Macabro hallazgo en Rosario: un hombre se habría suicidado dentro de una camioneta en llamas

La fiscal María Granato investiga el caso. La víctima fue identificada y sería el de una persona con problemas psiquiátricos

Compartir
Compartir articulo
El hallazgo ocurrió antes de las 16 horas
El hallazgo ocurrió antes de las 16 horas

Este martes por la tarde, un hombre encontró una camioneta Volkswagen Suran en llamas en la barranca del Arroyo Ludueña, a la vera de la autopista Rosario-Córdoba, ubicado entre las zonas de Rosario y Funes. Allí, descubrió que el cadáver de un hombre se quemaba dentro.

El hombre dio aviso inmediato a las autoridades, por lo que acudió al lugar personal del Comando Radioeléctrico de Funes. Además, se hizo presente un equipo de la Agencia de Investigación Criminal. La causa para esclarecer el caso quedó en manos de la fiscal de turno de la Unidad de Homicidios, María de los Ángeles Granato. Se descartó de inmediato un accidente. La hipótesis, entonces, se volvió doble: suicidio u homicidio.

Menos de 24 horas después, el caso comienza a esclarecerse. La balanza se inclina a lo segundo: la Justicia sospecha que el hombre se quitó la vida.

La víctima fue identificada y sería un hombre con un historial de problemas psiquiátricos. A simple vista, el cadáver no presentaba lesiones que indicaran un asesinato, más allá del daño por el fuego. Se cree que el hombre estacionó allí y que con algún tipo de combustible, se roció a sí mismo y al vehículo para encenderse y luego arder hasta la muerte, según confirmaron fuentes de la investigación a Infobae. La autopsia será practicada hoy miércoles en una morgue rosarina.

La fiscal Granato precisó a la prensa cómo fueron los trabajos realizados en el lugar. “Trabajaron los bomberos y hasta que no fue controlado el fuego, no se podía constatar que hubiera una persona. Luego, se encontró a esta persona ya fallecida y el fuego había consumido totalmente el vehículo”, contó. Queda, también, resolver cómo llegó ahí con la Volkswagen Suran. La zona de la barranca es de difícil acceso.

El cuerpo fue retirado cerca de las 20 horas (Fotos: Captura de pantalla Telenoche Rosario)
El cuerpo fue retirado cerca de las 20 horas (Fotos: Captura de pantalla Telenoche Rosario)

Hace tan solo una semana, se registró un incendio en Rosario a una casa que había sido atacada durante una noche de balaceras. El pasado 21 de noviembre las autoridades escucharon varias detonaciones mientras trabajaban en la escena de un crimen luego de que una pareja haya sido atacada a tiros. Al hacerse presente en el lugar de donde provenían los ruidos, se encontraron con una casilla de nylon y madera que había sido incendiada.

Después de que una dotación de bomberos zapadores sofocaran las llamas, la Policía santafesina constató la marca de un tiro en la precaria construcción. Minutos después, Pablo V. (23 años) fue hallado en Biguá al 9100, con un tiro en su pierna izquierda. Al entrevistarlo, el joven dijo que estaba en la propiedad de Benteveo al 700 que había sido atacada. La víctima fue llevada al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde quedó internada fuera de peligro.

Vecinos sugirieron ante los agentes que el incendio y balacera habrían sido realizados en venganza por un doble crimen que se había registrado horas antes, por lo que el fiscal Alejandro Ferlazzo ordenó varias medidas a la División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal para tratar de determinar si había vínculos entre los dos hechos.