Una niña de 3 años y su hermano de 13 fueron atacados por un pitbull

Ocurrió en Santa Fe. Los dos menores fueron hospitalizados y se encuentran en buen estado de salud

Compartir
Compartir articulo
Dos hermanitos fueron atacados por un pitbull en el norte de la ciudad de Santa Fe
Dos hermanitos fueron atacados por un pitbull en el norte de la ciudad de Santa Fe

Otra vez un perro atacó a personas y otra vez fue el protagonista fue un pitbull. En este caso, todo sucedió en la tarde del pasado sábado, cuando un suceso alarmante sacudió la tranquilidad de la ciudad de Santa Fe. Una niña de 3 años y su hermano de 13 fueron víctimas de un violento ataque por parte de un perro de la mencionada raza que se escapó de su hogar en el sector norte de la capital provincial.

El incidente tuvo lugar específicamente en la calle Beruti, entre Rivadavia y 25 de Mayo, en el barrio La Esmeralda y según informaron las autoridades policiales, los hermanos se encontraban caminando junto a su madre por la vereda cuando el can corrió hacia ellos y atacó a la niña, ocasionándole heridas en las piernas.

Según informó Agencia Télam, al ver el ataque a su hermanita, el hermano mayor intervino para protegerla, resultando él mismo herido con mordeduras en la espalda.

La rápida intervención de vecinos y del dueño del perro que logró controlar al animal, evitó mayores consecuencias.

Posteriormente, ambos menores fueron trasladados al hospital de Niños Orlando Alassia a través del servicio de emergencias 107 donde el personal médico confirmó que las heridas no revestían gravedad, y ambos se encuentran ahora en proceso de recuperación y en buen estado de salud.

Luego de ello, el propietario del perro, al prestar declaración ante la comisaría 8va. y el Comando Radioeléctrico, informó que el escape del perro fue resultado de un descuido en su vivienda. Su testimonio fue comunicado al Ministerio Público de la Acusación, que está llevando a cabo las investigaciones correspondientes.

Luego del ataque las víctimas fueron hospitalizadas y están fuera de peligro
Luego del ataque las víctimas fueron hospitalizadas y están fuera de peligro

Este incidente reaviva la preocupación en torno a la seguridad de la comunidad en relación con perros de la raza pitbull ya que a mediados del mes de octubre, un evento similar ,aunque con características y consecuencias más graves, ocurrió también en la provincia de Santa Fe, esta vez en la ciudad de Rosario.

En aquella oportunidad, un hombre de 62 años, apodado “Coco”, fue gravemente herido y tuvo que someterse a la amputación de un brazo luego de ser atacado por un pitbull.

La víctima, afectada por el Mal de Parkinson, fue brutalmente atacada en una calle del barrio Ludueña y no solo sufrió mordeduras en sus brazos sino también en su rostro, piernas y glúteos.

Ante lo ocurrido, testigos relataron la magnitud del suceso y la valiente intervención de vecinos para liberar al hombre del feroz ataque canino. “Estaba todo ensangrentado, la señora de al lado empezó a gritar, vinieron los gendarmes y llamaron a la ambulancia”, explicó una mujer, quien dijo que para que el perro lo soltara, le tuvieron que arrojar un ladrillo.

Luego del ataque, la víctima fue trasladada de urgencia al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez de Rosario, donde la víctima quedó en estado de observación.

“En realidad, tiene todo el cuerpo lastimado”, detalló Clara, hermana de la persona atacada, quien aseguró que tuvieron que amputarle el brazo por las arterias obstruidas y que los médicos además podrían “cortarle más arriba si continúa la infección”.

Asimismo, acentuó que su hermano “corre riesgo de vida” por padecer la enfermedad de Parkinson” y porque “sus heridas estaban cubiertas de arena”.

Por último, la mujer reveló que el Pitbull agresor pertenece “a una familia vecina” con la que conviven a diario en el barrio.