Quién es “El Tuerto”, el insólito preso jubilado que se fugó por tercera vez del penal de Batán

Se trata de Luciano Adolfo Dabos, condenado por asesinar a dos custodios durante un asalto a un camión blindado ocurrido en el año 2000

Compartir
Compartir articulo
Luciano Dabos, "El Tuerto"
Luciano Dabos, "El Tuerto"

Luciano Adolfo Dabos, alias “El Tuerto”, condenado por haber asesinado a dos custodios en el año 2000 durante un asalto a un blindado de la empresa Juncadella que transportaba dinero para recargar un cajero automático en Tandil, se fugó por tercera vez de la cárcel de Batán. Pese a haberse evadido en 2016 y 2017 del mismo penal, gozaba de un régimen de detención abierto. Dabos, de 74 años, cobra una jubilación según registros oficiales consultados por este medio y tiene un domicilio constituido en Mar del Plata.

El ataque por el que fue condenado ocurrió 20 de julio de 2000 en la estación de servicio Don Rodolfo, situada en la avenida Monseñor de Andrea y Perón, de Tandil, a pocos metros del Monte Calvario. Los custodios fueron asesinados a quemarropa. Dabos, apodado “El Tuerto” por tener un ojo completamente blanco, fue condenado a fines de 2003 en esa ciudad por doble homicidio, robo y resistencia a la autoridad.

Su primera fuga ocurrió en 2016. En ese entonces, Dabos ya gozaba de un programa de salidas transitorias laborales de la prisión. En esa ocasión, debía regresar al penal de Batán el 29 de enero, pero evadió a la Justicia y no lo hizo. Al año siguiente fue recapturado luego de un segundo escape. La DDI de Mar del Plata lo encontró en la ciudad costera con un DNI trucho.

En esta última fuga, según revelaron fuentes oficiales, el criminal de 74 años huyó directamente del penal de Batán mientras realizaba su tarea como jardinero en el marco del régimen de reinserción social.

El fiscal Leandro Arévalo de la Unidad Funcional de Instrucción N° 7 del Departamento Judicial de Mar del Plata, inició una causa penal y ordenó la realización de distintas medidas para recapturar al convicto, quien estaba a disposición de la Justicia de Ejecución Penal de Azul.

El asesino que escapó de Olmos disfrazado de docente

Por otra parte, en las últimas horas personal de la Policía Bonaerense recapturó en la localidad de Merlo a un preso que se había fugado del penal de Olmos en julio de 2022, confirmaron fuentes del caso a Infobae.

Víctor Torres Barrera fue recapturado tras estar más de un año prófugo
Víctor Torres Barrera fue recapturado tras estar más de un año prófugo

Se trata de Víctor Torres Barrera, un asesino de 46 años condenado por homicidio. Estuvo un año, cuatro meses y 28 días prófugo. Procesado en una causa por homicidio agravado, pasó un tiempo preso en la cárcel de máxima seguridad Lisandro Olmos, en La Plata, pero a principios de julio del año pasado logró fugarse de una manera que llamó la atención mediática: se camufló entre un grupo de docentes que habían ido a esa unidad penitenciaria a dar clases. Desde entonces, permaneció escondido. Hasta que este jueves finalmente lo atraparon en un domicilio del partido bonaerense de Merlo.

Fuentes policiales comunicaron a Infobae que agentes de la Comisaría 1ª de La Plata recapturaron a Torres Barrera en una vivienda cercana a la esquina de las calles Clemente Cimorra y Francisco Viedma. Los investigadores del caso habían obtenido el dato de que podría estar allí. En consecuencia, montaron una vigilancia en el lugar y llevaron a cabo tareas de encubierto hasta que corroboraron la información.

El detenido había alterado su apariencia física. Se rapó la cabeza y ahora luce barba, a diferencia del aspecto que tenía en imágenes tomadas durante su estadía en Olmos. Sin embargo, las fuentes señalaron que, para corroborar su identidad, fue clave una característica en su rostro que no podía disimular: dos marcas a la altura de la nariz, en la zona derecha, las cuales se reflejan en la foto del legajo.

Así, una vez que tuvieron la certeza de que era a quien buscaban, los oficiales allanaron el domicilio con la orden judicial en mano. Torres Barrera no opuso resistencia. En la vivienda se secuestraron una escopeta calibre .16 por la cual se le inició otra causa por el delito tenencia ilegal de arma de guerra. En el procedimiento, además, incautaron 11 cartuchos calibre .16, ocho celulares, dos cuchillos, tres pinzas, tres pares de guantes y documentación personal.

Con información de agencia Télam.