A horas de jurar como presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Martín Menem renunció a su banca en La Rioja

El elegido por Javier Milei dejó su cargo de legislador provincial al que había accedido en las Legislativas de 2021

Compartir
Compartir articulo
Martín Menem, el elegido por Javier Milei para presidir la Cámara de Diputados
Martín Menem, el elegido por Javier Milei para presidir la Cámara de Diputados

Martín Menem presentó la renuncia a su banca de legislador provincial en La Rioja para asumir el compromiso de presidir la Cámara de Diputados de la Nación, cargo al cual prestará juramento este jueves.

A través de sus redes sociales, el sobrino del difunto expresidente anunció este miércoles la dimisión al cargo de diputado provincial para el que había sido electo en las elecciones legislativas de 2021 y compartió una carta de despedida -presentada ante la vicegobernadora Florencia López y dedicada a sus pares- en la que resaltó “la gran experiencia” del trabajo parlamentario provincial la cual le “fortaleció el compromiso” con sus “representados y el pueblo”: “Como dijo el General San Martín, ‘hace más ruido un hombre gritando que cien mil que están callados’”.

“Prueba de ello fue el contundente respaldo otorgado mediante el voto popular a nuestra fuerza política”, destacó el referente de La Libertad Avanza. “Este hecho renueva nuestro compromiso y cotidiana labor junto a quienes representamos las ideas de la libertad”, continuó y se puso “a disposición” de “todos aquellos que quieran aportar al crecimiento y desarrollo de nuestra Provincia y ser parte de la solución, para que Argentina vuelva al sendero de la prosperidad”.

Además agradeció a los empleados legislativos y concluyó: “Que las Fuerzas del Cielo, los acompañen y nos guíen”.

Legislador provincial desde 2021 por LLA, Martín Menem perdió ante el PJ la elección a gobernador de La Rioja de mayo de este año -salió tercero-, pero cinco meses después, integrando la misma boleta que llevaba a Javier Milei como candidato a presidente, obtuvo su banca para la Cámara Baja nacional.

Es uno de los 38 diputados nacionales libertarios que prestarán juramento este jueves a las 11. Elegido por el mandatario electo para presidir el cuerpo legislativo, será el encargo de encabezar las negociaciones y conseguir consensos para aprobar las leyes que pretende aplicar el nuevo gobierno.

Fragmento de la carta de despedida de Martín Menem a los legisladores provinciales de La Rioja
Fragmento de la carta de despedida de Martín Menem a los legisladores provinciales de La Rioja

Luego de la ceremonia de esta mañana, deberá esperar a la asunción de Milei el próximo domingo y apenas 24 horas después llegará al Congreso la tan anticipada “ley ómnibus” que según trascendió incluirá cambios en la estructura del Estado, reformas impositivas e incluso políticas, como la eliminación de las PASO.

Hijo de Eduardo Menem, senador nacional por más de 20 años, y sobrino de Carlos Saúl, que gobernó dos veces La Rioja y presidió la Nación durante 10 años, Martín tiene sólo dos años de experiencia política (como diputado provincial, antes se dedicó exclusivamente al mundo empresario). Sin embargo, Milei considera que tiene muñeca política suficiente para conducir los destinos de la Cámara Baja.

Su misión será aprobar un paquete de leyes que incluye una “modernización” del Estado: reducción en la cantidad de Ministerios y organismos públicos, recorte de la cantidad de empleados, cambios en el régimen económico con base en la apertura comercial, reforma en el área energética y cambios progresivos en el régimen cambiario, y modificaciones en el código electoral.

Luego de su confirmación en el cargo, Milei lo describió como un “libertario puro”. Su designación no tardó de provocar ruidos dentro del PRO, espacio que pretendía que ese puesto sea ocupado por el “halcón” Cristian Ritondo. De hecho, los diputados macristas ya avisaron por lo bajo que no propiciarán el quórum ni los votos automáticamente, sino que discutirán el paquete “ley por ley”.

Consciente de que el llamado de sesiones extraordinarias probablemente provoque resistencias en medio de la crisis política y social, Menem dio una primera señal de los lineamientos acordados, que girarán en torno a forzar una “austeridad”.

“La señal es de austeridad y de cambiar la historia de la Argentina. No hay plata, trabajemos todos en sacar las leyes que corresponden llegado el momento. Se asume el 10 de diciembre y ahora manos a la obra”, fueron sus únicas palabras tras la primera reunión que mantuvo con Milei.