Detuvieron al presunto autor del crimen de la mujer carbonizada en Barracas

El acusado habría aceptado ser el responsable ante otros compañeros con los que se quedaba en la calle

Compartir
Compartir articulo
El presunto autor del crimen fue detenido este martes (Télam)
El presunto autor del crimen fue detenido este martes (Télam)

La Policía detuvo a un joven en situación de calle que fue acusado de ser el presunto responsable del crimen de la mujer que fue encontrada carbonizada en Barracas. El hallazgo fue realizado por otra mujer que buscaba a un amigo desaparecido, quien se transformó en el principal sospechoso de la Justicia.

El hecho fue reportado el domingo pasado, cuando una mujer encontró el cuerpo calcinado de otra mujer que aún no fue identificada sobre un colchón que yacía en el interior de una casilla plantada en el predio ferroviario de la ex estación Buenos Aires. No obstante, se desconoce cuánto tiempo estuvieron los restos en la zona antes de que fueran detectados.

Luego de que el caso fuera denunciado por medio de la línea de emergencia, la mujer explicó a los efectivos de la comisaría de Belgrano Sur que acudieron a corroborar lo sucedido que, en ese momento, buscaba a un amigo que se encontraba desaparecido. A raíz de que este joven solía frecuentar la vivienda precaria, esta decidió visitar la zona con la intención de dar con su paradero.

Según la información obtenida por Télam, el hombre que era buscado por su amiga se trataría de Exequiel Patricio Suárez, de 24 años. Asimismo, los agentes que participaron del peritaje realizado en el lugar hallaron una prótesis dental que podría pertenecer a la mujer calcinada y el documento de identidad de Suárez que se transformó en la principal prueba que lo vinculó a la causa.

Los investigadores plantearon que las piezas dentales habrían pertenecido a la víctima, debido a que en la autopsia que se le practicó al cadáver, los peritos forenses señalaron que no contaba con una dentadura. Mientras que determinaron que la mujer habría tenido entre 40 y 70 años, indicaron que tenía un metro cincuenta de estatura.

La zona en la que fue encontrado el cadáver calcinado (Captura de Google)
La zona en la que fue encontrado el cadáver calcinado (Captura de Google)

La causa será investigada por los detectives de la División de Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA), quienes estuvieron a cargo de la detención del joven en situación de calle. Asimismo, informaron que el sospechoso se encontraba desocupado, solía pasar las noches en la zona en la que fue encontrado el cuerpo y se alimentaba en el Centro Comunitario Alberto Hurtado de Barracas.

Durante la primera instancia de la pesquisa, las autoridades entrevistaron a varias personas que se encontrarían en la misma condición, con el objetivo de obtener más datos e información relevante para esclarecer el hecho. De esta manera, los compañeros de “ranchada” del detenido apuntaron que el acusado les habría confesado ser el autor del crimen.

Después de haber recopilado una serie de testimonios de la gente que frecuenta el área, los detectives reconstruyeron que Suárez estaba junto a la mujer en la casilla, cuando iniciaron una pelea motivada por drogas, ya que ambos tendrían problemas de consumo problemático.

Al escalar los niveles de violencia, el acusado habría golpeado en reiteradas ocasiones a la víctima con un objeto contundente que le habría servido como herramienta para darle muerte. De esta forma, el joven habría intentado ocultar el crimen al envolver el cadáver con el colchón en el que solía dormir, para luego incendiarla y concretar su escape.

La Justicia ordenó la detención inmediata de Suárez, tras indicarse que habría pruebas suficientes para incriminarlo en la causa. El operativo de aprehensión estuvo a cargo de las brigadas operativas de la División de Homicidios y los efectivos de la comisaría de Belgrano Sur, quienes se encargaron de vigilar la zona hasta dar con el paradero del prófugo.

El individuo fue capturado en las inmediaciones del Centro Comunitario Alberto Hurtado de Barracas durante la jornada del martes, por lo que fue trasladado a la Alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones Federales, en donde permanecerá alojado hasta que sea citado a una indagatoria por el fiscal a cargo del caso.