Continúa la situación crítica en Corrientes por la crecida del Río Uruguay y hay localidades con decenas de evacuados

Son 91 las personas que debieron ser evacuadas y duermen en un refugio hace más de 50 días

Compartir
Compartir articulo
Vialidad Nacional ordenó la interrupción de la Ruta Nacional 14 en Corrientes. (Video: X @Republica99)

Corrientes es escenario de una catástrofe natural que parece no tener freno y que sigue perjudicando a las localidades cercanas al río Uruguay. Esta vez, las inundaciones que provocó la crecida del caudal de agua perjudicó la vida de 91 personas que tuvieron que ser evacuadas hace más de 50 días en la localidad de Santo Tomé.

Todas las víctimas han recibido asistencia oficial en la ciudad, que se encuentra ubicada a 390 kilómetros de distancia de la capital y a 158 de Posadas, Misiones.

La situación continúa siendo crítica para todos los habitantes que están a la vera del río e inclusive tuvo que ser interrumpido totalmente el tránsito sobre la Ruta Provincial 94 debido a la presencia de agua en ese camino de ripio, en un tramo ubicado entre los puentes de los arroyos Itacuá y Pariopa.

Cerraron la Ruta 94 por la creciente del río (Foto: Google Maps)
Cerraron la Ruta 94 por la creciente del río (Foto: Google Maps)

Según averiguaciones que hizo Télam a través de defensa civil, aquellas personas que son asistidas por a las graves inundaciones que colapsaron sus hogares, permanecen en los centros de evacuación del ex Automóvil Club Argentino y en el Club Gallini, donde las autoridades municipales confirmaron en las últimas horas que llevan más de 50 días.

Trascendió como última información que el río Uruguay en dicha localidad perjudicada alcanzó el día de ayer una altura de 9,55 metros, con ritmo bajante y dos metros por debajo del nivel de alerta, aunque las viviendas de las zonas costeras permanecen inundadas.

De acuerdo con los valores de referencia y las estadísticas actualizadas de la Prefectura Naval Argentina, los nueve puertos que registra en la provincia de Corrientes sobre el Uruguay tienen pulso descendente, aunque Alvear, La Cruz, Yapeyú, Bompland y Monte Caseros permanecen con alturas por encima del nivel de alerta.

Cerraron la Ruta Provincial 94 por la creciente del Río (Télam)
Cerraron la Ruta Provincial 94 por la creciente del Río (Télam)

Durante todos estos días, para hacer frente a la problemática, trabajaron en los puntos afectados Defensa Civil y Vialidad Provincial, quienes coordinaron el paso de los vehículos de aquellos pasos que fueron interrumpidos.

Hace tan solo 10 días esta era la situación en las inmediaciones del municipio de Garabí, las ciudades de Garruchos, Alvear, La Cruz, Yapeyú y Paso de los Libres, al igual que Santo Tomé. Inclusive estaban en estado de evacuación, según el medio de la región El Litoral. Algunas de ellas con el paso de los días mejoraron su panorama.

Era tan grave la situación al principio que la Dirección Provincial de Vialidad en Corrientes lanzó un comunicado oficial en el cual se informa la interrupción del tránsito vehicular sobre la Ruta Provincial 40 a la altura de la localidad de Colonia Carlos Pellegrini, la Ruta Nacional 14 en el kilómetro 678 a la altura del arroyo Cambaí y la Ruta Provincial 94 que continua interrumpida.

Todo inició el pasado 14 de noviembre, cuando la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) emitió una advertencia sobre nuevos incrementos significativos en el nivel del río Paraná, como resultado de intensas precipitaciones en las cuencas ubicadas al norte de dicho cauce, que ya se encontraba desbordado en varias áreas de la provincia.

La EBY había informado que los caudales afluentes a Yacyretá habían experimentado un aumento debido a las lluvias en parte del territorio brasileño y en la cuenca de aporte directo a la central hidroeléctrica, ubicada en el Río Paraná, a la altura de Ituzaingó, Corrientes.

A principios de noviembre más de 150 familias en la provincia se vieron afectadas por las crecientes de los ríos Paraná y Uruguay, provocadas por intensas lluvias en la cuenca superior de Brasil, donde las precipitaciones de tres semanas atrás superaron significativamente los volúmenes promedio y el aumento del caudal en el embalse de Yacyretá fue un factor determinante.

En este contexto el jefe de Operaciones de Defensa Civil de la provincia, Orlando Bertoni, expresó su preocupación por la rápida escalada del nivel del agua, especialmente, en la zona de Yacyretá, donde el caudal del río Paraná aumentó de 20,000 a más de 35,000 metros cúbicos por segundo en un corto período, algo completamente inusual que generó complicaciones en los puertos cercanos y además obligó la reubicación de numerosas familias.