Amenazó a su hijo con un arma y lo allanaron: tenía 600 balas y una caja fuerte de casi 2 metros de alto

El hecho ocurrió en La Plata. La Policía Bonaerense aguarda una orden oficial para abrir el cofre. El acusado también tenía una pistola, una escopeta y tres handys

Compartir
Compartir articulo
La caja fuerte incautada, a la espera de ser abierta
La caja fuerte incautada, a la espera de ser abierta

Luis M., de 49 años, vecino del barrio Las Quintas de La Plata, fue allanado ayer por personal de la Comisaría 7° de la Policía Bonaerense, acusado de amenazar con un arma a su ex pareja y a su propio hijo. Dos comercios vinculados al acusado fueron allanados, donde le encontraron armas de fuego y gran cantidad de municiones: en un maxi kiosco de la avenida 32 le encontraron una caja fuerte Borges de 1,70 metros de altura que fue enviada a un depósito policial. Se espera la orden de la Justicia para abrirla con un cerrajero especializado y así conocer sus contenidos, confirmaron fuentes policiales a Infobae.

La causa contra Luis M. comenzó el 7 de febrero, día en que llegó a la casa de su ex pareja, ubicada en la zona de Melchor Romero. Según la denuncia, allí tomó un arma y realizó las intimidaciones tras una fuerte discusión. Poco después, la mujer realizó la denuncia contra el comerciante, registrado en los rubros de venta de alimentos y recuperación de desechos metálicos de la AFIP según su perfil comercial.

Así, se inició una causa por el delito de amenazas agravadas, bajo la firma del Juzgado N°6 de la zona. Se identificaron tres domicilios: la casa del hombre y dos de sus comercios, el maxi kiosco y un lavadero, también ubicado en el barrio Las Quintas. Entre los tres objetivos, se encontraron casi 600 balas y cartuchos de diversos calibres, una escopeta, una pistola Bersa y tres handys. El acusado, por lo pronto, no fue detenido.

Por otra parte, la Justicia de La Plata detectó que el hombre tiene permiso oficial para portar hasta 14 armas.

Video: las armas y municiones incautadas

Berisso: lo detuvieron por desmayar a golpes a su vecina jubilada

Ayer jueves por la noche en Berisso, un jubilado de 66 años fue detenido por efectivos de la Comisaría 1° de la zona, acusado de desmayar a golpes a su vecina, una jubilada de 76, viuda. El hecho ocurrió sobre la vereda de su cuadra, en la calle 170. Tras agredir a la jubilada, el hombre golpeó a otra mujer de 53 años, causándole lesiones leves.

La Policía llegó minutos después del ataque, con la segunda víctima que pedía auxilio y la jubilada ya desmayada en el lugar. El marido de la segunda víctima había logrado reducir al sospechoso.

La jubilada fue trasladada en una ambulancia del SAME al hospital Larraín, donde recuperó el conocimiento. Varios estudios posteriores descartaron lesiones internas.

Ayer jueves en horas de la madrugada, una mujer identificada como M.E., de 24 años, fue detenida luego de protagonizar un episodio sumamente violento en Berisso. Según la acusación en su contra, la mujer llegó a la casa de su ex pareja e intentó llevarse a los dos hijos de ambos a la fuerza.

El hombre llamó al 911 y al ver llegar a la Policía Bonaerense, M.E. comenzó a golpear los vidrios de un ventanal hasta romperlos. Los vidrios le provocaron cortes en los brazos. Luego, tomó a su hija de tres años, mientras continuaba realizando daños en la propiedad, e ingresó a una habitación para tomar a su hijo, que dormía en el lugar.

El hombre detenido en Berisso por desmayar a golpes a su vecina jubilada
El hombre detenido en Berisso por desmayar a golpes a su vecina jubilada

En ese momento, los efectivos lograron reducir a la mujer y aprehenderla. En el traslado a la comisaría, M.E. comenzó a darle patadas al vidrio trasero derecho del móvil

Este martes, personal de la Comisaría 3° de La Plata arrestó a un policía de la Bonaerense retirado en la zona de Los Hornos, acusado de amenazar a su ex pareja. Al hombre, de 65 años, le encontraron su pistola reglamentaria que nunca entregó tras jubilarse.

El hecho ocurrió en la calle 65 y fue reportado por la víctima, que aseguró que el sospechoso había llegado al lugar, amenazando con matarla e incendiar la casa con su familia dentro.