Asfixia mecánica y golpes en todo el cuerpo: qué reveló la autopsia de Carolina Ledesma, la joven que murió ahorcada con una sábana

La hermana de la víctima asegura que el ex, Matías Loto, fue quien la mató. Ya la había atacado anteriormente

Compartir
Compartir articulo
Muerte de Carolina Ledesma: Matías Loto, su ex novio, sigue prófugo
Muerte de Carolina Ledesma: Matías Loto, su ex novio, sigue prófugo

Muerte por “asfixia mecánica”, golpes y patadas en todo el cuerpo: eso revelan los resultados de la autopsia sobre el trágico final de Carolina Ledesma. La joven tenía 22 años y fue ahorcada con una sábana en su casa de la localidad de Fernández, en Santiago del Estero.

Su ex, quien continúa prófugo y está siendo intensamente buscado por la policía, la habría atacado brutalmente hasta matarla. El cuerpo de la víctima presentaba patadas en el estómago, las piernas y entrepiernas; y golpes de puño en uno de sus ojos y en la nariz. Además, tenía signos de defensa y material genético debajo de sus uñas, por lo que se deduce que Carolina intentó resistir al ataque luchando contra su agresor. La autopsia también arrojó que el desencadenante de su muerte fue la opresión en el cuello con una sábana.

Franklin Moyano, el abogado de la familia, contó a Infobae que el resultado indica que la joven había fallecido 30 horas antes a que se realizara la autopsia. Además, apuntó muy convencido contra Matías Loto como el autor del hecho. Su hipótesis se basa en el tipo de vínculo que tenían desde hacía cuatro años cuando iniciaron su relación. De acuerdo a su relato, Carolina Ledesma vivía un calvario. “La violentaba constantemente física y emocionalmente”, dijo y enumeró distintas ocasiones en las que el sospechoso la había amenazado y hostigado.

“Este hecho venía desde al año pasado. La había secuestrado durante 24 horas porque comenzaba a escuchar que ella estaba en otra relación y no lo había soportado. Carolina se contactó con la mamá quien fue y la auxilió. Era una relación de idas y venidas, con cortes, pero ya hacía seis meses que no estaban juntos y todo se había puesto más violento. La amenazaba con filtrar fotos que tendría de ella, lo que hacía que tuviera miedo y no quisiera denunciarlo”, relató sosteniendo que todo había empeorado después del 14 de febrero, cuando Loto habría confirmado que su ex tenía una nueva pareja.

Los ataques eran reiterados. Y esta no habría sido la única vez que la joven había sufrido violencia de género. El testimonio de la mejor amiga de Ledesma también fue clave, según señaló Moyano. “La vigilaba en todos los ambientes. Por ejemplo, ella iba a hacer deporte y se paraba en la esquina para causar temor”, contó y volvió a hacer hincapié en que a Loto “no se lo encuentra en ningún lugar”.

Sobre la escena del crimen, el abogado de la querella sostuvo que el sospechoso “ha intentado mostrar un contexto como si ella se hubiera asesinado”. Sin embargo, confirmó: “No hay duda de que fue asesinada por los nudos y los cortes que tiene en la cara y la nariz, los moretones y golpes”.

Asimismo, dedujo que se trató de “un ataque desprevenido”. Para el abogado, Loto no organizó el crimen sino que esa noche “pasó algo”, aunque no saben exactamente qué. La investigación del celular de la joven ayudará a terminar de comprender si el acusado “vio algo en el teléfono” o si su enojo se desencadenó después de encontrar la moto que la nueva pareja de Carolina le había prestado y que estaba esa noche en la casa.

Carolina Ledesma tenía 22 años y murió ahorcada con una sábana
Carolina Ledesma tenía 22 años y murió ahorcada con una sábana

“Algo sucedió esa madrugada, quizás al ver la moto, haya querido pedir explicaciones, pero el crimen no estaba preparado. No hay ningún instrumento ajeno en la casa como un cuchillo o un arma. Es algo que se ha enterado”, repitió Moyano.

Melina, la hermana de la joven asesinada, también aseguró a este medio que fue su ex pareja de 22 años quien la mató. Hasta el momento, la policía logró encontrar la moto del principal sospechoso en la localidad santiagueña El Quemado, a casi 250 kilómetros de Férnandez, donde ocurrió el hecho. Sin embargo, todavía no pudo dar con su paradero y continúan los rastrillajes.

Para la familia y el abogado no quedan dudas de que fue Matías Loto quien la asesinó. Según narró Moyano, la mamá de Carolina, Sonia Cruz, pedía que lo denuncie de una vez por todas o que, en su defecto, cambie el número de teléfono ya que Loto no se daba por vencido: a pesar de que estaba bloqueado de todas partes, usaba otros números para continuar con sus amenazas. “Decía que por su culpa, estaba mal y que se iba a matar”, añadió.

El caso de Carolina Ledesma conmocionó a toda la provincia. Familiares, amigos y vecinos exigen justicia para que el presunto femicida cumpla una condena ejemplar. Por eso, este miércoles a las 19 habrá una movilización hacia la Comisaría 35 de Fernández.