Seguí en vivo la canonización de Mama Antula, la primera santa argentina

La canonización que convirtió a la beata en la primera santa argentina se celebra en la Basílica de San Pedro, en Roma. La misa comenzó a las 09:30 horas, según el horario italiano

Compartir
Compartir articulo

Es oficial: Mama Antula es santa. Es la primera santa argentina desde que el papa Francisco leyó la fórmula de canonización en una ceremonia especial celebrada esta mañana del domingo 11 de febrero de 2024, en la Basílica de San Pedro. La lectura ocurrió a las 9:46 en la ciudad del Vaticano y cuatro horas antes, a las 5:46 de la madrugada en Argentina, cuando el Sumo Pontífice leyera: “En honor de la santa e individua trinidad para la exaltación de la fe católica y el incremento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro señor Jesucristo, de los santos apóstoles Pedro y Pablo y después de haber reflexionado largamente, invocado muchas veces la ayuda divina y escuchado el parecer de numerosos hermanos en el episcopado, declaramos y definimos santa a la beata María Antonia de San José de Paz y Figueroa, y la inscribimos en el catálogo de los santos estableciendo que en toda la iglesia sea honrada devotamente entre los santos. En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, amén”.

El Vaticano había confirmado el 18 de diciembre que la beata María Antonia de Paz y Figueroa, conocida popularmente como Mama Antula, sería canonizada tras haberse aprobado un milagro ocurrido en 2017. Este domingo de febrero, el Papa Francisco encabezó la ceremonia que convirtió a la figura popular en la primera santa argentina reconocida por la Iglesia Católica. La celebración eucarística con rito de canonización, como se conoce de manera formal a la ceremonia, fue realizada en la Basílica de San Pedro. De esta forma, se convertirá en el primer culto religioso de este tipo que Jorge Bergoglio oficiará en el interior de la Santa Sede, debido a que en sus once años de pontificado éstas solían realizarse en la plaza de San Pedro.

Javier Milei frente al Papa Francisco minutos antes de que comenzara la canonización de Mama Antula
Javier Milei frente al Papa Francisco minutos antes de que comenzara la canonización de Mama Antula

El Sumo Pontífice estuvo acompañado por el cardenal italiano Marcello Semeraro y la ítalo-argentina Silvia Corrale, quien fue la responsable de haber postulado a Mama Antula para ser canonizada. Durante el Dicasterio para las Causas de los Santos, Semeraro leyó la biografía vaticana oficial de la beata junto a Corrale. “La Santa Madre Iglesia pide que Su Santidad inscriba en el catálogo de los Santos a la beata María Antonia de San José de Paz y Figueroa y sea invocada como Santa por todos los cristianos”, fue la frase que manifestarán Semeraro y Corrale ante el Papa Francisco, una vez que finalizara la lectura biográfica. De acuerdo a la información de Télam, éste será el pie para que el líder religioso la nombre por primera vez como “Beatam Mariam Antoniam a Sancto Ioseph de Paz y FIgueroa”.

De acuerdo a las fuentes del Vaticano, en la celebración participaron unos 300 peregrinos devotos de Mama Antula que viajaron desde Argentina para la ceremonia, sumado a otras 2.000 personas que recibieron entradas. Incluso, integraron la comitiva varios obispos y cardenales argentinos, entre ellos, el obispo de Quilmes y titular de Cáritas, Carlos Tissera, y el arzobispo de Córdoba, Ángel Rossi.

La ceremonia fue la primera vez que el presidente se encuentre cara a cara con el Sumo Pontífice
La ceremonia fue la primera vez que el presidente se encuentre cara a cara con el Sumo Pontífice

En paralelo, el presidente Javier Milei presenció la ceremonia de canonización junto a su equipo de trabajo, debido a que tiene pactada una reunión con el Papa Francisco este domingo. Asimismo, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri, también fueron acreditados para ingresar al templo católico.

La biografía oficial que presentaron en la canonización menciona que “María Antonia de San José de Paz y Figueroa”, conocida como Mama Antula, nació en 1730 en la provincia de Tucumán (ahora territorio de Santiago del Estero), en Argentina”, a la vez que se remarcó que se tienen pocos detalles sobre sus primeros años de vida, ya que su figura comenzó a cobrar relevancia por los ejercicios espirituales que convocaron a más de 70 mil personas.

Ésta será la imagen oficial de Mama Antula que aprobó el Vaticano
Ésta será la imagen oficial de Mama Antula que aprobó el Vaticano

Los documentos históricos que se encontraron de la vida de la beata señalaron que fue parte de los quehaceres religiosos y que daba clases de catecismo en un templo jesuita hasta que la comunidad religiosa fue expulsada el 9 de agosto de 1767 de la región. “La tradición oral dice que en ese momento dramático, uno de los sacerdotes apartó a María Antonia y le entregó una capa, que lejos de guardarla, la vistió porque no tomó la expulsión de los jesuitas como una derrota sino como una fuerza propulsora para salir a evangelizar”, señaló la autora del libro “Mama Antula. Mujer y ruin”, Alicia Guevel.

La misión que encarnó la religiosa la llevó a predicar la palabra del Señor en varios pueblos de las provincias de Santiago del Estero, Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, Catamarca y Buenos Aires, por lo que se calcula que recorrió más de 5.000 kilómetros descalza.

Entre los hitos que se le atribuyeron en vida se encuentra la construcción de la Santa Casa de Ejercicios Espirituales, ubicada en la Avenida Independencia 1.190, en el barrio porteño de Constitución. La mujer había llegado a la zona en 1779 y ordenó el levantamiento de la misma, tras haber conseguido la autorización del virrey Vértiz y del Cabildo. Además, los fondos utilizados fueron aportados por los fieles que pertenecían a su comunidad.

El Papa Francisco durante el comienzo de la canonización de Mama Antula
El Papa Francisco durante el comienzo de la canonización de Mama Antula

La muerte de la beata fue fechada el 7 de marzo de 1799, en Buenos Aires, un día después de que hiciera escribir su testamento. Sin embargo, solamente se trató de la desaparición física de este plano, debido a que en 1904 realizó un milagro de curación en favor de la hermana Rosa Vanina, quien pertenecía a la congregación de las Hijas del Divino Salvador.

Un documento datado de 1905 detalló que Vanina había sido diagnosticada con colecistitis aguda, cuyo cuadro incluyó síntomas de shock séptico, los cuales eran considerados mortales para la época. “Para una mujer en el siglo XVIII, una vida con estas características era totalmente insólita. No obstante, ella veía frutos de su misión”, apreció Corrale, en referencia a la causa de canonización que se inició en el 1900.

El Papa Francisco se reunió con los fieles de la primera Santa argentina
El Papa Francisco se reunió con los fieles de la primera Santa argentina

Sin embargo, uno de los primeros reconocimientos que obtuvo Mama Antula llegó en 2016, cuando el Vaticano permitió la beatificación luego de que aceptaran que la curación milagrosa de Rosa Vanina había sido producto de la intervención de la religiosa. De esta manera, la ceremonia fue celebrada el 27 de agosto en Santiago del Estero, en donde la futura santa posee una ferviente comunidad de creyentes situada en la localidad de Silípica.

Finalmente, el milagro que permitirá a la beata ser ascendida al grado de santa católica tuvo como protagonista a un hombre llamado Claudio Perusini, un ex alumno del Papa Francisco en su juventud y formó una amistad con el ex sacerdote al haberse sumado a las tareas religiosas promovidas por la Compañía de Jesús.

Claudio Perusini, el hombre que recibió el milagro de Mama Antula (Flavio Raina)
Claudio Perusini, el hombre que recibió el milagro de Mama Antula (Flavio Raina)

En 2017, el fiel sufrió un accidente cerebrovascular (ACV) que lo dejó en estado vegetativo y, según la evaluación de los médicos, éste podía morir o pasar el resto de su vida así. En contra de todo pronóstico, un amigo jesuita le llevó a la clínica una estampita de Mama Antula y le pidió un milagro: que Claudio sanara y recuperara todas sus funciones vitales.

Por obra de la beata, el creyente logró revertir su condición de manera inexplicable, lo que motivó una investigación iniciada el 13 de abril de 2018 por el monseñor Arancedo, quien le tomó juramento a las personas designadas para recabar los datos. Finalmente, el proceso se cerró el 18 de diciembre durante una misa de Acción de Gracias y los sobres lacrados con los documentos que probaron el milagro concedido por Mama Antula fueron enviados a la Junta Médica y de la Comisión para las Causas de los Santos de Roma.