Asesinaron a un tatuador a puñaladas a metros de la jefatura de la Policía de San Luis

Habría sido en una ocasión de robo en la esquina de Riobamba y Héroes de Malvinas. Murió en el hospital como consecuencia de las heridas recibidas. Hay dos prófugos

Compartir
Compartir articulo
Héroes de Malvinas al 500, el lugar donde el tatuador fue apuñalado por dos hombres a escasos metros de la Jefatura de la Policía de San Luis (Google Maps).
Héroes de Malvinas al 500, el lugar donde el tatuador fue apuñalado por dos hombres a escasos metros de la Jefatura de la Policía de San Luis (Google Maps).

En la ciudad de San Luis, un reconocido tatuador de 49 años perdió la vida trágicamente durante las primeras horas de la madrugada de ayer en un suceso que ha consternado a la comunidad local.

Cristian Esquivel, una figura destacada en el ámbito del tatuaje en la provincia, fue apuñalado en un presunto asalto ocurrido en las proximidades de su residencia, un hecho que tuvo lugar a escasos metros de la Jefatura Central de Policía en la capital provincial, según informaron fuentes policiales.

Esquivel, quien se ganó el reconocimiento por su destreza en el arte del tatuaje y su contribución al desarrollo de esta forma de expresión en la región, fue abordado en las primeras horas de la madrugada del jueves mientras se dirigía desde su domicilio en Riobamba 943, ubicado junto al club San Lorenzo y frente a la Plazoleta de la Paz al comercio en la estación de servicio localizada en la intersección de las calles Riobamba y Héroes de Malvinas, a apenas dos cuadras de la sede de la jefatura policial provincial.

Y de acuerdo con la información proporcionada por las autoridades, se presume que Esquivel fue víctima de un asalto por parte de dos individuos, posiblemente hombres, quienes lo abordaron con la intención de robarle y cayó desplomado en la vereda de la calle Héroes de Malvinas al 500. Durante el incidente, el tatuador sufrió múltiples heridas producidas por un arma blanca, que le ocasionaron lesiones en la espalda y el tórax.

Tras el ataque, testigos ocasionales llamaron a la Policía para reportar el suceso. Una vecina del área informó que Esquivel logró comunicarse con su padre por teléfono para alertarlo sobre el asalto y las heridas que había sufrido en el mismo.

Según informó Télam, una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas Provinciales trasladó rápidamente al tatuador al Hospital Central “Ramón Carrillo”, donde recibió atención médica urgente. A pesar de los esfuerzos del personal médico por salvar su vida, Esquivel falleció horas más tarde a causa de las graves lesiones sufridas.

El comunicado oficial emitido por el hospital indicó que Esquivel ingresó a la sala de emergencias con múltiples heridas cortopunzantes causadas por un arma blanca. A pesar de los intentos de reanimación tras dos paros cardiorrespiratorios, el tatuador sucumbió durante la intervención quirúrgica debido a la gravedad de las lesiones que afectaron sus órganos vitales.

El fiscal de Instrucción Francisco Assat analiza las cámaras del lugar para dar con los dos prófugos
El fiscal de Instrucción Francisco Assat analiza las cámaras del lugar para dar con los dos prófugos

El fiscal de Instrucción Francisco Assat asumió la dirección de la investigación, a la espera de los resultados de la autopsia y los análisis de las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona y según informó el Diario La República de esta provincia, hasta el momento, no se formularon hipótesis concretas ni se ha realizado ninguna detención relacionada con el crimen, aunque dos individuos fueron detenidos en el lugar de los hechos, aunque no se cree que estén directamente involucrados en el ataque.

La Policía de Homicidios intensificó sus esfuerzos para esclarecer el caso, colaborando estrechamente con otras agencias y recopilando cualquier información relevante que pueda arrojar luz sobre lo sucedido.

En horas de la mañana, dos residentes del área expresaron su preocupación por la seguridad en la zona, señalando un aumento reciente en la actividad delictiva. Informaron que varios vecinos habían sido víctimas de robos durante el mes de febrero, y que incluso una escuela cercana había sido blanco de robos repetidos. Criticaron la falta de respuesta por parte de las autoridades de seguridad y atribuyeron el aumento de la delincuencia al asentamiento La Vecindad, situado en las proximidades del barrio Tibiletti.

Este trágico suceso ha generado un profundo impacto en la comunidad local y ha reavivado el debate sobre la seguridad ciudadana en la región. Mientras tanto, amigos, familiares y seguidores de Esquivel lamentan su pérdida y recuerdan su legado en el mundo del arte del tatuaje en San Luis.