Martín Lousteau fue el único senador que rechazó la Ley Bases y acompañó el paquete fiscal

El dirigente radical, que colaboró con el oficialismo para que haya quorum y se habilite la discusión en recinto de sesiones del Senado, ya había adelantado su voto negativo ayer por la mañana

Guardar

Nuevo

La placa de votación en general del paquete fiscal
La placa de votación en general del paquete fiscal

El gobierno de Javier Milei finalmente logró que el Senado apruebe la Ley Bases y el paquete fiscal luego de aceptar una serie de reformas en los proyectos originales. Como se preveía, la votación fue pareja: en el primer caso, la discusión quedó igualada 36 a 36 y definió la presidenta del cuerpo, Victoria Villarruel. Para la segunda iniciativa, hubo una ligera variación, 37 a 35, a favor del oficialismo.

El voto que marcó esa mayoría fue el del senador radical Martín Lousteau, que colaboró para que haya quorum y se habilite la discusión en recinto, votó en contra de la Ley Bases, pero acompañó -también en general- el paquete fiscal. Los votos negativos en ambos proyectos fueron los de los santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano, y los 33 miembros de Unión por la Patria (UP).

Ambas iniciativas ahora volverán a Diputados para la aprobación definitiva. Con relación al paquete fiscal, contenía varios artículos en puja relacionados, en particular, con la reactivación del impuesto a las Ganancias, el blanqueo y Bienes Personales, entre otros puntos. Estos capítulos fueron eliminados en la discusión en particular.

A su vez, se aprobó el Régimen de Regularización de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de Seguridad Social, el Régimen de regularización de activos, el Impuesto a las transferencias de inmuebles de personas físicas y sucesiones indivisas, el Régimen de Transparencia Fiscal al Consumidor y el Régimen simplificado para pequeños contribuyentes.

“Se quieren esconder”

Martín Lousteau Anticipó Que Votará En Contra De La Ley Bases

Lousteau fue uno de los protagonistas de la maratónica sesión, que duró casi 24 horas. Presentó un dictamen de minoría, alternativa a la Ley Bases impulsada por el Gobierno; rechazó el proyecto a nivel general; acompañó el paquete fiscal, pero votó en contra de Ganancias y Bienes Personales; y protagonizó un tenso cruce con Juliana Di Tullio y Villarruel.

Este último punto tuvo lugar cuando fue rechazada una moción que había presentado para declarar la emergencia presupuestaria del sistema universitario y el restablecimiento del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID). “No se quiere votar nominalmente porque se quieren esconder”, acusó tras sostener un acalorado cruce con Bartolomé Abdala.

Minutos antes de que se votara el décimo capítulo titulado “Disposiciones finales”, el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) pidió que se incluyeran dos capítulos en el dictamen de minoría. Estos se trataban del título 10 de “Emergencia presupuestaria del sistema universitario” y el número 11 respecto del “Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID)”.

“La Ley Bases no puede no tener educación”, criticó el dirigente radical al recordar que, en otras oportunidades, había solicitado al Gobierno que se incluyeran los temas relacionados a la obra pública, la jubilación y la educación. Asimismo, remarcó a las autoridades que el problema con el sistema universitario no estaría resuelto, pese al aumento del 270% que se asignó para gastos de funcionamiento a final de mayo.

En este sentido, el senador nacional expuso: “Las universidades ayer estaban de paro porque los sueldos de los docentes, los investigadores y de los que abren las universidades no están cubiertos y no están siendo actualizados”. Por este motivo, intentó convencer a la Cámara de Senadores sobre la importancia de tratar de manera nominal y por medios electrónicos los capítulos presentados.

El senador Martín Lousteau (Reuters)
El senador Martín Lousteau (Reuters)

“Quiero incorporar dos cosas que son muy importantes, el financiamiento de la educación, pago de los docentes y la esencialidad educativa y al mismo tiempo el financiamiento universitario”, subrayó el radical después de recibir la negativa por parte de las autoridades del recinto. Entre ellos, el senador de La Libertad Avanza (LLA) por San LuisBartolomé Abdala, rechazó la moción al manifestar: “No nos interesa aceptar estas incorporaciones dentro de esta ley”.

Por este motivo, el titular de la UCR denunció que “no se quiere votar nominalmente porque se quieren esconder los que van a votar en contra de la educación, los que no quieren votar a favor del financiamiento universitario”. Asimismo, reforzó su argumento al destacar que contaban con la mayoría para tratar la propuesta.

Luego de que la moción de tratar la emergencia presupuestaria del sistema universitario y la reincorporación del FONID fuera descartada, la senadora Juliana Di Tullio se sumó al reclamo al solicitar que se frenara la votación del décimo capítulo de la Ley Bases. Por este motivo, la integrante del bloque de Unión por la Patria (UP) se abstuvo de votar de forma particular.

“Le dije, presidenta, que detenga la votación hasta no resolver lo que pidió el senador Lousteau”, denunció al agregar que el pedido se lo había hecho al secretario del Senado. A la vez que reafirmó su decisión de no votar, la dirigente sentenció: “Hasta que no resuelva, no puede usted dejar este antecedente en la Cámara”.

El tono de la discusión creció después de que Di Tullio acusara a la vicepresidente Victoria Villarruel de cometer “una violación al reglamento y a sus deberes como presidenta de esta Cámara”. En este sentido, profundizó el reclamo al sostener que “ningún senador puede ser desoído en una moción de orden, no importa como resulte”, y remató al agregar: “Resuelve la Cámara de Senadores, no usted. Cada uno tiene que emitir su voto”.

A pesar de las acusaciones, la titular de la Cámara Alta solamente se limitó a responder: “Senadora, usted puede votar. Si no quiere votar es su elección”. Incluso, la senadora del PRO de Córdoba, Carmen Álvarez Rivero, intermedió en la discusión al citar el artículo 212 del reglamento de la Cámara de Senadores.

“El artículo 212 nombra la ‘abstención-protesta’”, aportó la dirigente al desacreditar el reclamo interpuesto por Di Tullio. En este sentido, la norma indica que un senador puede abstenerse a votar como forma de protesta, sin embargo, el temperamento no puede impedir la votación de una iniciativa.

Frente a esto, el apartado plantea que “el cálculo del quórum y el cómputo de la votación se hará sobre la cantidad de votos que se emitan”. De la misma manera, aclara que “ningún senador puede protestar contra la resolución de la Cámara, pero tiene derecho a pedir la consignación de su voto en el acta y en el Diario de Sesiones”.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias