Fumar durante el embarazo podría aumentar las probabilidades de obesidad del bebé más adelante

Healthday Spanish

Guardar

Nuevo

infobae

MARTES, 14 de mayo de 2024 (HealthDay News) -- Las mujeres que fuman durante el embarazo tienen un riesgo más alto de que sus hijos tengan sobrepeso u obesidad, y los investigadores ahora creen saber un motivo.

Los niños nacidos de madres que fumaron mientras estaban embarazadas tienden a tener bacterias intestinales que son significativamente diferentes a las de los niños cuyas madres no fumaron, informaron los científicos recientemente en la revista Gut Microbes.

Se sabe desde hace algún tiempo que las mujeres que fuman durante el embarazo tienden a tener bebés que se convierten en niños con sobrepeso, señaló la coinvestigadora principal Anita Kozyrskyj, epidemióloga del microbioma y profesora de pediatría de la Universidad de Alberta, en Canadá.

"Simplemente no sabíamos cómo sucedió", dijo Kozyrskyj en un comunicado de prensa de la universidad. "Puede haber muchas formas, pero en nuestro estudio demostramos que una forma es cambiando las bacterias intestinales en el bebé".

La obesidad afecta actualmente a más de un 18 por ciento de los niños y adolescentes, frente a apenas un 4 por ciento en 1975, señalaron los investigadores en las notas de respaldo.

En el estudio, los investigadores usaron datos de más de 1,500 niños a los que se dio seguimiento como parte de un estudio a largo plazo sobre el desarrollo infantil.

Se midió el peso de los niños a los 1 y 3 años de edad, y se recolectaron muestras de heces a los 3 y 12 meses de edad.

Los investigadores encontraron que el riesgo de exceso de peso de un niño se asociaba con niveles más altos de un tipo de bacteria intestinal llamada Firmicutes, y que fumar durante el embarazo aumentaba la abundancia de la bacteria en el intestino del niño.

Los firmicutes son una parte normal de las bacterias intestinales, y por lo general aumentan en todos los bebés poco después del nacimiento, dijo Kozyrskyj.

"Es solo que el aumento [en los bebés de madres fumadoras] ocurrió demasiado pronto. Las cantidades eran demasiado altas", explicó Kozyrskyj.

Los altos niveles de Firmicutes pueden resultar en una producción excesiva de un ácido graso llamado butirato, pero los investigadores aún no están seguros de por qué demasiado butirato puede hacer que un niño aumente de peso.

"No es que el butirato sea venenoso ni nada por el estilo. Es un subproducto natural. Tenemos niveles de butirato en nuestros intestinos todo el tiempo", anotó Kozyrskyj.

Los investigadores encontraron que los niños tenían niveles más altos de la bacteria Firmicutes incluso si su madre dejaba de fumar o dejaba de fumar a mitad del embarazo. Solo las madres que nunca fumaron o dejaron de fumar antes del embarazo tuvieron hijos con niveles normales de la bacteria.

También encontraron que la lactancia materna exclusiva durante los primeros tres meses de vida del bebé reducía el efecto del tabaquismo.

Los investigadores dijeron que se necesitan más estudios tanto para confirmar esta asociación como para comprender mejor el efecto de Firmicutes sobre el peso.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el tabaquismo durante el embarazo.

FUENTE: Universidad de Alberta, comunicado de prensa, 2 de mayo de 2024

Guardar

Nuevo