La tasa de hipertensión crónica en el embarazo se duplicó en EE. UU. Desde 2008

Healthday Spanish

Guardar

Nuevo

infobae

LUNES, 17 de junio de 2024 (HealthDay News) -- El número de mujeres embarazadas con hipertensión crónica se duplicó en la última década y media, pero el tratamiento sigue siendo bajo entre ellas, encontró un estudio reciente.

Alrededor de un 3.7 por ciento de las mujeres embarazadas fueron diagnosticadas con hipertensión en 2021, frente a un 1.8 por ciento en 2008, señalaron los investigadores.

Sin embargo, las recetas entregadas a las mujeres embarazadas para la hipertensión siguieron siendo más o menos las mismas, y solo un 60 por ciento recibieron medicamentos que podrían reducir su presión arterial.

"Aunque la tasa de hipertensión en el embarazo se ha duplicado, el uso de medicamentos para el tratamiento se mantuvo estable en apenas un 60 por ciento, lo que creemos que probablemente esté por debajo de lo que debería ser si las pacientes son tratadas de acuerdo con las directrices clínicas", señaló la investigadora principal, Stephanie Leonard, epidemióloga de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

En el estudio, que aparece en la edición del 17 de junio de la revista Hypertension, los investigadores analizaron una base de datos de reclamaciones de seguros de salud privados de 2007 a 2021, y revisaron los expedientes de 1.9 millones de embarazos durante ese periodo.

Encontraron que la frecuencia de los diagnósticos de hipertensión durante el embarazo siguió aumentando de forma constante durante la última década y media.

Sin embargo, los investigadores se sorprendieron al no encontrar ningún aumento en los diagnósticos tras una actualización de las directrices de 2017 que redujo el umbral de la hipertensión en etapa temprana.

"Esperábamos ver algún impacto de la directriz de 2017, que redujo el umbral de la presión arterial para el tratamiento de la hipertensión", comentó Leonard en un comunicado de prensa de la revista. "Nos sorprendió no encontrar ningún cambio significativo entre antes y después de la directriz".

Las mujeres embarazadas con presión arterial alta tendían a tener 35 años o más, vivían en el sur y sufrían de otras afecciones crónicas como obesidad, diabetes o enfermedad renal.

La hipertensión crónica durante el embarazo puede provocar daño hepático o renal, y puede duplicar el riesgo de una mujer de insuficiencia cardiaca y otras enfermedades cardiacas en el futuro, anotaron los investigadores.

"Dado que casi 1 de cada 3 individuos con hipertensión crónica podría enfrentarse a una complicación del embarazo, la prevención y el control de la hipertensión deberían estar entre las prioridades más altas para mejorar la salud materna", planteó la Dra. Sadiya Khan, profesora de epidemiología cardiovascular de la Universidad Northwestern, que no participó en el estudio.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud ofrecen más información sobre la presión arterial alta durante el embarazo.

FUENTE: Asociación Americana del Corazón, comunicado de prensa, 13 de junio de 2024

Guardar

Nuevo