Detuvieron a un nuevo sospechoso por el crimen en Santa Teresita

Hasta el momento, 10 personas fueron arrestadas. Se trata de 8 adultos y 2 menores de edad. No descartan que se realicen nuevas detenciones

Guardar

Nuevo

Tomás Valentín Tello Ferreyra fue atacado en patota el 1 de enero
Tomás Valentín Tello Ferreyra fue atacado en patota el 1 de enero

Mientras avanza la investigación por el crimen en Santa Teresita, detuvieron a un nuevo sospechoso por el homicidio de Tomás Valentín Tello Ferreyra, de 18 años. De esta manera, son 10 los aprehendidos hasta el momento.

La noticia fue confirmada por el abogado de la familia, Miguel Ángel Pierri, quien no pudo precisar el nombre del nuevo detenido. Sin embargo, se sabe que sería mayor de edad.

En un diálogo con TN, el letrado explicó que “habiendo relevado nuevas imágenes, nuevos elementos fílmicos, se procedió a la aprehensión de una nueva persona”, y agregó: “No voy a decir el color de la remera, pero es una distinta a todas las que vemos y que tiene que ver con la persona detenida”, tras ser cuestionado sobre el individuo que vestía una remera color amarillo.

Sobre el estado en el que se encuentra la investigación, Pierri adelantó que “por la mañana pueden haber nuevas detenciones y entre las personas detenidas podría llegar a estar el autor”. Además, remarcó que “el autor de la puñalada es uno, pero falta determinar la autoría de los detenidos, los grados de responsabilidad y participación”, para poder dar inicio a la segunda etapa de instrucción.

De acuerdo a las fuentes judiciales consultadas por Infobae, el sospechoso habría sido captado en las grabaciones del ataque que se convirtieron en material de análisis. Aparentemente, el aprehendido habría sido identificado como el masculino que le habría propinado un golpe a la víctima después de que fuera apuñalada.

En este sentido, las autoridades precisaron que el último detenido se trataría del hombre que vestía una remera amarilla, una gorra blanca, un riñonera negra y un pantalón corto estilo deportivo. En las imágenes registradas, el presunto agresor le habría dado un puñetazo antes de retirarse de la escena del crimen.

El crimen de Tomás Tello en Santa Teresita: las imágenes del ataque

Hasta el momento, el fiscal a cargo de la investigación, Pablo Gamaleri, perteneciente a la Unidad Funcional de Instrucción N°11 del Departamento Judicial de Dolores, informó que entre los diez detenidos por el hecho se encontraría el supuesto autor del homicidio, quien fue identificado como Damián Kopelian, de 21 años.

El funcionario público determinó que Kopelian le provocó “una herida fatal cortopunzante a la altura del esternón con un arma blanca”, luego de que los resultados de la autopsia confirmaran que el joven de 18 años murió producto de una puñalada en el corazón. Asimismo, indicó que el resto de la patota continuó con la golpiza durante el instante en el que fue herido de muerte.

Entre los detenidos también fueron involucrados el padre y el primo de Damián Kopelian, Avedis Aram Kopelian (57) y Aram Kopelian, quienes fueron señalados por el fiscal como partícipes necesarios para consumar el ataque. Bajo la misma acusación se sumó otro de los detenidos llamado Darío Javier Espinosa (33).

El resto de los acusados mayores de edad fueron reconocidos como Federico Gonzalo Brandon (22), Roberto Nicolás de Jesús Ochoa (27), Carlos Omar Damestroy (29), luego de que establecieran que los sospechosos habrían formado parte de la patota que increpó a la víctima.

Por el momento, los tres Kopelian fueron citados a declarar durante la jornada del martes, pero todos se negaron a declarar en la indagatoria. Sin embargo, su abogado defensor, Carlos Dieguez, aseguró que “la realidad es que a las personas que yo representó nada tienen que ver con el homicidio”, y en un diálogo con C5N acusó que “la persona de blusa amarilla, que sería definitivamente el atacante”.

El fiscal aseguró que el crimen habría sido producto de una venganza en contra de la víctima por haberlos echado de una fiesta
El fiscal aseguró que el crimen habría sido producto de una venganza en contra de la víctima por haberlos echado de una fiesta

Mientras que los dos adolescentes de 17 y 16 años que fueron aprehendidos por el hecho declararon a la mañana en el Juzgado de Garantías del Joven N°1 de Dolores, el resto de los señalados quedarán pendientes de ser indagados en los próximos días.

En paralelo, Gamaleri solicitó al Juzgado de Garantías que los detenidos que fueran mayor de edad permanezcan presos bajo la imputación por el delito de “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas”. En caso de que la acusación fuera comprobada por los jueces, se esperaría que los acusados afrontaran una condena a cumplir con una prisión perpetua.

Acerca de la caratula del caso, el fiscal dictaminó que el asesinato fue el resultado de un plan que habrían trazado los involucrados, debido a que estos también se habrían dividido los roles. De esta forma, planteó que el motivo detrás del crimen fue una venganza contra Tello, debido a que los detenidos habían sido echados de una fiesta que la víctima organizó en su casa el pasado 23 de diciembre.

Damián Kopelian, el principal sospechoso por el crimen de Tello
Damián Kopelian, el principal sospechoso por el crimen de Tello

La secuencia de los hechos comenzó en la playa, a la altura de la calle 38, cerca del muelle de Santa Teresita, en donde la patota había comenzado una pelea con la víctima a orillas del mar. En la resolución judicial a la que accedió este medio, se revelan detalles de los últimos minutos de la víctima en base al relato de los testigos.

“Che, párense de mano, vamos a pelear, hijos de puta. Los vamos a cagar a trompadas, párate de mano”, le habrían gritado los agresores a Tomás antes de empezar a pegarle y luego correrlo. Además, los declarantes indicaron que Tello intentó escapar, pero que comenzó a ser perseguido por Damián Kopelian, Brandon, Ochoa y Damestroy. Asimismo, remarcaron que no estaban solos y que habría otras personas que no habrían sido identificadas hasta la fecha.

De esta manera, los individuos llegaron hasta un domicilio ubicado sobre 44 y Costanera, en cuyo frente se habrían turnado para atacarlo a golpes de puntapié, puños, piedras, botellazos y asestarle la puñalada mortal. Incluso, remarcaron que algunos de ellos se encargaron de evitar que los amigos de la víctima pudieran socorrerlo.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias