Crimen del mecánico en Lanús: ordenaron la captura del ex suegro de la víctima

Enzo Capis, de 19 años, fue asesinado en la madrugada del sábado en Villa Fiorito. Su ex cuñado, de su misma edad, también es buscado por el hecho. La fiscal del caso arribó a una nueva hipótesis. Cómo sigue el expediente

Compartir
Compartir articulo
Video: la camioneta de Capis impactó en un poste de luz tras recibir los disparos

En las últimas horas, la Justicia de garantías bonaerense ordenó la captura del presunto asesino del mecánico Enzo Capis, muerto a tiros el sábado pasado en Villa Fiorito mientras conducía su camioneta. El principal sospechoso es Victor Aníbal Liway, el ex suegro de la víctima. El pedido también alcanza a un hijo de Liway, de 19 años. Enzo había comenzado una relación dos años atrás con la hija de Liway, hoy de 16 años, cuando él mismo era menor de edad, para separarse semanas atrás.

La orden fue formulada tras una investigación a cargo de la fiscal María Fernanda Wilhelm, de la UFI N°6 de Lanús, que declinó la competencia del expediente, algo que el Juzgado de Garantías del caso analizaba en las últimas horas, según confirmaron fuentes del caso a Infobae.

El motivo de la declinación de competencia es simple: mientras conducía su camioneta, Enzo recibió dos disparos el sábado pasado en medio de una feroz balacera en la esquina de Pilar y Darwin, en Villa Fiorito, jurisdicción de Lomas de Zamora.

La víctima se estrelló, moribundo y con los plomos en el abdomen, ya en el partido de Lanús, a 400 metros de distancia de donde ocurrió el ataque. La trompa de su Ford F-100 quedó destrozada, saltaron chispas como de fuegos artificiales ante el impacto de metal contra metal. Así, fue encontrado por una ambulancia del SAME. Fue trasladado al Hospital Evita, donde perdió la vida tras una cirugía. Pero, en rigor, Enzo fue muerto en Lomas de Zamora.

Enzo, la víctima
Enzo, la víctima

Para la familia Capis, la ruptura entre Enzo y la hija de Liway habría sido el detonante del crimen. Dalma, hermana de Enzo, aseguró ante las cámaras de América este lunes por la mañana: “Mi hermano mantenía una relación con esta chica hace dos años. La familia de ella lo sabía, estaban de acuerdo. Mi hermano le dijo que ella prefería que encuentre una persona que la cuide, que la ame. Pero ella decía que no le importaba lo que dijera su padre. Por eso empezó todo”.

Los Liway, definidos como “vecinos problemáticos” y “barderos” por varios testigos, fueron allanados el sábado por la tarde en su casa de Villa Fiorito por la DDI de Avellaneda-Lanús de la Policía Bonaerense, horas después de la muerte del joven mecánico. Hay un testigo que refirió ver a padre e hijo merodeando la zona del hecho en dos vehículos distintos.

En tanto, una cámara de seguridad encontró al menos un auto sospechoso en los momentos previos al ataque. Se recuperaron varias vainas 9 milímetros en la esquina de la balacera.

La camioneta de Enzo tras el impacto
La camioneta de Enzo tras el impacto

La propia familia Capis declaró en el expediente. Repitieron, más o menos, las mismas versiones que dieron en televisión. Aseguraron haber denunciado a los Liway en el pasado por una serie de amenazas. Incluso, según la madre de Enzo, les habrían disparado mientras iban a la iglesia el 2 de febrero pasado.

Sin embargo, otros indicios le hacían sospechar a la fiscal Wilhelm que algo faltaba en el relato de la familia. Tras la toma de varios testimonios, Wilhelm llegó a una nueva hipótesis en el expediente. De qué se trata esta hipótesis es un dato que se mantiene en estricta reserva.