¿Por qué siguen trabajando? El dúo de guionistas detrás de “Madame Web”, “Morbius” y otros desastres del cine

La colaboración entre Matt Sazama y Burk Sharpless se resume en cinco grandes fracasos en taquilla y una elogiada serie de Netflix

Compartir
Compartir articulo
Su telaraña lo conecta todo. Conoce la enigmática historia de Madame Web, uno de los personajes más importantes del Universo Spider-Man. (Sony Pictures)

Si podemos afirmar algo sobre el dúo de guionistas Matt Sazama y Burk Sharpless es que, al menos en el cine, su trabajo ha sido consistente. Los escritores no han logrado un solo acierto en pantalla grande pese a acreditarse cinco películas de gran presupuesto, todas con puntajes menores a 25% en Rotten Tomatoes. Pero no fue hasta el lanzamiento de su último proyecto, Madame Web, que el público empezó a indagar en su trabajo conjunto, recibiendo un gran volumen de críticas que solicitaban a Hollywood no volver a contratarlos.

¿Pero es realmente terrible su trabajo cinematográfico? La respuesta corta es sí. La reciente producción de Sony Pictures es criticada por múltiples aspectos, pero el guion fue señalado por diferentes críticos como el eslabón más débil. Peter Debruge de Variety comentó en su revisión que el trabajo era confuso, mientras que Molly Freeman de ScreenRant explicó que “los diálogos suenan expositivos y las líneas son incómodas y antinaturales, incluso cuando las pronuncian las estrellas más importantes del filme”.

Críticas negativas azotaron la última producción de Sony Pictures según reportes de primeros espectadores. (Créditos: Sony Pictures)
Críticas negativas azotaron la última producción de Sony Pictures según reportes de primeros espectadores. (Créditos: Sony Pictures)

“Madame Web” es solo la punta del iceberg

Remontando a su primera producción conjunta en 2014, Drácula: la historia jamás contada fue una historia de vampiros que llevó a los críticos a reflexionar que quizá fueron muy duros con Crepúsculo. Pese a que contó con un reparto liderado por Luke Evans, Charles Dance y Dominic Cooper, además de un propuesto de 70 millones de dólares, su recepción fue negativa, siendo calificada como “demasiado ambiciosa”, y “genérica”.

Su siguiente colaboración en un largometraje fue lanzado al año siguiente, titulado El último cazador de brujas. Con una inversión mayor de 90 millones de dólares, el elenco resaltaba por la inclusión de Vin Diesel, Elijah Wood y Rose Leslie; aunque pese a la anticipación tampoco recibió buenos comentarios ni resaltó en taquilla. En 2016, Dioses de Egipto fue formalmente su peor proyecto al recibir un 14% de puntaje en Rotten Tomatoes.

Jared Leto interpretó a Morbius en sus dos versiones, como un doctor y como una aterradora bestia. (Créditos: Sony Pictures)
Jared Leto interpretó a Morbius en sus dos versiones, como un doctor y como una aterradora bestia. (Créditos: Sony Pictures)

Sin embargo, ninguno de los filmes anteriores generó tantas reseñas negativas en el público como Morbius (2022), que recibió el título colectivo de “peor película de un superhéroe”. Aunque aquí sí debemos hacer el esfuerzo por repartir responsabilidades, ya que ni el protagónico de Jared Leto, ni los 75 millones de dólares, salvaron a esta producción de su floja edición, dirección y, peor aún, los terribles efectos especiales (CGI).

¿Por qué Hollywood los sigue contratando?

Con todos los comentarios de odio que están recibiendo Matt Sazama y Burk Sharpless por su filmografía, en redes sociales se está pasando por inadvertido su ficción más popular: Perdidos en el espacio (2018). Los guionistas y productores ejecutivos tuvieron plena libertad para traer a la pantalla chica este serie de tres temporadas que sigue a Vlad Tepes, el príncipe rumano que inspiró el mito de Drácula. A modo de redención [por el fracaso de Drácula: la historia jamás contada], el dúo le dio una nueva vida a esta trama de vampiros que se instaló entre lo más visto de Netflix durante el lanzamiento de cada entrega.

Los guionistas Burk Sharpless y Matt Sazama son responsables de cinco de las películas que fracasaron en taquilla. (Créditos: REUTERS/Aude Guerrucci)
Los guionistas Burk Sharpless y Matt Sazama son responsables de cinco de las películas que fracasaron en taquilla. (Créditos: REUTERS/Aude Guerrucci)

Tal parece que el control y confianza que la plataforma de streaming brindó a los escritores trajo mejores resultados, a diferencia de las limitaciones que encontraron en Madame Web. Y es que tal como afirmaron Dakota Johnson y Sydney Sweeney en diferentes ruedas de prensa, hubieron diversas modificaciones a la propuesta original realizadas por la directora SJ Clarkson y en especial, por el productor ejecutivo Claire Parker. “Hubo cambios drásticos y ni siquiera puedo decir cuáles eran”, sostuvo Johnson en conversación con TheWrap.

Para recapitular y responder la pregunta principal, es probable que las propuestas iniciales de Sazama y Sharpless para Sony, no fuesen presentadas como el adefesio que finalmente se mostró en cines. El escaso control que mantienen en la producción tampoco asegura que las modificaciones sean coherentes con su visión, cualquiera que esta sea. Por supuesto, un solo éxito no basta para demostrar que no son una especie de Midas a la inversa; por lo que tras el último fracaso de taquilla, posiblemente no los veamos en grandes proyectos hasta nuevo aviso. Lo que en general, es una buena noticia.

La serie de Netflix es un reboot de la producción de culto emitida por la cadena norteamericana CBS entre 1965 y 1968. (Créditos: Netflix)
La serie de Netflix es un reboot de la producción de culto emitida por la cadena norteamericana CBS entre 1965 y 1968. (Créditos: Netflix)

Por si deseas verla, la película Madame Web aún está disponible en la cartelera de América Latina. En caso desees ver una mejor alternativa, puedes encontrar Perdidos en el espacio en Netflix.

Cassandra Webb recibe una transformación significativa en "Madame Web", alejándose de su contraparte de los cómics. (Créditos: Sony Pictures)
Cassandra Webb recibe una transformación significativa en "Madame Web", alejándose de su contraparte de los cómics. (Créditos: Sony Pictures)