Axel Kicillof viajará a La Pampa: más señales de construcción propia y un mensaje a Milei

El gobernador bonaerense irá el viernes a la provincia que comanda el peronista Ziliotto; otro mandatario de la oposición dura. La próxima parada será La Rioja

Guardar

Nuevo

Axel Kicillof
Axel Kicillof

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, llegará este viernes a la provincia de La Pampa, donde firmará algunos acuerdos con su par Sergio Ziliotto en otra foto de contenido opositor a las políticas de Javier Milei, quien por su parte volvió a convocar a mandatarios provinciales y referentes de otros sectores a un nuevo acuerdo como el planteado en el Pacto de Mayo. Por lo pronto, el bonaerense y el pampeano ya declinaron el llamado presidencial.

Este martes, ambos dirigentes participaron de un acto que se realizó en el marco de los 30 años del atentado a la AMIA que se cumplirá el próximo 18 de julio, donde hubo presencia de gobernadores y representantes de 18 provincias de un variado arco político. Tras ese encuentro, el bonaerense y el pampeano definían los pormenores de la visita de Kicillof.

18 gobernadores y representantes de provincias participaron del acto al conmemorarse 30 años del atentado a la AMIA
18 gobernadores y representantes de provincias participaron del acto al conmemorarse 30 años del atentado a la AMIA

En principio, según adelantó el propio bonaerense este lunes, habrá un acuerdo de cooperación entre el Banco Provincia y el Banco de La Pampa. También, según pudo saber Infobae, hay interés de La Pampa por el sistema de patrullaje rural que tiene Buenos Aires a través de la adquisición de drones que hizo el ejecutivo bonaerense en China, cuando el ministro de Seguridad aún era Sergio Berni. Ese tema podría ser parte de los acuerdos a firmarse también este viernes.

Ziliotto y Kicillof coinciden en su rechazo a la convocatoria que hizo el presidente Javier Milei el último 20 de junio con motivo del acto del Día de la Bandera y a modo de continuidad al llamado trunco del Pacto de Mayo. Desde Rosario, el jefe de Estado convocó a ex presidentes, gobernadores, autoridades políticas, miembros de la Corte Suprema de Justicia, empresarios y gremialistas a firmar un nuevo acuerdo el próximo 9 de julio en Tucumán.

“Para poder alcanzar ese sueño de una Argentina próspera y libre es fundamental que todos aquellos que compartimos la causa de la libertad, que todos aquellos que entendemos que la Argentina tiene que volver a abrazar las ideas que nos hicieron grandes, depongamos las anteojeras partidarias, nos desprendamos de los intereses particulares y trabajemos juntos para establecer el nuevo orden económico que la Argentina necesita para volver a ser una potencia mundial”, resumió. Los gobernadores más duros ya se corrieron de ese llamado.

Algunos puntos del Pacto de Mayo son de la plataforma de La Libertad Avanza, no de nuestro partido, de nuestra fuerza. Sería extraño que uno adhiera a puntos con los que no está de acuerdo”, fue parte de lo que planteó Kicillof. El argumento es el mismo que sostuvo cuando Milei hizo la convocatoria para el mes de mayo, que finalmente no se consiguió.

Las provincias no somos ese objeto inviable que plantea el gobierno nacional. El gobierno nacional plantea el Pacto de Mayo en julio como la base fundacional de una nueva Argentina y cuando reviso los postulados de ese acuerdo no veo desarrollo, no veo producción, no veo trabajo, no veo educación, entonces no tengo nada por qué compartir. ¿Hay necesidad?¿La argentina va a cambiar de un día para el otro porque haya una pacto federal el cual es una imposición? Si necesitan la foto para el Fondo (FMI) conmigo no cuenten. Yo no voy a firmar algo con un gobierno nacional que está quedándose ilegalmente con recursos que son de cada pampeano y cada pampeana”, planteó en las últimas horas -y en consonancia con Kicillof- Ziliotto en declaraciones A24. Tanto Buenos Aires como La Pampa han hecho presentaciones ante la Corte Suprema de Justicia reclamando la restitución de algunos fondos que el gobierno nacional suprimió como el Fondo de Incentivo Docente, por ejemplo.

El gobernador pampeano, Sergio Ziliotto (REUTERS)
El gobernador pampeano, Sergio Ziliotto (REUTERS)

Además de La Pampa, Kicillof planea en el corto plazo también firmar acuerdos de cooperación de gestión, -que luego se traducen en señales políticas- con el gobierno de La Rioja. En la provincia del Norte Grande gobierna el peronista Ricardo Quintela, que al igual que el bonaerense y el pampeano mantiene una férrea oposición sobre el rumbo del gobierno nacional.

“Estamos trabajando con varias provincias en diferentes aspectos que obviamente tienen que ver con una convicción profunda en el federalismo. Ante la ausencia, la deserción y los intentos de disolución de esa forma de funcionamiento de la Argentina, nuestros esfuerzos tienen que ver con colaboración y articulación con otros gobiernos provinciales”, detalló el bonaerense el último lunes ante la consulta de este medio.

El encuentro del mandatario de la provincia de Buenos Aires con su par pampeano le dará continuidad a los acuerdos que ya firmó con el gobernador de Chubut, Nacho Torres y de Santa Fe, Maximiliano Pullaro. Con el primero, Buenos Aires cedió 15 ambulancias de alta complejidad en comodato, además de colaboración en el sistema de telemedicina a instaurar en la provincia patagónica. Mientras que con Santa Fe la coordinación se dio en la lucha contra las bandas narco criminales que operan en la ciudad de Rosario y alrededores. Buenos Aires prestó patrulleros y equipamiento para el patrullaje de Rosario y además se firmó un acuerdo para el intercambio de información inter fuerzas, pues son las mismas bandas narcos operan tanto en territorio santafesino como en el bonaerense.

La particularidad fue que con estas dos provincias las diferencias políticas son notorias. Mientras Torres forma parte del PRO, Pullaro pertenece a la UCR. Si bien ambos gobernadores han tenido -sobre todo Torres- sus diferencias con la gestión de Milei, instaron a sus legisladores a que acompañen la Ley Bases y el Paquete Fiscal tanto en Diputados como en el Senado, al menos en la votación en general. Algo que el peronismo rechazó de plano.

Pese a ello, Kicillof obtuvo las fotos que empiezan a darle un perfil más propio en medio de la acefalía de dirigencia opositora. Es que tras los actos formales con sus pares provinciales, el bonaerense compartió algunas reuniones con distintos sectores del peronismo de esas provincias. “Los compañeros necesitan que alguien los abrace”, resumió por entonces uno de los ministros que acompañó al mandatario bonaerense en sus incursiones por Chubut y Santa Fe.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias