Horror en Rosario: un cartonero encontró el cadáver de una bebé en un contenedor de basura

El cuerpo fue descubierto ayer domingo en un barrio cercano al Monumento a la Bandera

Compartir
Compartir articulo
El contenedor donde fue hallado el cuerpo de la bebé en el barrio Martín
El contenedor donde fue hallado el cuerpo de la bebé en el barrio Martín

Un hombre de 39 años que juntaba cartón en el barrio Martin, en la zona del Monumento Nacional a la Bandera de Rosario, encontró este domingo por la mañana el cuerpo de una bebé en un contenedor de residuos. De acuerdo a la tarea que llevó adelante personal de la Brigada Motorizada de la Unidad Regional II y la Policía de Investigaciones, la menor tendría entre cuatro y seis meses de vida y su cuerpo no tenía signos de violencia visibles.

La causa, hasta que finalice la autopsia en el Instituto Médico Legal de Rosario, se mantiene con la calificación de muerte dudosa y es llevada adelante por la Unidad Fiscal de Homicidios Culposos del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó la toma de testimonios a la persona que halló el cuerpo y el relevamiento de cámaras públicas y privadas de la zona,

El cartonero declaró que, una vez que encontró el cadáver, le pidió a una mujer que atendía un quiosco en la zona que llame al 911, ya que él no tenía celular.

“Entró una llamada al 911 de una mujer que da cuenta que una persona que revisaba los contenedores había constatado la presencia de una bebé. Nos comisionaron y fuimos los primeros en llegar al lugar. Congelamos la escena. Allí, se corrobora la presencia del cuerpo y se da cuenta a la fiscalía”, explicó a Canal 3 el suboficial Josué Toullier de la Brigada Motorizada, que participó del operativo tras la alerta.

El agente agregó que el contenedor “fue peritado por personal de la PDI”. “No sé si me corresponde dar la información, pero se encontraron elementos para investigar”, concluyó.

Rosario pasó los últimos tres días sin crímenes violentos, si es que la muerte de la bebé es finalmente considerada un asesinato. El último homicidio detectado fue el de Juan Manuel Britos, el taxista asesinado de 29 tiros el jueves pasado por la noche en el barrio Banana, a metros del Centro Municipal de Distrito Oeste de Rosario. La víctima, había sido noticia el año pasado porque le habían baleado dos veces su casa y había denunciado que era de parte de delincuentes que, en nombre de “La mafia” le exigían su propiedad para ocuparla.

El hecho era investigado por el fiscal Matías Edery, hoy imputado por supuestamente proteger a Mariana Ortigala, su informante y presunta testaferro de “Guille” Cantero, capo de Los Monos. Tras la imputación, le quitaron esta y otras causas.

Los familiares de Britos realizarán mañana martes una manifestación para exigir justicia y el esclarecimiento del crimen, ya que no hay detenidos ni sospechosos por el hecho.