Ayer lo anunció y hoy lo formalizará. Dora Beatriz Barrancos dejará de integrar el directorio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), donde representaba el área de Ciencias Sociales y Humanidades.

"El motivo es moral", explicó. La investigadora adoptó la decisión porque dos colegas que fueron votados hace un año –Mario Pecheny, como su sucesor, y Alberto Kornblihtt en el campo de las Ciencias Biológicas y de la Salud- nunca fueron incorporados al ente.

"Yo ya había anticipado que esperaría un año, pero más que eso es una incorrección completa. Es participar y ser connivente de una circunstancia que no es institucional", dijo Barrancos, quien recordó que el nombramiento de Roberto Salvarezza, elegido en 2017, tampoco fue formalizado.

En diálogo con Crónica, la investigadora se refirió además a la situación que atraviesa el Conicet en la actualidad. Barrancos denunció que hay 500 millones que figuran en el presupuesto pero que nunca fueron ejecutados. "Esto no resuelve ni una parte de la dramática situación, pero son indispensables en este momento", sostuvo.

La noticia se conoce justo después de que Marina Simiam, bióloga e investigadora del Conicet ganara $500.000 en un programa televisivo y posteriormente asegurara que destinaría ese dinero a un proyecto que encabeza para encontrar la cura del cáncer.

El video se viralizó rápidamente e incluso algunas versiones afirmaron que los investigadores científicos habían recibido recortes en los presupuestos de los descubrimientos que estaban llevando a cabo.

Tras anunciar que abandonará el Consejo, Barrancos habló también sobre la ola de científicos que abandonan la Argentina por falta de oportunidades en el país. "Las noticias que uno recibe son alarmantes, conozco al menos dos personas que se van. Hay gente que había regresado y que se está yendo", añadió.

La científica se licenció en Sociología (Universidad de Buenos Aires), continuó con una maestría en Educación (Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil) y se doctoró en Historia (Universidad de Campinas, Brasil). Se sumó al Conicet en 1986 como investigadora y en 2010 pasó a formar parte del directorio.