El chofer asesinado en La Matanza estaba a un mes de jubilarse: el dolor y la protesta de sus compañeros

Daniel Barrientos fue asesinado a sangre fría en Virrey del Pino cuando un policía se tiroteó con un grupo de delincuentes que había subido a su colectivo para asaltarlo

Compartir
Compartir articulo
Video: las protestas tras el crimen de la línea 620

“Daniel era un tipazo”, aseguran los compañeros de Pedro Daniel Barrientos, el chofer de la Línea 620 que fue asesinado esta madrugada en Virrey del Pino durante un intento de robo dentro del colectivo que manejaba.

Barrientos tenía 65 años y estaba a un mes de jubilarse, confirman fuentes en la UTA, el sindicato al que la víctima pertenecía.

El asalto que le costó la vida a Barrientos ocurrió en el barrio Vernazza de la mencionada localidad. Allí, un grupo de delincuentes abordó el vehículo a las 4:30 para cometer un robo. Un efectivo de la Policía de la Ciudad, que volvía de prestar servicio, estaba a bordo del móvil. Al ver a los ladrones, comenzó un tiroteo.

Según declaró el efectivo de la Policía de Ciudad, que fue considerado testigo por el fiscal Gastón Duplaá y no fue acusado de ningún delito, tuvo un breve enfrentamiento armado con los ladrones al identificarse y uno de ellos, al descender del colectivo, le efectuó un disparo en el tórax al chofer. El arma del policía, sin embargo, fue secuestrada para pericias y así determinar de dónde vino el disparo.

A Barrientos, con domicilio en González Catán y casi 30 años de trabajo en la empresa que controla la Línea 620, le decían “El Capitán” por su particular forma de liderar el equipo de trabajo, ya que era uno de los más grandes y experimentados, siempre dispuesto a enseñarle el oficio a las nuevas generaciones de choferes.

“Era un chofer excelente. Siempre esperaba a la gente que venía corriendo para subir el colectivo y a los que no tenían la SUBE los llevaba igual”, aseguró Héctor a C5N, quien se quebró en llanto al recordar a su amigo.

Daniel Barrientos, la víctima
Daniel Barrientos, la víctima

Era un empleado muy querido dentro de la empresa y solía tener un muy buen trato con los pasajeros. “El señor ni siquiera le cobró el boleto a mi hija esta mañana. Eran las 4.40 e iba con mi nieta de 8 años al hospital porque tiene una discapacidad”, dijo Virgina, una pasajera del colectivo, en diálogo con C5N.

Seguir leyendo: Mataron a un chofer de la línea 620 en La Matanza y anunciaron un paro de colectivos

“Mi hija me llamó llorando. Me contó que asaltaron el colectivo y que mataron al chofer. Salí de mi casa y fui caminando por Escribano, que es la única calle asfaltada. Vi el colectivo frenado y al chofer muerto”, relató la mujer.

Su hija viajaba en el primer asiento con su nieta. “Me contó que cuando subieron los delincuentes, uno se tapó la boca con el mismo buzo y enseguida pensó: ‘Este nos roba’. Uno la apuntó a ella y le robó la mochila y el celular”, remarcó Virginia.

Daniel Barrientos tenía 65 años y estaba a un mes de jubilarse
Daniel Barrientos tenía 65 años y estaba a un mes de jubilarse

Los tipos estaban sacados, no se entiende su comportamiento. Para mí que estaban drogados. El tiro podría haber sido para cualquiera de los pasajeros. Le apuntaron al chofer y lo mataron a quemarropa. No se resistió ni nada”, explicó la mujer, quien también aclaró que el enfrentamiento se produjo abajo del colectivo y que “había un auto que los esperaba en la esquina de la calle Alborada”.

Al momento del hecho, en el colectivo habían entre 4 o 5 pasajeros, según el relato de la joven, que fue llevada en patrullero hasta la Comisaría Tercera Sur de Virrey del Pino para brindar declaración.

A raíz de lo sucedido, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) realizaba desde las 7.30 de hoy un paro de colectivos en la zona oeste del Gran Buenos Aires y advirtió que las medidas de protesta “se van a profundizar” si no se garantizan las condiciones mínimas de seguridad en el sector.

infobae

Para visibilizar su reclamo, choferes de unas 86 líneas de colectivo que se plegaron a la medida de fuerza cortaron la avenida Brigadier Juan Manuel de Rosas, en su intersección con General Paz.

“Es la única forma de hacernos escuchar. Estamos cansados de las mismas promesas y mentiras. Yo soy chofer y no veo que la policía nos cuide”, dijo Leandro, un compañero de la víctima a la prensa.

“Nos tocó a nosotros otra vez. En 2018 perdimos a Leandro Alcaraz, también por un hecho de inseguridad. En 2020 a Pablo Flores, de la empresa Almafuerte. Las dos veces vino el ministro de Seguridad, que nos prometió y garantizó que iba a haber operativos en las rutas y los barrios, pero estamos solo lidiando con situaciones así. Hace 15 días a un compañero de Almafuerte le pegaron un tiro en un brazo. Estos muchachos no tienen hora ni lugar para matarte”, agregó.

Poco después, el ministro Sergio Berni llegó a la escena y fue atacado a golpes de puño y piedras en una violenta escena. Tuvo que ser escoltado por la Policía de la Ciudad con su cara ensangrentada.

Unas 86 líneas de colectivos, principalmente de la zona oeste, están de paro tras el crimen del chofer

La investigación para esclarecer el hecho está en manos de la UFI Temática de Homicidios de La Matanza con el fiscal Gastón Dupláa, que se encontraba en el lugar del hecho hoy por la mañana, y la Policía Bonaerense. Por lo pronto, hay un detenido por el hecho.

Seguir leyendo: