Cayó una banda de Villa Soldati que engañaba a clientes de un sitio de compraventa para robarles

Cuatro hombres fueron detenidos en 11 allanamientos de la Policía de la Ciudad, en los que también se secuestraron armas, droga, un auto con pedido de secuestro y casi medio centenar de celulares

Compartir
Compartir articulo
Desbarataron una banda dedicada a robar a clientes de un sitio de compraventa

Cuatro hombres fueron detenidos este miércoles en el barrio porteño de Villa Soldati acusados de formar una banda criminal que engañaba a clientes de un sitio de compraventas para atraerlos y asaltarlos en la zona. Cayeron en el marco de 11 allanamientos realizados por la Policía de la Ciudad, en los que además se identificaron a otros cinco sospechosos, dos de ellos menores de edad.

La investigación del caso comenzó a raíz de unos videos que circularon en las redes sociales y mostraban a menores manipulando armas de fuego, amedrentando a los vecinos y a veces hasta disparando contra los frentes de las casas. De acuerdo a las fuentes, estos integraban una organización dedicada a robar, cuyas víctimas eran por lo general personas con las que se contactaban a través Marketplace y a las que atacaban en las distintas entradas al barrio Ramón Carrillo.

A partir de las filmaciones viralizadas, agentes de la División Investigaciones de Armas de Fuego y Explosivos Ilícitos y la División Investigaciones Comunales 8 de la Policía de la Ciudad, bajo la supervisión de la Fiscalía Especializada en Menores que conduce Mauro Tereszko, comenzaron a trabajar para identificar a los sospechosos. Llegaron así a 11 domicilios en la zona de Villa Soldati, donde confluyen los barrios Fátima, Carrillo y Los Piletones. Esta mañana fueron a registrarlos.

Cuatro hombres fueron detenidos este miércoles en los barrio Ramón Carrilo y Fátima de Villa Soldati
Cuatro hombres fueron detenidos este miércoles en los barrio Ramón Carrilo y Fátima de Villa Soldati

El juez Christian Brandoni, titular del Juzgado Penal y Penal Juvenil N°2 de la Ciudad, ordenó los operativos. Allí, los oficiales encontraron a los cuatro detenidos: uno de ellos de nacionalidad peruana, otro de origen chileno y dos argentinos, uno de los cuales es señalado como líder de la banda.

Además, identificaron a otros cinco sospechosos (tres mayores y dos menores, algunos de ellos con antecedentes policiales), que permanecen bajo investigación: los detectives analizan los videos de los hechos para determinar su eventual participación.

En los procedimientos se secuestraron dos revólveres calibre .22, uno marca Rubi con numeración limada y tres cartuchos, y otro marca LR Galand, también con numeración suprimida y siete cartuchos en tambor. También una réplica de pistola, y 30 cartuchos de bala de calibre .38, .32 Smith & Wesson, 11.25; .765, .22 Magnum, .25Auto, 9 milímetros; y calibre .380.

Parte de los elementos secuestrados en los 11 allanamientos
Parte de los elementos secuestrados en los 11 allanamientos

Los policías, además, incautaron un auto Renault Clío con pedido de secuestro de 2022, 45 celulares - dos de ellos con denuncias por robo-, cuatro tablets, dos notebooks, dos chapas patentes, una cédula azul y una verde, una tarjeta de débito, dos DNI, dos envoltorios con marihuana, 49.260 pesos y 6.000 guaraníes. Se cree que la mayoría de estos elementos habrían sido robados.

Hace unos días, un robo con la misma modalidad que operaba esta banda terminó con un efectivo de la Policía de la provincia de Buenos Aires herido de bala. Se trata de un oficial del Grupo de Prevención Motorizada (GPM) de San Martín que, hace dos semanas, en una jornada de franco de servicio, acudió a una esquina de la localidad de 9 de abril vestido de civil y a bordo de su motocicleta Honda Tornado.

Fue hasta allí pensando en concretar la compra un automóvil que había pactado mediante la misma plataforma. Pero era una trampa: una vez que se hizo presente, el hombre se acercó un auto Renault Megane con tres ocupantes armados, que intentaron robarle el dinero que llevaba consigo y la moto. Ante esa situación, el policía se identificó como tal y se produjo un enfrentamiento armado con los delincuentes, quienes luego escaparon en el vehículo en el que habían llegado.

El oficial sufrió una herida de bala en la pierna derecha, con orificio de entrada y salida, por lo que debió ser atendido en un hospital cercano, sin mayores riesgos.