El contradictorio relato de la madre de la bebé hallada muerta en Rosario y el misterio del babysitter

La joven de 18 años está detenida junto a su novio mientras avanza la investigación del fiscal Luis Schiappa Pietra, que permanece bajo la carátula de muerte dudosa. Aseguró haber dejado a su hija al cuidado de una tercera persona en su departamento

Compartir
Compartir articulo
El contenedor donde fue hallado el cuerpo de la bebé en el barrio Martín
El contenedor donde fue hallado el cuerpo de la bebé en el barrio Martín

Tras recibir el preinforme de autopsia al cuerpo de la bebé de cuatro meses que fue encontrado en un contenedor de basura en la zona del Monumento Nacional a la Bandera el domingo pasado, la Justicia de Rosario busca avanzar sobre el contradictorio relato de la madre de la víctima, una joven de 18 años que se encuentra detenida desde ayer lunes junto a su pareja, un varón trans de 23.

Tras el hallazgo del cuerpo, la madre de la bebé se presentó este lunes junto a su abuela en la Comisaría 1ª de Rosario. Horas después, se confirmó de forma fehaciente que era la madre de la bebé muerta, por lo que quedó bajo arresto. Luego, aprehendieron a su pareja.

Ante la Policía de Santa Fe, en un testimonio que podrá o no ratificar ante la Justicia, la joven aseguró haber dejado a su hija en la noche del sábado al cuidado de un hombre, tras decir inicialmente denunciar que su bebé había sido robada. Cambió su relato, literalmente, mientras lo decía, aseguraron fuentes del caso.

Así, tras descubrir que estaba muerta, admitió haber arrojado ella misma el cuerpo al contenedor, ubicado en San Juan al 400, a una cuadra y media de su domicilio. Sin embargo, todavía no se conocen las filmaciones de cámaras de seguridad que Schiappa Pietra ordenó relevar, lo que afirmaría o descartaría estos dichos.

Los teléfonos de ambos detenidos también fueron secuestrados y serán enviados a peritar. Lo que encuentren estos análisis puede ser sumamente valioso para el fiscal.

Luis Schiappa Pietra, fiscal del caso (Quique Galleto)
Luis Schiappa Pietra, fiscal del caso (Quique Galleto)

La madre afirmó este lunes en la Comisaría 1°, tras inicialmente afirmar que habían robado a su hija, que un conocido había ido a su domicilio a cuidar a su bebé para que ella pudiera salir con su pareja. En su relato, añadió que al regresar al departamento, esa persona le comentó que su hija “estaba dormida” y se fue del lugar. Más tarde, notó a la bebé sin vida.

Hoy, en la investigación se busca establecer si efectivamente esa tercera persona existió. Luego, si tuvo relación con el hecho y, en ese eventual caso, si tuvo incidencia en el fallecimiento. Según los datos dados a conocer por el Ministerio Público de la Acusación, la menor llevaba muerta entre seis y ocho horas antes de ser encontrada en el container por un hombre de 39 años que juntaba cartón para vender. El fiscal pidió exámenes complementarios, de sangre, anatomopatológicos y bioquímicos para tener más precisión sobre la causa del deceso.

El expediente, por lo pronto, tiene la calificación de muerte dudosa: el fallecimiento de la bebé todavía no es considerado un homicidio. El preinforme de autopsia descartó golpes o lesiones externas que hayan causado el fallecimiento. Sin embargo, no se descarta un posible acto de criminal, como un abandono de persona.