Bussanich, el playero asesinado en Rosario el 10 de marzo en un brutal ataque en la estación de servicio en la que trabajaba, Jimena López, pareja de la víctima, exigió en sus redes sociales que “se baje la imputabilidad”.

“Es inaceptable que la vida de Bruno haya sido arrebatada por alguien que aún no alcanza la mayoría de edad. Aunque el responsable sea menor, eso no disminuye la gravedad del crimen. Si puede matar, puede asumir las consecuencias de sus actos”, consideró desde una publicación en su cuenta de la red social X la madre del bebé del joven asesinado.

En ese sentido, manifestó también que “no podemos permitir que la vida de un inocente sea arrebatada sin consecuencias reales para el asesino, por lo que “es necesario que cambien las leyes y se baje la imputabilidad”.

“También tienen que caer los cómplices que lo trasladaron y le pagaron para cometer el crimen”, se refirió López a los autores intelectuales del asesinato, quienes habrían contratado al sicario menor de edad.

La publicación de la desolada mujer concluyó: “Necesitamos que las palabras se conviertan en acción. Si no, otra persona inocente puede ser condenada a morir, como le pasó a Bruno. A los colectiveros, taxistas... Esto es una ruleta, no sabemos a quien le puede tocar mañana”.

Bruno Bussanich, el playero asesinado en Rosario, junto a su pareja, Jimena López, y el bebé de ambos
Bruno Bussanich, el playero asesinado en Rosario, junto a su pareja, Jimena López, y el bebé de ambos

Esta declaración pública va en sintonía con el anuncio de Patricia Bullrich de las últimas horas. La ministra de Seguridad de la Nación comunicó que se estará presentando en el Congreso el proyecto de Ley de Imputabilidad que busca que los menores de edad puedan ser condenados a partir de los 14 años.

Según pudo saber Infobae, el sospechoso por el homicidio de Bruno Bussanich tiene 15 años y quedó a disposición de la Justicia de Menores. Las autoridades dieron con él en medio de un allanamiento realizado en la noche del jueves en el barrio Zona Cero. Lo entregaron por la recompensa de 10 millones de pesos que recae sobre él. Al ser arrestado, confesó todo.

En este contexto, la ministra de Seguridad expresó: “Acaba de ser detenido por la Policía de Santa Fe el asesino del playero Bruno Bussanich, de Rosario. Asesinato que destruye toda una familia”.

De esta manera, aprovechó la oportunidad para defender las modificaciones a la Ley de Imputabilidad vigente. “Es nuestra obligación que, en casos como estos, se haga justicia”, consideró Bullrich.

Así, indicó que “ya está entrenando al Congreso de la Nación la Ley de Imputabilidad, para que nunca más crímenes como estos queden impunes”. Al respecto, el presidente Javier Milei sumó: “El que las hace las paga”.

La secuencia completa del crimen del playero en Rosario

El vocero presidencial Manuel Adorni también apoyó la baja en la edad de imputabilidad con otro mensaje en las redes sociales. “Delito de adulto, pena de adulto”, manifestó.

Uno de los principales proyectos en los que trabaja Cúneo Libarona desde que asumió el mando del Ministerio de Justicia es en la reducción de la edad de imputabilidad, iniciativa en la que trabaja junto con Patricia Bullrich.

Las modificaciones se realizarán sobre la ley 22.278, sancionada y promulgada el 25 de agosto de 1980 durante la dictadura militar y modificada en mayo de 1983. El Régimen Penal de Minoridad establece en su primer artículo que “no es punible el menor que no haya cumplido dieciséis años de edad. Tampoco lo es el que no haya cumplido dieciocho años, respecto de delitos de acción privada o reprimidos con pena privativa de la libertad que no exceda de dos años, con multa o con inhabilitación”.

Así, los adolescentes entre 16 y 18 años son punibles pero pueden ser condenados sólo por delitos con penas mayores a dos años aunque no pueden ser privados de la libertad en unidades penales para mayores hasta cumplir los 18 años.

Por esto mismo, el proyecto propone bajar la edad de imputabilidad a 14 años para cualquier tipo de delito. “El chico de 14 de hoy vuela”, planteó Cúneo durante una entrevista con TN hace unos días. De igual forma, aclaró: “No te sirve meterlo preso, te sirve un tratamiento en serio, no esta porquería”, en referencia a los institutos de menores.

Crimen del playero: así mataron a Bruno Bussanich en Rosario
Crimen del playero: así mataron a Bruno Bussanich en Rosario

El asesinato de Bruno Bussanich

El 10 de marzo, el adolescente que ahora está detenido descendió de un vehículo Fiat Duna en la estación de servicio Puma Cita, ubicada en las calles Mendoza y Rojas. Sin mediar palabra abrió fuego contra Bussanich. El joven asesinado criaba al nene de unos dos años de su pareja, era hincha de Rosario Central, atendía al público y ese sábado estaba de turno en los surtidores de la estación.

El adolescente se dio a la fuga y luego se habría teñido el pelo para evadir a la Justicia, puesto que su rostro quedó registrado en las cámaras de seguridad del lugar. Tiempo después, el vehículo apareció incinerado.

En la escena del crimen, se encontró también una nota con amenazas al gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, y su ministro de Seguridad. “Esta guerra no es por el territorio, es contra Pullaro y Cococcioni”, comienza diciendo el mensaje del crimen organizado y continúa: “Así como nosotros llegamos a 300 muertos, estando unidos vamos a matar a más inocentes por año”. Este no fue un hecho aislado, puesto que la primera semana de marzo se convirtió en una de las más sangrientas del año en Rosario. Los narcos advertían que seguirían matando gente y dejaban reiteradas amenazas a Pullaro. En consecuencia, el Gobierno nacional ordenó el despliegue de las fuerzas federales.