El policía que superó una falsa acusación de gatillo fácil, lo absolvieron y ahora fue ascendido

En el 2011, David Alejandro Barrios se enfrentó a cinco delincuentes armados que abordaron un colectivo en Avellaneda. Por ese hecho transitó siete años de litigio judicial y hostigamiento al ser señalado como el primer efectivo de la Metropolitana responsable de un caso de gatillo fácil

Compartir
Compartir articulo
El policía que superó una falsa acusación de gatillo fácil, lo absolvieron y ahora fue ascendido
El policía que superó una falsa acusación de gatillo fácil, lo absolvieron y ahora fue ascendido

Fueron siete años de estar atado a una causa por una falsa acusación de “gatillo fácil” relacionada con un hecho que sucedió hace una década atrás. Luego de varios años de litigio judicial, el efectivo de la Policía de la Ciudad, David Alejandro Barrios, fue absuelto por la Justicia y esta semana, desde la fuerza de Seguridad porteña, decidieron ascenderlo.

El hecho ocurrió en la madrugada del 15 de agosto de 2011, cuando pasadas las 3.30 horas cinco delincuentes armados abordaron un colectivo de la línea 79 en la intersección de las calles Francisco Pievoni y San Luis, de la localidad bonaerense de Avellaneda. Al ingresar al ómnibus, tres de ellos se ubicaron en la parte delantera, mientras que los dos restantes lo hicieron en la parte de atrás. La logística del golpe consistió en distribuirse en el vehículo: el par de criminales ubicado detrás apuntaba a todos los pasajeros, mientras los otros tres avanzaban sustrayendo las pertenencias de los mismos.

Uno de los pasajeros era David Alejandro Barrios, quien decidió intervenir pese a estar en obvia desventaja numérica. En ese entonces, Barrios era un oficial perteneciente a la Policía Metropolitana. Al percatarse del caso, dio a conocer su condición de efectivo con el objetivo de disuadir a los delincuentes pero la respuesta que recibió fue negativa. Dentro del colectivo abrió fuego y logró abatir a dos de ellos, mientras que los tres restantes se dieron a la fuga. A su vez, para evitar un mal mayor y proteger al resto de los viajantes, Barrios requirió al chofer que abra la puerta delantera del vehículo y por allí huyeron los ladrones.

Barrios era un oficial perteneciente a la Policía Metropolitana
Barrios era un oficial perteneciente a la Policía Metropolitana

Tras el hecho, se pronunció el por entonces jefe de la Metropolitana, Eugenio Burzaco, quien elogió “la valentía y el profesionalismo” de Barrios, a quien atribuyó haber actuado “para proteger la vida del conductor y los pasajeros del transporte”. En aquella oportunidad también habló Guillermo Montenegro, el actual intendente de General Pueyrredón, que antes se desempeñaba como ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, y de forma inmediata había aseguro que el caso estaba “muy claro”.

Sin embargo, agrupaciones políticas de izquierda desataron un sinfín de acusaciones contra el oficial de la Metropolitana, catalogándolo como el responsable de un nuevo caso de “gatillo fácil”. El hecho cobró más repercusión ya que uno de los delincuentes abatidos era menor de edad. En el enfrentamiento que se desarrolló en el micro, murió Rodrigo Alfredo Romero, de 16 años, y Ariel Marchioni, de 23.

Barrios no solo tuvo que atravesar los 7 años de litigio judicial y cargar con la falsa acusación, sino que además fue conocido como el primer caso de gatillo fácil de la Policía Metropolitana.

Tomó intervención el Tribunal Oral en lo Criminal N° 10 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, el cual, el 3 de octubre de 2018, resolvió absolverlo del delito de homicidio calificado por el empleo de arma de fuego por el que fue acusado por los particulares damnificados. La Justicia llegó a la conclusión de que el efectivo “actuó en cumplimiento del deber hasta el final de su accionar, amparado bajo el supuesto de legítima defensa de su vida y la de terceros”.

A casi dos años y medio de haber sido absuelto, esta semana la Policía de la Ciudad decidió ascenderlo. En la Orden del Día Institucional N° 58, publicada el último lunes, se oficializó la Resolución N° 2021-157 del Gobierno de la Ciudad donde el vicejefe, Diego Santilli, dispuso el “Ascenso Extraordinario por Acto Destacado de Servicio del Oficial Mayor David Alejandro Barrios al grado de Inspector”.

Desde la Policía de la Ciudad resaltaron que a raíz de su actuación en el suceso de hace una década, Barrios “detenta un fiel compromiso con la vocación policial y honra los preceptos de altruismo, valor y coraje, que no solo hacen acreedor al mayúsculo reconocimiento institucional, sino también a la admiración permanente de sus camaradas”.

SEGUIR LEYENDO: