Padre e hijo policías frustraron el robo a una pareja en San Justo: dos detenidos

Se trata de un comisario mayor y un oficial ayudante que pasaban por el lugar cuando los asaltantes atacaban a sus víctimas. Los acusados tienen 18 y 21 años

Compartir
Compartir articulo
Padre e hijo policías frustraron un robo en San Justo (@domenech_news)

Había pasado un poco más de media hora de las 21 de este domingo y una pareja de vecinos de la localidad de San Justo fue sorprendida por delincuentes que se bajaron de la parte trasera de Fiat Punto gris y los interceptaron en la vereda para robarles. Mientras una de las víctimas fue tirada al piso para ser asaltada, dos hombres que pasaban por el lugar frustraron a los tiros el ataque. Ambos son padre e hijo, miembros de la Policía Bonaerense y estaban de civil.

Se trata de un comisario mayor de la Policía de la provincia de Buenos Aires de 51 años y su hijo, un oficial ayudante de 21 que reviste en la comisaría de Lomas del Millón. Ambos lograron detener a los dos sospechosos que atacaron a la pareja.

Fuentes del caso informaron que los detenidos, acusados del delito de robo agravado en poblado y en banda, tienen 21 y 18 años. El menor alcanzó la mayoría de edad el 1° de diciembre pasado.

Todo sucedió en el cruce de Entre Ríos y Yerua, en el partido de La Matanza, donde una mujer de 52 años y un hombre de 50 fueron sorprendidos por dos delincuentes armados, aunque el auto en el que llegaron se sospecha que iba, al menos, un tercer cómplice. Una cámara de seguridad registró lo sucedido.

En ese momento, el comisario mayor de la Policía Bonaerense y su hijo, que se encontraban de franco de servicio y vestidos de civil, observaron el ataque a los vecinos y decidieron actuar: por lo que extrajeron sus armas reglamentarias y fueron hacia los delincuentes.

Uno de los asaltantes les apuntó, pero el oficial le disparó y lo hirió en una pierna y en la espalda, por lo que el sospechoso quedó tendido, herido sobre una de las veredas, según las fuentes del caso y el video que encabeza esta nota, que publicó en su cuenta de X el periodista Sebastián Domenech.

En tanto, el otro delincuente intentó fugarse, pero fue reducido por el comisario mayor, que luego contó con la ayuda de su hijo. En tanto, un tercer cómplice se fugó en el Fiat con el que interceptaron a los vecinos. El auto recibió disparos en su huida.

Toda la secuencia quedó registrada en una cámara de seguridad privada de la zona, que captó el momento cuando arribaron los sospechosos y el accionar del padre e hijo policía.

En el lugar se incautó un revólver calibre .22 con municiones, que estaba en manos de los asaltantes.

La fiscal Mariana Soggio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de La Matanza, estaba de turno al momento del robo.

En Merlo

Así dejaba a su cómplice malherido en un hospital tras un robo en Merlo (TN)

Un oficial de la Policía de la provincia de Buenos Aires mató a balazos a uno de los dos presuntos “motochorros” que le robaron a él y a un amigo suyo, en el partido bonaerense de Merlo.

Todo sucedió este sábado por la noche en la calle Güemes al 3000. El policía, de 21 años, estaba de franco de servicio y vestido de civil en la vereda y acompañado de dos amigos.

En esas circunstancias arribaron al lugar dos jóvenes en una moto y el que iba como acompañante le robó el celular al policía, aunque se le cayó el aparato al intentar escapar. Ante esta situación, uno de los amigos huyó, mientras que el otro arrojó su teléfono al interior de la casa frente a la que se encontraban.

Al advertir esta situación, el delincuente armado le apuntó con su arma al pecho del amigo del policía que se acababa de descartar de su celular. El ladrón ingresó a la vivienda, se apoderó del teléfono móvil y cuando se disponía a subir a la moto de su cómplice, el oficial impartió la voz de alto. El “motochorro” le apuntó.

El integrante de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) de San Martín efectuó varios disparos, uno de los cuales impactó en el delincuente armado que no alcanzó a tirar y fue retirado del lugar por el conductor del rodado. Poco después, un sospechoso de 18 años fue abandonado por un motociclista en el hospital Eva Perón de Merlo, donde murió.