Charles Aznavour: recordando a un grande a dos años de su muerte

El cantante, nacido en París y de ascendencia armenia, falleció el 1° de octubre de 2018. A su enorme trayectoria como artista, hay que sumarle una faceta que agiganta su figura: el papel que él y su familia tuvieron en la Resistencia francesa contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial

infobae-image

Charles Aznavour falleció el 1 de octubre de 2018, hace exactamente dos años, a la edad de 94.

Por mas de seis decadas fascinó a su audiencia mundial, convirtiéndose en uno de los cantautores mas admirados de la época moderna. Lo que pocos conocen es otra faceta de su vida.

En los tenebrosos años de la ocupación nazi en Francia, el joven Charles, junto a su hermana Aída y sus padres, Knar y Mischa, protagonizaron una historia de heroísmo. La familia Aznavour colaboraba con el grupo de Resistencia de Missak Minouchian y en ese contexto brindó refugio pasajero en su modesto departamento parisino a un gran número de judíos, armenios y otros que huían de la implacable persecución nazi.

Este capítulo singular fue revelado por el historiador israelí, Yair Auron, destacado especialista en estudios del Holocausto y del Genocidio, luego de un número de encuentros con el cantante francés. De dichas entrevistas, se desprende también que Charles arriesgó su vida también actuando como correo de la Resistencia.

Cuando la Fundación Raoul Wallenberg se enteró de dicha historia, resolvió homenajear a la familia Aznavour.

En el 2016, encargó un sello postal conmemorativo de Israel, con la imagen de los padres de Charles, Mischa y Knar Aznavour.

Posteriormente, la delegación Israelí de la ONG se contactó con el Presidente de Israel, Reuven Ruby Rivlin con la idea de rendir tributo al afamado cantante de origen armenio, idea que fue recibida con sumo entusiasmo por el Jefe de Estado.

Es así que el 26 de octubre de 2017 (un año antes de la desaparición del destacado artista), el Presidente Rivlin agasajó en su residencia oficial a Charles Aznavour y en presencia de un nutrido grupo de personalidades, se le rindió homenaje, otorgándole la Medalla Raoul Wallenberg.

Aznavour recibió el galardón también en representación de su hermana Aída, que no pudo asistir debido a su avanzada edad, y en nombre de sus difuntos padres.

De izquierda a derecha: La Primera Dama Nechama Rivlin, el Presidente Ruby Rivlin, Charles Aznavour y Baruj Tenembaum
De izquierda a derecha: La Primera Dama Nechama Rivlin, el Presidente Ruby Rivlin, Charles Aznavour y Baruj Tenembaum

En su emotivo discurso de aceptación, Aznavour recalcó: “siempre me sentí cerca del pueblo judío, a tal punto que conocía sus plegarias mejor que las cristianas. Me siento profundamente emocionado de recibir esta distinción en Jerusalén, una de mis ciudades favoritas”.

El Presidente Rivlin felicitó a su agasajado, confesando que tanto él como su esposa Nechama (que falleció en 2019) era grandes admiradores de Aznavour, acotando con una sonrisa que “su relación romántica se fue forjando mientras se deleitaban con sus memorables interpretaciones”.

Rivlin remarcó el lazo fraternal entre los judíos y armenios, “dos pueblos que han sufrido masacres impensables” y al referirse al heroísmo de Aznavour, añadió: “Quien salva una vida, salva un universo entero”. “Y la familia Aznavour salvó muchas vidas

Al concluir la ceremonia tuve la grata oportunidad de charlar en privado con este hombre de baja estatura pero de gigante personalidad. Le pregunté: “Sr. Aznavour, ¿cuál es el secreto de su energía y juventud”? a lo que me respondió: “Sr. Tenembaum, todas las noches, antes de acostarme, tomo un libro y estudio algo que no conocía… aprender algo nuevo me hace sentir vivo”.

Mi segunda pregunta fue: “¿Qué los motivo arriesgar sus propias vidas para salvar a gente que ni conocían?”. Aznavour me miró perplejo, con los ojos muy abiertos, en señal de sorpresa, respondiendo tajantemente: “¿Qué otra cosa podríamos haber hecho?

Los sellos postales israelíes con la imagen de los padres de Charles Aznavour, Knar y Mischa
Los sellos postales israelíes con la imagen de los padres de Charles Aznavour, Knar y Mischa

Esta charla me dejó un recuerdo imborrable. Frente a mi se hallaba un hombre de gran sabiduría y de singular corazón. Su mirada sorprendida y sus palabras, quedarán conmigo hasta el último día.

Tuve el gran privilegio de conocer a un grande del arte y del humanismo.

Abrigo la fantasía de mantener otra charla con Aznavour. Le preguntaría cuáles son sus pensamientos sobre la terrible pandemia que nos acosa, sobre el derramamiento de sangre en su querida Armenia frente a su vecina Azerbaijan y, en general, que nos depara el futuro.

Un gran poeta israelí, Nathan Yonathan, escribió estas líneas: “Dónde hay mas gente como tú”. Estas palabras parecen haber sido dedicadas a Charles Aznavour.

Monsieur Aznavour: ¡Su arte y su legado humano vivirá con nosotros eternamente!

Seguí leyendo:

Murió el cantante francés Charles Aznavour



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos