“¿Y si te mato con tu hermano acá?”: la amenaza del sospechoso preso por el femicidio de su pareja en Merlo

La Policía también aprehendió a un supuesto cómplice que encubrió el crimen. La víctima se llamaba Tamara Gómez y tenía cuatro hijos. Los detenidos se negaron a declarar

Compartir
Compartir articulo
Tamara Soledad Gómez tenía 33 años
Tamara Soledad Gómez tenía 33 años

Una de las hijas de Tamara Soledad Gómez, asesinada este viernes por su pareja en la casa que compartían en Merlo, le contó a la fiscal del caso un comentario que incriminó al hombre: “Matu mató a mamá”. Eso, más algunos indicios en la escena del crimen, fueron clave para la detención del sospechoso. Sin embargo, con el correr de las horas, el caso se ha tornado espeluznante.

“¿Y si te mato con tu hermano duchándose acá?”, fue la frase que los investigadores establecieron que Matías Esteban Romero (28) le dijo a Tamara (33) antes de dispararle con un pistolón casero. En las últimas horas, el detenido se negó a declarar.

El ataque ocurrió en el barrio Matera, un vecindario popular del partido bonaerense de Merlo. Fue a la tarde, alrededor de las 17 del viernes último, en la casa de la víctima, ubicada en la calle Amado Nervo al 3400.

Desde allí se recibió un llamado de alerta al teléfono de emergencias del 911. Quien hizo la comunicación fue el propio Romero, quien pergeñó una coartada para desligarse del crimen. Dijo que su pareja se había suicidado.

Los dos detenidos
Los dos detenidos

Según pudieron establecer los investigadores, a cargo de la fiscal Marina Rueda, de la UFI N°11 especializada en Violencia Familiar y de Género; Romero tenía conflictos permanentes con la mujer de 33 años y madre de cuatro chicos, ya que tenía celos de que mantuviera la comunicación con su ex pareja, quien es el padre de dos de los niños.

Romero y la víctima “eran una pareja reciente” y convivían hace menos de 4 meses. El hombre no tenía denuncias previas por violencia de género, aunque las fuentes explicaron que se dedicaba a la venta de estupefacientes al menudeo. También determinaron que, al momento del crimen y mientras la víctima lavaba la ropa, además estaba su hermano y dos niñas de 4 y 8 años, aunque aclararon que no eran hijas de Tamara.

El arma homicida
El arma homicida

Mientras tanto, los voceros confirmaron que Romero intentaba fugarse al momento en el que fue detenido.

Este domingo, el principal imputado fue trasladado a las oficiales judiciales de Morón, donde se negó a declarar ante la fiscal. Luego, quedó preso e imputado por el “homicidio calificado por ser de una mujer y en contexto de violencia y con arma de fuego” y por la “portación ilegal de arma de guerra”. Femicidio.

Finalmente, la fiscal Rueda ordenó la realización de una pericia psiquiatra y psicológica para el supuesto femicida y la realización de una cámara Gesell para que puedan declarar los menores que fueron testigos del hecho.

Barrio Matera, donde ocurrió el femicidio
Barrio Matera, donde ocurrió el femicidio

Encubrimiento

La teoría del suicidio se comenzó a resquebrajar en la escena del hecho luego de que policías de la subcomisaría de Matera acudieran al lugar tras recibir un alerta al 911 sobre una mujer que se había quitado la vida.

Al lugar del hecho también acudió la fiscal Rueda, quien constató que el cuerpo tenía una herida de arma de fuego en la cabeza. Sin embargo, a la funcionaria judicial le llamó la atención que el pistolón calibre 12.70 con el que se habría efectuado el disparo la víctima, no estaba al lado del cadáver, sino que en poder de un amigo de la pareja.

Este domingo, también se negó a emitir declaración Ignacio Bravo, el amigo de Romero acusado de esconder el arma homicida, y quedó detenido bajo la calificación de “encubrimiento calificado”.

*/Con información de la agencia Télam