Detuvieron a un sospechoso por el crimen de la joven embarazada en Mendoza

La Justicia cree que el objetivo del ataque era la pareja de la mujer, Jesús Zamora, quien cuenta con antecedentes penales y declaró tener problemas de vieja data con los presuntos agresores

Compartir
Compartir articulo
Rocío Flores, la joven de 21 años que recibió un disparo en la cabeza en medio de una balacera en Mendoza
Rocío Flores, la joven de 21 años que recibió un disparo en la cabeza en medio de una balacera en Mendoza

El lunes 19 de febrero Rocío Flores (21) y el bebé que gestaba en su vientre murieron tras recibir un disparo letal por un supuesto ajuste de cuentas. Tras el aberrante hecho, detuvieron ayer a uno de haber participado del crimen que tuvo lugar en Las Heras, Mendoza. Horas antes, su pareja había sido arrestada.

La investigación por el asesinato de la chica que recibió un tiro mortal en la cabeza, tuvo un gran avance y este martes detuvieron a una persona, mientras que siguen buscando pruebas para vincular y detener a un segundo implicado.

El trágico hecho ocurrió cerca de las 23 horas cuando Flores se encontraba con su pareja, identificada como Jesús Zamora, de 27 años en el patio de su casa, ubicada sobre la calle Aristóbulo del Valle, a unos siete kilómetros de la capital provincial. De repente, fueron sorprendidos por una moto en la que se trasladaban dos hombres que abrieron fuego contra ellos. Uno de esos disparos impactó en la cabeza de la mujer. Herida, cayó inconsciente al piso, mientras que los asesinos escaparon.

La mujer fue trasladada de urgencia en una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado hasta la guardia del hospital Elías Gailhac, de esa localidad, donde fue asistida por los médicos que intentaron mantener con vida al bebé. Flores ya había perdido masa encefálica a causa del disparo. En consecuencia, decidieron derivar a la mujer al hospital Luis Lagomaggiore, donde le realizaron una cesárea de urgencia, pero a pesar del esfuerzo de los médicos, el bebé murió durante la intervención y más tarde también falleció Flores, como consecuencia de la gravísima lesión que le provocó el disparo.

La zona en la que se registró el brutal ataque
La zona en la que se registró el brutal ataque

De esta manera, se inició una investigación para esclarecer las circunstancias en las que se dio el ataque, que quedó a cargo de la Oficina Fiscal 14 de Las Heras, Mendoza. En este marco, fueron los vecinos y demás testigos, quienes mencionaron a un joven de 21 de años, cuya identidad no trascendió. Ante tantas declaraciones que apuntaban contra él en la escena del crimen, la fiscal Claudia Ríos pidió su captura.

Así, las autoridades realizaron un allanamiento en la casa del sospechoso, situada en calle Lugones, y procedieron a su arresto. Se cree que este miércoles podría ser imputado por el caso, según pudo conocer el medio local MDZ.

Tras el crimen, el primer detenido fue la pareja de la víctima, quien cuenta con antecedentes penales por robo agravado, por uso de arma blanca y por resistencia a la autoridad del 2017. De hecho, al testificar, Zamora aseguró que tenía problemas de vieja data con los dos hombres que atacaron su domicilio.

Una de las hipótesis que se barajan, según comunicó el medio local Diario Mendoza, es que el verdadero objetivo de la brutal agresión eran él y un cómplice de apellido Gil. Sin embargo, no es algo que esté confirmado.

Jesús Zamora, pareja de la víctima
Jesús Zamora, pareja de la víctima

De acuerdo con la Base de Análisis Criminal, la víctima no presentaba prontuario, ni antecedentes judiciales. En cambio, su pareja de 27 años, estuvo preso en penales como el San Felipe y el Almafuerte. Los investigadores anotaron, además, que tiene una ocupación registrada. Además, tiene una causa por resistencia a la autoridad del 2017. Por esto mismo, profundizarán ahora sobre sus vínculos existentes con Zamora para dar con los asesinos de Flores y su bebé.

En tanto, peritos de la Policía Científica trabajaron toda esa noche y durante el día de de ayer en la escena del crimen, con el objetivo de reunir elementos para la causa y determinar la mecánica del ataque. Asimismo, buscan cámaras de seguridad que hayan registrado a los atacantes y faciliten conocer hacia dónde huyeron.