Su hija se disparó con su pistola de aire comprimido y denunció que le robaron: lo detuvieron por mentir

Ocurrió el pasado viernes en un domicilio de la localidad bonaerense de Lisandro Olmos. El hombre reportó que su bebé de 2 años recibió un disparo en medio de un supuesto asalto. Al final, confesó la verdad a la Policía Bonaerense

Compartir
Compartir articulo
El hombre de 39 años quedó detenido por agentes de la Comisaría 15ª de Lisandro Olmos, La Plata.
El hombre de 39 años quedó detenido por agentes de la Comisaría 15ª de Lisandro Olmos, La Plata.

El pasado viernes, un peculiar hecho ocurrió en la localidad de Lisandro Olmos, perteneciente al partido de La Plata. En el lugar, R.F., de 39 años y de nacionalidad boliviana, denunció un intento de robo en su quinta, donde su hija de dos años resultó herida por un disparo.

Sin embargo, tras una exhaustiva investigación, agentes de la Policía Bonaerense descubrieron que la historia era falsa y que se trataba de una denuncia inventada.

De acuerdo con la versión inicial presentada por el denunciante, mientras él y su esposa trabajaban en su propiedad, dos hombres armados ingresaron para robarles. En un acto de valentía, y según su propio relato, el hombre se abalanzó hacia los delincuentes, pero uno de ellos efectuó un disparo que alcanzó a su en el tórax.

La menor fue trasladada de urgencia al hospital de Romero y luego al Hospital de Niños de La Plata, donde recibió atención médica por una herida superficial causada por un balín de aire comprimido. Finalmente, fue dada de alta.

El arma, réplica de aire comprimido marca Bersa modelo Thunder, con la que la niña efectuó el disparo.
El arma, réplica de aire comprimido marca Bersa modelo Thunder, con la que la niña efectuó el disparo.

Sin embargo, la investigación posterior generó sospechas entre los agentes de la Comisaría 15ª de Lisandro Olmos, quienes determinaron que la denuncia carecía de veracidad, según informaron fuentes policiales a Infobae.

Tras analizar las grabaciones de cámaras de seguridad y recoger testimonios de vecinos, los efectivos policiales se entrevistaron con el denunciante, quien terminó por confesar la verdad.

Entre lágrimas, admitió que el relato inicial era completamente falso y aseguró que su hija de dos años había manipulado una réplica de arma de fuego de nueve milímetros, de aire comprimido, causándose a sí misma la herida en el pecho.

Como consecuencia de su confesión, el acusado fue trasladado a la dependencia policial por el delito de “falsa denuncia”. La causa para esclarecer el hecho quedó a cargo de la UFI N°2, de la fiscal Betina Lacki, con la intervención de la UFI N° 9, a cargo de Mariana Ruffino.

En el lugar, los agentes incautaron el arma, identificada como una réplica de aire comprimido marca Bersa modelo Thunder, de color negro, con cargador y 15 balines colocados.

<br/>