Héroes de Villa Celina: bomberos voluntarios le salvaron la vida a una beba de un año que no tenía signos vitales

El hecho ocurrió el domingo por la noche. Las maniobras de RCP se realizaron dentro de la autobomba y la pequeña llegó al hospital ya reanimada

Compartir
Compartir articulo
Bomberos de Villa Celina salvaron la vida a una nena de 2 años

Integrantes del cuartel de bomberos voluntarios de Villa Celina se convirtieron en héroes al salvar la vida de un menor de edad en una situación de emergencia absoluta. El domingo por la noche tuvieron que actuar con rapidez y eficiencia para salvar la vida de una niña de un año y medio que fue llevada por sus padres al lugar sin signos vitales.

El hecho ocurrió pasadas las 20.30, en el cuartel ubicado en las calle 1, entre 2 y 4, y quedó registrado por las cámaras de seguridad del propio destacamento. En las imágenes se pudo ver como un matrimonio se acerca a la puerta de entrada. La madre llevaba a la niña en brazos y se percibe que la menor se encontraba dormida.

Después de golpear la puerta, el matrimonio se introdujo a las corridas y la niña fue atendida por dos bomberos. De inmediato, le pidieron a la madre que suba a uno de los autobombas, uno de los voluntarios tomó a la niña en su brazos y se dirigieron hacia el hospital Alberto Balestrini.

“El personal de la guardia fue haciendo maniobras de RCP a la niña camino al hospital. Un kilómetro antes de llegar al hospital, la niña recobró los signos vitales. Es más, llegó al hospital ya con signos vitales”, explicó Juan Mamani, el jefe del cuartel de bomberos de Villa Adelina, en declaraciones al canal TN.

“A esa familia la conocemos. Son del barrio y viven a una cuadra del cuartel. Según nos comentaron, la niña estaba normalmente con ellos y de repente se desvaneció”, completó.

El cuartel de bomberos de Villa Celina
El cuartel de bomberos de Villa Celina

Según comentó el bombero voluntario, el gran problema de esa zona de Villa Celina es la falta de atención de emergencias médicas inmediata. Ese panorama obliga a que los propios bomberos sean los responsables de tener que atender ese tipo de situaciones.

“En el barrio tenemos una sala de primeros auxilios, pero carece de personal médico en el lugar. La sala cierra a la tardecita y ya por la noche no hay nadie que te pueda atender. Por eso, en lo que va del año, nosotros ya salvamos la vida de siete niños. Todos por situaciones límite similares”, explicó Mamani.

De hecho, el 27 de octubre, personal del mismo cuartel de bomberos de Villa Celina le salvaron la vida a un niño de cuatro años que se había atorado con un alimento.

El pequeño, también vecino de la zona, había sufrido un principio de asfixia por atragantamiento y estaba a punto de desvanecerse, cuando fue llevado por sus padres hasta el cuartel. Los bomberos realizaron maniobras de primeros auxilios y lograron que el menor de edad expulsara el alimento que había causado el estrago.

Incluso, hace poco más de un año, una bombera llamada Sofía Lacamoida se convirtió en heroína al socorrer y reanimar a una beba de un año que tampoco presentaba signos vitales.

El caso fue muy parecido al de la noche del último domingo. La madre apareció corriendo en el cuartel y pidió que alguien la ayudara. Así, la bombera y un compañero salieron a la calle para atender a la niña, que estaba en brazos de sus padres.

Mientras la bombera comenzó a realizar maniobras de RCP para lactantes, la madre de la niña sufrió un desmayo y uno de los hermanos se arrojó al suelo a llorar, pensando que la beba había perdido la vida. De manera afortunada, las tareas realizadas por la bombera fueron clave y a tiempo como para que todo quedara en un profundo susto.

Seguir leyendo: