Se registró el primer femicidio del año en el país: una joven fue asesinada a golpes en Lomas de Zamora

El atacante quedó detenido luego de que su relato alertara a los efectivos policiales que indagaron en la escena del crimen

Compartir
Compartir articulo
Lugar donde ocurrió el crimen (Foto: Google maps)
Lugar donde ocurrió el crimen (Foto: Google maps)

Este lunes el partido bonaerense de Lomas de Zamora registró el primer femicidio del año en el que una joven de 20 años fue asesinada a golpes por su pareja, quien quedó detenido tras evidenciar contradicciones en su relato.

La víctima identificada como Rosa Vanesa Mamani Vargas (20) perdió la vida en el interior de su vivienda ubicada en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, donde fue atacada a golpes por Rogelio García (26).

El crimen ocurrió en la las primeras horas del 1 de enero en la casa que se encuentra sobre la calle Belgrano, en la manzana 10 del lote 13, en el barrio Nueva Esperanza, en la mencionada localidad, al sur del conurbano bonaerense.

Según pudo saber Télam a través de las fuentes policiales, fueron alertados luego de que una mujer llamara al 911 con el fin de denunciar la presencia de una mujer tirada en el suelo, sin conocimiento, con su rostro ensangrentado.

De esta forma se acercó hacia la escena personal medico y de la comisaría 10ma, quienes procedieron a entrevistar a la hermana de la víctima, que detalló que Mamani Vargas se encontraba desvanecida en el primer piso de la casa, que compartía con su pareja y sus dos hijos.

Al subir, los agentes encontraron a la joven de nacionalidad boliviana, boca arriba, con su rostro ensangrentado y visiblemente golpeada en distintas partes de su cuerpo.

Allí también estaban la tía y la pareja de la víctima, también boliviano, que intentó explicar lo sucedido y detalló que él había sido quien la encontró desvanecida.

Sin embargo su relato se tornó confuso cuando comenzó a hablar sobre las lesiones de su pareja, lo que alertó a los comisarios que posteriormente decidieron aprenderlo.

García quedó detenido por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, por orden de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 17, especializada en temática de Violencia de Género y Familiar del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

En lo que respecta a los dos hijos de la pareja, ambos menores de edad, fueron dados en guarda a la tía de la joven, luego de la intervención del área de Servicio de la Niñez de la municipalidad de Lomas de Zamora.

Rosa Vanesa Mamani Vargas quedó registrada como la primera mujer asesinada del año 2024, mientras que el último registro publicado por la organización Casa del Encuentro, hasta el 1° de diciembre de 2023 detalló que en Argentina hubo un total de 302 femicidios, de los cuales el 54% de las mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas.

Dijo que a su pareja la mataron en un robo pero luego confesó el crimen: “Le pegué un tiro”

La esquina de Villa Diamante donde el femicida dijo que había sido asaltado junto a su pareja
La esquina de Villa Diamante donde el femicida dijo que había sido asaltado junto a su pareja

Uno de los femicidios más recientes en zona sur fue el de Carina Roxana Ferreyra, una mujer de 63 años asesinada el pasado 3 de diciembre de un tiro en la cabeza por su marido, Ismael Antonio Rodríguez, quien en principio había dicho que los asaltaron hasta que no pudo sostener el relato, se quebró y confesó que fue él el autor del asesinato.

“Quiero contarles la verdad. Estábamos discutiendo con Roxana y le pegué un tiro en la cabeza y tiré el arma”. Esa fue la frase que Rodríguez pronunció en una comisaría de Lanús ante testigos y personal policial cuando se autoincriminó y quedó detenido por el femicidio de su mujer, que había sido llevada por él mismo un hospital de Lomas de Zamora.

En principio el femicida dejó el cuerpo y se presentó en la Comisaría 5° de Lanús para denunciar que había sido víctima de un asalto cuando circulaba con su camioneta Ford F-100 color celeste por la intersección de las calles Pasaje Gaita y Pellegrini, de la localidad de Villa Diamante, en el sur del conurbano.

Rodríguez hizo un relato creíble e inclusive detalló que iba con su pareja cuando dos delincuentes lo obligaron a detener su marcha, y cuando uno de ellos ingresó medio cuerpo por la ventanilla comenzó a forcejear con la mujer y le disparó.

Sin embargo no pudo sostener la mentira y se quebró ante los uniformados confesando que había mentido sobre el asalto y que él había matado a Carina en medio de una discusión. Inmediatamente, fue esposado como autor de un “homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género” (femicidio), que prevé prisión perpetua.