Se reunió el mayor Congreso mundial por la abolición de la maternidad subrogada

Alrededor de 150 participantes de los cinco continentes se congregaron con el objetivo de ampliar conocimientos y elaborar estrategias, en Roma. La iniciativa fue promovida por el equipo de la “Declaración de Casablanca”

Guardar

Nuevo

El Congreso tuvo lugar el 5 y 6 de abril en Roma
El Congreso tuvo lugar el 5 y 6 de abril en Roma

El mayor Congreso internacional para la abolición de la maternidad subrogada tuvo lugar el pasado 5 y 6 de abril en Roma, en las instalaciones de la Universidad LUMSA. La magnitud marcó un hito histórico en la lucha por erradicar lo que considera una nueva forma de esclavitud reproductiva y tráfico de niños. Más de 150 participantes de los cinco continentes se congregaron con el objetivo de ampliar conocimientos y elaborar estrategias mediáticas, legales, políticas y diplomáticas que permitan detener el mercado de vidas humanas que la surrogación implica. Un mercado en auge que, dicho sea de paso, proyecta para el 2027 una facturación de 33.000 millones de euros.

El Congreso fue promovido por el equipo de la “Declaración de Casablanca”, un documento suscrito en marzo de 2023 por 100 especialistas –abogados, médicos, psicólogos y filósofos– de 75 países quienes de manera extra-partidaria y extra-religiosa trabajan por la prohibición de la maternidad subrogada en todas sus formas, explícita o encubiertamente comercial. En concreto, la Declaración de Casablanca promueve el establecimiento y adopción de un Tratado Internacional para la abolición universal de la gestación subrogada que prohíba su práctica, declare nulos los contratos y sancione a todos sus intermediarios, a saber, agencias, clínicas, buffet de abogados, farmacéuticas, etc. El Congreso de Roma ha dado un paso decisivo en esa dirección.

El encuentro, coordinado por el jurista Bernard García-Larrain, contó con la participación destacada de Reem Alsalem, Relatora Especial de la ONU sobre la violencia contra las mujeres y las niñas, Velina Todorova, miembro del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, Eugenia Rocella, Ministra italiana de la Familia, Miroslaw Wachowski, subsecretario de la Sección para las Relaciones con los Estados y las Organizaciones Internacionales del Vaticano, Alberto Gambino, Prorrector de la Universidad Europea de Roma y Miembro de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia, y Sonnie Ekwowsi, Presidente del Comité de Derechos Humanos y Constitucionales de la Asociación Africana de Abogados.

Asimismo, participaron destacadas feministas y activistas como Olivia Maurel, nacida por gestación subrogada y portavoz de la Declaración de Casablanca, Kajsa Ekman, periodista y autora de “El ser y la mercancía”, Jennifer Lahl, impulsora de Stop Surrogacy Now, Julie Bindel, autora de “El proxenetismo de la prostitución”, Eva Maria Bachinger, periodista y escritora austríaca y Birgit Kelle, escritora de “Voy a comprar un niño”. Eso sumado a los expertos juristas, consultores y profesores universitarios que expusieron sobre la materia, unos 35 en total.

Durante dos días, los participantes analizaron las causas y consecuencias del creciente mercado del hijo propio, apropiado mediante la instrumentalización de mujeres empobrecidas y la modificación de la vida humana. Mujeres-envase e hijos-objeto de deseos individuales son la materia prima de un negocio global, edulcorado por el relato del altruismo y la ampliación de derechos, vale decir, los derechos comerciales del comprador. Los expertos advirtieron sobre el desconocimiento generalizado de esta práctica por parte de la ciudadanía y los gobernantes, en parte debido a su carácter emergente.

Se apuntó al blindaje de los contratos que obliga a las madres a renunciar a su autonomía y entregar a los comitentes el derecho a decidir sobre su persona, así como también, en casos de riesgo extremo, sobre su vida o muerte. La Relatora de la ONU sobre violencia contra las mujeres declaró haber recibido informes de mujeres víctimas de explotación reproductiva y destacó la necesidad de establecer estándares internacionales en la materia, en línea con la Declaración de Casablanca y las recientes declaraciones del Vaticano sobre la imperiosidad de un Tratado Internacional.

Un momento central del evento fue el testimonio de Olivia Maurel, víctima de subrogación, quien a sus 30 años descubrió su verdadera identidad como persona nacida de esta práctica. Maurel narró su historia de desapegos y arrasamiento subjetivo, los problemas de adicción y hasta los intentos de suicidio que atravesaron su vida, y que encontraron una respuesta en el engaño sobre su origen e identidad. La voz de Maurel es la de los muchos hijos de la subrogación, niños comprados, diseñados y manufacturados cuyos derechos han sido usurpados por contrato y mercado. Ella habló también de las madres subrogadas, atadas de pies y manos por contratos asimétricos y blindados que las obligan a callar.

La subrogación es siempre la herida silenciosa de los más vulnerables. Maurel, vocera además de Casablanca, calificó esta práctica como una nueva forma de tráfico humano y responsabilizó a los gobiernos por su normalización. La responsabilidad aludida deja algunos interrogantes sobre la debida actuación de los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos y su financiamiento privado.

El Congreso concluyó con la clara conciencia de estar dando una batalla decisiva por la civilización, contra la barbarie de quienes intentan convertir a los hijos en un producto de diseño, fabricación y compra-venta, y a las madres en un instrumento de descarte, disociadas de su cuerpo y arrancadas de los vínculos de apego con su propia gestación. La abolición es el único camino de la dignidad humana y –cerró Bernard Garcia– su tiempo ha llegado.

* Susana Medina es jueza del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos y máster en Justicia Constitucional y Derechos Humanos.

* María José Binetti es doctora en Filosofía, Investigadora del CONICET y firmante de la Declaración de Casablanca.

* La Declaración de Casablanca y demás documentos relacionados con el Congreso de Roma se encuentran disponibles en: https://declaration-surrogacy-casablanca.org/

Guardar

Nuevo