Quiso defender a su hija de un hombre acusado de pedofilia y terminó presa

El caso fue muy conocido porque la menor, de 4 años, contó cómo su padre la abusaba, pero la Justicia dijo que la mamá la indujo

Compartir
Compartir articulo
Feliciana Bilat
Feliciana Bilat

Una mujer fue detenida por intentar defender a su hija de su padre, quien tiene una orden de restricción sobre la menor, por cuya violación fue absuelto en un escandaloso fallo que recibió un repudio generalizado de organizaciones sociales.

Pese a que su hija de 4 años contó en Cámara Gesell cómo tenía que practicarle sexo oral, dibujaba sus genitales y hacía que sus muñecos se besaran cuando jugaba, el tribunal Oral en lo Criminal N° 17 absolvió el año pasado a Nicolás Balerdi del delito de abuso sexual y puso la lupa sobre la madre, Feliciana Bilat, a quien acusó a inducir a la pequeña.

Fuentes cercanas a la familia Bilat contaron a Infobae que sobre él pesaba una orden de restricción que violó, cuando sorprendió a la mujer y sus hijas en la calle e intentó llevarse a las niñas. La madre, para defenderlas, le arrojó gas pimienta. Y ambos, finalmente, fueron detenidos y trasladados a la comisaría 10 de la Ciudad de Buenos Aires y acusados de lesiones recíprocas.

Una vez que trascendió el arresto de Bilat, organizaciones sociales convocaron a concentrarse en la puerta de la dependencia para exigir la liberación de la mujer. Finalmente, fue liberada durante las últimas horas de la tarde. Decenas de personas la esperaban en la puerta de la comisaría. 

A Balerdi lo absolvieron pese a que su hija de 4 años contó en Cámara Gesell como la obligaba a practicarle sexo oral.

En el año 2010, Bilat denunció el abuso sexual de su hija y el caso llegó a juicio cinco años después, pero previamente un juzgado había solicitado el sobreseimiento del acusado. El magistrado había desestimado los peritajes realizados por el Cuerpo Médico Forense y los relatos de la niña en Cámara Gesell.

En ese momento Bilat apeló el sobreseimiento de su ex pareja, la causa fue a juicio y el pasado 3 de julio el fiscal Juan José Ghirimoldi también pidió la absolución del presunto abusador. Consideró, al igual que luego ratificó el tribunal, que era una madre sobreprotectora que influyó sobre su hija.

Sin atender al testimonio de los peritos, el tribunal se basó en la conclusión de una psicóloga que votó en disidencia y citó el Síndrome de Alienación Parental para concluir que la madre era la culpable de las conductas hipersexualizadas de la niña, a quien indujo a confirmar que su padre la violó.

El caso fue muy conocido, entre otras cosas, porque fue la niña la que aseguró que fue abusada, lo que destapó la consigna "Los niños no mienten", y porque la madre fue maltratada durante el juicio, como cuando una perito la trató de "Virgen María" por afirmar que quedó embarazada pese a que había usado preservativo.

"La Justicia es cómplice y pedófila, a mi hija no paran de pisarle la cabeza. Me separé en 2009 por violencia de género, pero la defensa dijo que no era golpeada y no voy a parar de tocar puertas porque sé que la Justicia llega en algún momento", indicó Feliciana en su momento, al anunciar que iba a apelar la sentencia.