Un argentino denunció que gastó $130 mil en una tienda electrónica en Paraguay, pero le mandaron cajas llenas de basura

Luego de un viaje de compras a la ciudad de Encarnación, aseguró ser la víctima de una estafa. Afirma que esperaba el envío a Tucumán, pero la tienda lo niega y dice que salió de allí con la mercadería

Guardar

Nuevo

infobae

Un argentino denunció haber sido estafado en la ciudad paraguaya de Encarnación luego de gastar 7500 dólares (poco más de $130.000) en un comercio de productos electrónicos.

El hombre, oriundo de Tucumán, había llegado a finales de agosto a realizar compras en la zona comercial de esa ciudad que limita con Posadas, aprovechando la beneficiosa diferencia de precios que ese tipo de productos tienen en el país vecino para los argentinos.

Así fue como Ezequiel Nielsen Hillen ingresó a la tienda Haneen Electrónica, ubicada sobre la calle Serafina Dávalos esquina Padre Juan Von Winckel. Allí adquirió mercaderías por un valor de 7500 dólares que le serían enviadas a su domicilio en Argentina. Pero, según denunció Hillen en la sede de Delitos Económicos y Financieros de la región de Itapúa, solo recibió cajas con basura en su interior.

Betty Balletbo, amiga de la víctima, declaró que el hombre había adquirido los productos para uso particular. Y esperaba recibirlos en su domicilio.

"Pasó un mes y jamás llegó la mercadería. Él quedó debiendo un monto pequeño sobre esos U$S 7.500. Envía el dinero (que faltaba) y ahí recibe una cantidad de cajas que contenían basura. Estaban llenas de papeles, bolsitas y botellas vacías. No le repusieron el dinero ni la mercadería", aseguró Balletbo.

El abogado de la firma, Isidro Salinas, negó la versión de Hillen y aseguró que el tucumano se retiró del local con toda la mercadería que había comprado en su poder. Además, mostró una factura en la que se detallaba la compra de equipos celulares por un valor de 8 millones de Guaraníes (unos 1418 dólares).

Por su parte, la víctima aseguró tener constancia del compromiso de entrega del comercio a través de conversaciones vía redes sociales, lo que hace sospechar que fue engañado, posiblemente por un empleado.

Al parecer, la promesa que recibió el cliente fue la de cruzar las mercaderías al vecino país sin declarar, hacia Tucumán, pero el hombre terminó recibiendo solo cajas llenas de basura.

El denunciante recibió asistencia de parte de Funcionarios de Defensa al Consumidor de la ciudad de Encarnación.