Los movimientos sociales afines al Gobierno salieron con miles de agentes a monitorear los precios en los supermercados

Hay críticas de la oposición por la medida; desde el Ministerio de Desarrollo Social remarcan que es una “colaboración” con la acción del Estado para controlar que se cumplan los programas destinados a paliar la inflación

Las organizaciones aseguran que los voluntarios son más de 40.000 (Twitter: Movimiento Evita)
Las organizaciones aseguran que los voluntarios son más de 40.000 (Twitter: Movimiento Evita)

Movimiento Evita, Somos Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), tres de las principales organizaciones sociales afines al gobierno nacional, salieron hoy a controlar el cumplimiento del programa de Precios Cuidados que promueve el presidente Alberto Fernández para frenar la inflación en el marco de la crisis. Los espacios aseguran que los voluntarios que llevan a cabo la campaña, denominada “Solidaridad en acción”, superan las 40.000 personas. Hay críticas de la oposición y en el Ministerio de Desarrollo Social aseguran que es una “colaboración” con la gestión estatal.

“Más de 40 mil voluntarias y voluntarios salimos a poner la #SolidaridadEnAcción y apoyar la tarea de control de precios en supermercados e hipermercados del país. También informamos sobre los derechos y herramientas que tenemos como consumidores”, dijeron desde Movimiento Evita a través de sus cuentas en redes sociales.

El programa Precios Cuidados que se ofrece en unos 1.000 hipermercados y supermercados del país y la jornada de control de los movimientos sociales busca “concientizar a la población” sobre el acuerdo de precios, expresaron desde las agrupaciones a través de un comunicado. La campaña se realizaba por horarios, en hipermercados de distintos barrios porteños y localidades del conurbano, como Constitución, Flores y Lanús, respectivamente.

La campaña de concientización alienta a los compradores a denunciar (Twitter: Movimiento Evita)
La campaña de concientización alienta a los compradores a denunciar (Twitter: Movimiento Evita)

”Los formadores de precios y los grandes grupos económicos que concentran la producción y distribución de los alimentos han decidido ir por el bolsillo de los trabajadores. Los precios abusivos se han multiplicado y en especial en productos esenciales de la canasta básica de alimentos, sin que exista ninguna justificación real para este golpe al poder adquisitivo de la gente”, señalaron los organizadores, que calificaron como “insensibles” a esos grupos “frente a las necesidades populares en medio de una emergencia sanitaria sin precedentes”.

Los voluntarios colocaban y entregaban, en las distintas cadenas, panfletos y folletos sobre el acuerdo de precios, y fomentaban que los compradores denuncien cuando no encuentren los precios cuidados. ”Necesitamos que la sociedad también tome la responsabilidad de controlar los precios”, indicó el subsecretario de Políticas de Integración y Formación del Ministerio de Desarrollo Social y titular del Movimiento Somos Barrios de Pie, Daniel Menéndez. ”Es necesario un Estado fuerte que pueda intervenir sobre este esquema con sectores que, ante la necesidad y situación que atraviesa el país, prefieren mantener y potenciar la especulación sobre los precios”, expresó el funcionario.

Los movimientos sociales se sumaron así a las acciones oficiales que lleva a cabo el Gobierno para controlar precios. La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, aseguró días atrás que los controles estatales continuarán, ya sea por parte de la gestión nacional como municipal y provincial, para “garantizar” el cumplimiento los distintos programas en marcha. “Este es el rol que tiene el Estado y va a continuar, no debería ser un problema si se cumple”, opinó la funcionaria en declaraciones a Radio con Vos. En tanto, admitió que en el Gobierno recibieron manifestaciones de “descontento” de parte las cámaras empresariales.

También hubo cuestionamientos de parte de la oposición al “#ControldePreciosK”, como lo denominaron en redes algunos referentes de Juntos por el Cambio. “Precariza una tarea que le corresponde al Estado y pretende tapar el verdadero problema de una inflación, que no deja de crecer, con una medida que ya ha dado muestras en el pasado de ser totalmente violenta e ineficaz”, dijo el diputado nacional Álvaro González a través de su cuenta de Twitter.

“Incluir a las organizaciones sociales para ejercer el #ControldePreciosK es una muestra más de la violencia institucional con la que se maneja el kirchnerismo en el Gobierno, buscando la confrontación permanente entre los argentinos”, añadió el representante afín al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

Como detalló Infobae, días atrás el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo recibió a organizaciones políticas y sociales para revisar estrategias y programas en marcha luego de conocerse las estadísticas oficiales del Indec que registraron un fuerte aumento de los alimentos y bebidas, que crecieron el 4,8% interanual en enero.

Hoy, el ministro Arroyo aseguró, en diálogo con radio Mitre, que “el control de precios es una tarea del Estado que realiza la Secretaría de Comercio”, mientras que que las organizaciones sociales “colaboran”. ”El control de precios lo lleva adelante la Secretaría de Comercio. Los intendentes y dirigentes sociales colaboran y hacen un relevamiento pero la política de control de precios la lleva adelante el Estado“, dijo el funcionario.

Seguí leyendo: