La adolescente de 13 años que mató a su hermanastro de 5 en Arroyo Seco estaba bajo tratamiento psiquiátrico

Lo comenzó el año pasado, cuando se fue de su casa y luego de una búsqueda, en la que participaron vecinos, la encontraron en el banco de una iglesia

Compartir
Compartir articulo
La Policía en la cuadra de Arroyo Seco donde una adolescente apuñaló y mató a su hermanito de 5 (Canal 2 de Arroyo Seco)
La Policía en la cuadra de Arroyo Seco donde una adolescente apuñaló y mató a su hermanito de 5 (Canal 2 de Arroyo Seco)

La adolescente de 13 años que mató a puñaladas a su hermanastro de 5 dentro de su casa de la ciudad de Arroyo Seco estaba bajo tratamiento psiquiátrico desde el año pasado, cuando se fue de su domicilio y luego de una búsqueda, en la que participaron vecinos, la encontraron en el banco de una iglesia, según confirmaron fuentes de con acceso al expediente a Infobae.

La sospechada por el fratricidio actualmente está internada en el Hospital Provincial de Rosario. Fuentes judiciales indicaron que antes del crimen “venía con un abordaje psicológico y con algunas intervenciones con profesionales de psiquiatría”.

De acuerdo a la información que recolectó el juez Estanislao Surraco, titular del Juzgado N°2 de Rosario, “ante una primera evaluación de la joven” realizada por profesionales de la salud mental se pudo determinar que el ataque habría ocurrido por “una crisis impulsiva”.

En ese marco, la adolescente es evaluada por personal médico ante “la posible existencia de un trastorno” de su salud mental.

“Dada la situación de vulnerabilidad enunciada, se encuentra trabajando activamente –y en forma coordinada– personal de la Dirección Provincial de Salud Mental y de la Dirección Provincial de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia”, agregaron fuentes judiciales.

Según el trabajo de peritos forenses de la Agencia de Investigación Criminal que intervinieron después del homicidio, el cuerpo del nene tenía 11 heridas de arma blanca en la espalda y una en el cuello. La escena fue preservada por personal del Comando Radioeléctrico de Arroyo Seco hasta que llegaron agentes de la Comisaría 27ª, el gabinete criminalístico y un equipo interdisciplinario.

Una de las primeras medidas que tomó el juez Surraco fue ordenar el secuestro del cuchillo que se habría utilizado, de un celular, de la vestimenta de la adolescente y de la víctima.

El crimen se conoció a partir de un llamado de la madre de la víctima y la menor involucrada, que se comunicó con la Policía de Santa Fe. Allí, les dijo a los policías de Comando de Arroyo Seco que “se ausentó unos minutos de su casa”, ubicada en el barrio Santa Rita, en la zona Noroeste de Arroyo Seco, “dejando a sus dos hijos solos; cuando regresó, constató que el más chico estaba muerto”, según el reporte posterior. Allí, la madre vio las heridas en el cuerpo.

Al momento del crimen tampoco se encontraba el padre del niño, que es empleado municipal y estaba trabajando en ese entonces. El hombre, al llegar a la casa y ver la escena, tuvo que ser contenido por familiares y vecinos.

Horas después, el juez Surraco dio la orden de que no se den a conocer detalles del ataque ni de la adolescente, única sospechosa del hecho e inimputable.

Arroyo Seco integra el departamento Rosario que, con este crimen, acumula 214 homicidios dolosos en lo que va del año, según los datos del Observatorio de Seguridad Pública, organismo provincial integrado por el Ministerio de Seguridad y el Ministerio Público de la Acusación.

Según los datos oficiales, el asesinato del menor es el segundo ocurrido este año en esa ciudad situada a unos 40 kilómetros de Rosario, que depende del mismo departamento judicial.

El anterior caso sucedió el 23 de enero pasado en Kennedy al 700, cuando un sospechoso de 32 años incendió de forma intencional la casa de un hombre que estaba en el interior, quien luego falleció por las graves quemaduras sufridas. El expediente estuvo a cargo del fiscal Ademar Bianchini, quien acusó al presunto autor del crimen en una audiencia realizada en febrero, donde el juez Pablo Pinto resolvió la prisión preventiva efectiva por el término de Ley para el imputado.

SEGUIR LEYENDO