“Es un violín de mierda”: la trama detrás del video del abuso a una pasajera en un colectivo

Ocurrió en una unidad de la Línea 237, que une Liniers con José León Suárez, y fue filmado por pasajeros. La víctima tiene miedo y necesita que la esperan en la parada cuando regresa de trabajar

Compartir
Compartir articulo
Golpearon a un joven acusado de abusar de una pasajera en un colectivo

Una violenta escena a bordo de un colectivo se viralizó recientemente: un video muestra a un pasajero propinarle una golpiza a otro, al acusarlo de manosear a una joven. El hecho sucedió en los últimos días en una unidad de la Línea 237, mientras recorría las calles de la localidad bonaerense de Pablo Podestá, partido de Tres de Febrero. La víctima del abuso tiene miedo y necesita que la esperan en la parada cuando regresa de trabajar.

En las imágenes se aprecia la furia del hombre que arremetió contra el otro. “Vení, gato de mierda. Gil, pito duro”, le decía mientras lo tenía sujetado por detrás y lo golpeaba en la cabeza. Inmediatamente después, empujó al presunto abusador, que cayó al piso. Tras ello, le pegó tres patadas en el rostro.

En medio de la desorientación general, otros pasajeros le pidieron que cesara la agresión. “¡Yo tengo una hija! La venía manoseando”, respondió el pasajero ofuscado ante el reclamo. “Lo podés matar. Tenés una hija, vas a ir en cana, amigo”, le insistió una mujer.

Bueno, llamá a la gorra y decile que acá tenés un pito duro. Acá atrás está la nena. Yo me voy, porque no quiero problemas. Pero este gil -dijo mientras señalaba al acusado- es un violín de mierda”, continuó el pasajero y, antes de descender del colectivo, se le acercó a la víctima y le preguntó: “Hace una hora te viene haciendo eso, ¿estás bien?”.

La secuencia fue filmada por Paulina, otra pasajera, quien relató: “Cuando vi esta situación, lo primero que hice fue grabar. No entendía lo que pasaba. Me asusté porque este hombre gritaba: ‘¡Una nena, una nena!’ Literalmente, pensé que era una niña y no la veía. Después, me di cuenta de que se trataba de esta chica. Por la contextura física de ella, tal vez, pensó que era menor de edad”.

“Cuando termino de grabar, me acerqué a hablar con ella. Le pregunté el nombre, si estaba bien, si necesitaba algo. Le pregunté si quería relatarme lo que había pasado. Ella estaba muy mal. Yo también, no sabía qué hacer, si contenerla o calmar al tipo. Era un caos el colectivo”, continuó la mujer en diálogo con Telefé Noticias.

Paulina contó lo que le dijo la víctima: “Ella estaba sola. Me comentó que venía de trabajar, subió prácticamente donde el colectivo inició el recorrido. Después de unas paradas se subió este tipo (el acusado). Él empezó a hablarle, ella no le contestó. Empezó a acercarse más, a tocarle la pierna. Después la rodeó con el brazo”.

“Cuando subí al colectivo y la vi que estaba sentada con este tipo jamás imaginé que estaba pasando algo así. Parecían una pareja, como si estuvieran juntos. El único que se dio cuenta de lo que pasaba fue esta persona (el pasajero que intercedió a los golpes) que actuó de esta manera, defendiéndola. Se levantó de su asiento, fue directamente contra el otro tipo. Lo agarró con una mano, le golpeó la cabeza contra la silla de adelante y, después, pasó lo que se ve en el video”, siguió.

Por el hecho no hubo denuncia. Un segundo video muestra que otro pasajero arrastró al acusado y lo bajó del colectivo, mientras un par de mujeres interrogaban a la víctima: “¿Por qué no hablaste?”. “Ella se quedó quieta, paralizada, recién pudo hablar cuando la defendieron”, contó la mujer que grabó el video.

Y lamentó: “Hablé con ella. Me dijo que estuvo tan mal que tuvo que pedir el día en el trabajo. No podía viajar. Hoy (por ayer) tenía franco y fue a trabajar igual porque encima sintió que faltó al trabajo. Ahora tiene miedo. Una persona la tiene que ir a esperar a la parada”.