Miguel Pichetto y Rogelio Frigerio
Miguel Pichetto y Rogelio Frigerio

Fuentes peronistas confirmaron a Infobae que se está preparando con el Gobierno un documento de diez puntos que ayude a tranquilizar los mercados, marcando las "reales coincidencias" que existen entre Cambiemos y grandes sectores opositores, que incluyen al presidente del bloque de Alternativa Federal, Miguel Ángel Pichetto, al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, los tres precandidatos a presidente, además del diputado Diego Bossio, entre otros referentes no kirchneristas.

La iniciativa no nació en el Gobierno sino en el peronismo y todo indicaría que surgió en el encuentro que el presidente Mauricio Macri tuvo con Pichetto que, evidentemente, logró convencerlo de algo que hasta ese momento se había negado enfáticamente: firmar un acuerdo con la oposición.

La información fue confirmada dentro del peronismo que, de todos modos, no quiso adelantar cómo se avanzará finalmente el entendimiento, ya que no todos los presidenciables se encuentran pasando una coyuntura similar.

Pichetto le llevó la iniciativa a Macri
Pichetto le llevó la iniciativa a Macri

Massa, en concreto, está buscando un acercamiento con el kirchnerismo, en un camino que ya transitó Felipe Solá, bajo el convencimiento de que hay buenas razones para convencer a Cristina Kirchner de que no se presente o, en todo caso, que acepte una discusión a fondo sobre el armado político.

Al Presidente le cerró inmediatamente la iniciativa, seguramente porque vio una posibilidad de salir de la encerrona que le presenta el año electoral frente a los mercados, que desconfían de cómo continuarán los compromisos externos ante un eventual cambio en el signo de la administración.

El responsable de las negociaciones, por parte del Gobierno, es el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que mantuvo estas conversaciones en el más estricto silencio por pedido de los propios peronistas entrevistados. Y se supone que se incluiría al jefe de Gabinete, Marcos Peña, en los próximos días.

Massa, Schiaretti, Pichetto y Urtubey
Massa, Schiaretti, Pichetto y Urtubey

Pichetto es el que tiene mejor vínculo con el Presidente, con el que se reunió hace tres semanas y, según trascendió, le había expresado que cometió un error al impulsar el proyecto para el congelamiento de las tarifas que se aprobó en el Congreso en el 2017, luego vetado por la Casa Rosada.

En una reunión siguiente que Macri mantuvo con su gabinete definió a Pichetto como "un estadista" y, a partir de ese momento, pidió ideas para encarar lo que hasta ahora no había consentido, a saber, una exhibición de la necesidad de un acuerdo con la oposición, o con una parte de ella por lo menos.

El documento está dividido en diez puntos que en el peronismo son considerados "obvios", como la necesidad de que haya equilibrio fiscal, que el Banco Central sea independiente y que las políticas aboguen por un federalismo activo en el marco de una integración con el mundo, alejada de las etapas aislacionistas de otras etapas de la historia.

No hay ninguna referencia a la historia vivida, ni pasada ni reciente, sino que se trata de una declaración de principios en torno a otros asuntos como la reducción de la carga impositiva y en contra de los impuestos más distorsivos.  El texto se está negociando, ya fue y vino varias veces, y hay varios dirigentes peronistas involucrados.

Los diez puntos

1. Lograr y mantener el equilibrio fiscal.

2. Sostener un Banco Central independiente, que combata la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos.

3. Mayor integración al mundo, promoviendo el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones.

4. Respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión.

5. Creación de empleo a través de una legislación laboral moderna.

6. Reducción de la carga impositiva, a nivel nacional, provincial y municipal y enfocado en los impuestos más distorsivos.

7. Consolidación de un sistema previsional sostenible y equitativo.

8. Consolidación de un sistema federal, basado en reglas claras, que permitan el desarrollo de las provincias y que impidan que el Gobierno nacional ejerza una discrecionalidad destinada al disciplinamiento político.

9. Asegurar un sistema de estadísticas transparente, confiable y elaborado en forma profesional e independiente.

10. Cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores.