La Cámara de Diputados aprobó esta tarde el desafuero del diputado nacional del Frente para la Victoria Julio De Vido, quien ahora quedó sin inmunidad y podrá ser detenido. La votación resultó en 176 votos afirmativos, ninguno negativo y hubo una abstención, y de esta forma el ex ministro de Planificación del kirchnerismo fue suspendido en su cargo de diputado nacional.

El desafuero fue aprobado por el oficialismo, el Frente Renovador, el Partido Socialista, el Bloque Justicialista y el Frente de Izquierda, entre otros, luego de una sesión que duró dos horas y 20 minutos, y en la que solo hablaron los presidentes de bloque.

Luego de que el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, diera inicio a la sesión y de que se entonaran las estrofas del himno nacional argentino, el secretario parlamentario, Eugenio Inchausti, leyó el orden del día.

Maximiliano Luna
Maximiliano Luna

En su condición de presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el diputado Pablo Tonelli fue el encargado de explicar los motivos por los cuales su bloque –UNIÓN PRO– exigía el desafuero de De Vido. Al abrir el debate, sostuvo que al ex ministro se lo imputa por ser "el autor de la más compleja y efectiva trama de corrupción que se haya visto alguna vez en Argentina".

Según detalló, la sesión fue convocada luego de que dos jueces federales (Luis Rodríguez y Claudio Bonadio) pidieran el desafuero y la detención del ex funcionario kirchnerista.

 

La decisión de los bloques legislativos 

El bloque de Frente para la Victoria-PJ que conduce el diputado Héctor Recalde decidió de manera orgánica no bajar al recinto, pero la situación generó diferencias internas y cuatro diputados ocuparon sus bancas en la sesión especial.

Miriam Gallardo (Tucumán), Ana Llanos (Chubut), Alberto Tovares (San Juan) y María Emilia Soria (Río Negro), fueron quienes no dieron quórum en el debate, pero se sentaron en sus bancas tras iniciarse la sesión.

El presidente del Bloque Justicialista, Oscar Romero
El presidente del Bloque Justicialista, Oscar Romero

"Nuestra actitud es no convalidar lo que entendemos como un plan de persecución a los opositores. Hay un grupúsculo de jueces y fiscales empeñados en seguir las instrucciones que le da el Poder Ejecutivo nacional", explicó Recalde desde el tercer piso de la Cámara baja, donde brindó una conferencia de prensa.

Por su parte, el jefe del interbloque de Cambiemos, el radical Mario Negri, fue uno de los legisladores más terminantes durante su discurso. Aseguró hoy: "Hemos vuelto a ubicar el sentido de los fueros en el verdadero concepto que la constitución le dio" para "alejarlo" de la "idea" de relacionarlo con un "privilegio" para "esconderse en la impunidad". "Vuelve a tener vigencia la idea fundamental de la palabra fuero como garantía de la libertad de expresión", explicó.

Diputados aprobó el desafuero de De Vido
Diputados aprobó el desafuero de De Vido

Tras recordar las 132 denuncias que pesaban sobre el ex ministro de Planificación, el radical destacó las acciones de la diputada Elisa Carrió, quien impulsó algunas de las denuncias en su contra por hechos de corrupción. "Se puede tener con ella enormes diferencias políticas pero sabemos de su honestidad y valentía. Es justo que hoy reconozcamos que era la verdad la que empujaba esa conducta", reconoció.

La diputada del GEN Margarita Stolbizer fue otra de las dirigentes que expresaron su parecer durante la sesión. "De Vido no es un caso aislado. Es necesario extirpar cualquier sospecha que recaiga sobre el funcionamiento de esta institución", sostuvo.

Para Stolbizer, De Vido buscó "impunidad" mediante el "artilugio" de "refugiarse" en una banca. "Que exista un manto de sospecha sobre el funcionamiento de este Congreso habla mal de nosotros, por eso lo nuestro debe ser una decisión de índole política e institucional para reconstruir el prestigio que debe tener siempre una cámara de representantes", remarcó.

La diputada nacional Elisa Carió (Maximiliano Luna)
La diputada nacional Elisa Carió (Maximiliano Luna)

Otra de las dirigentes que hablaron fue la diputada del Frente Renovador Graciela Camaño. "Vamos a votar convencidos de que vamos a hacer lo correcto. Que no estamos puenteando a ningún juez. Que el juez Rodríguez está actuando de acuerdo a lo que pidió la Cámara. Algunas alegaciones que hacen los diputados de De Vido lo hacen simplemente en ese rol de abogados defensores", indicó.

El bloque Peronismo para la Victoria, que tributa al Movimiento Evita, también se ausentó de la sesión: en un comunicado consideraron que "la implementación de los mecanismos de juicio y desafuero deben realizarse en el marco del apego al derecho, a procesos judiciales debidamente sustentados en cuanto al material probatorio y a la temporalidad procesal, y no ejercidos en base a sospecha, ya que esto marcaría una tendencia con antecedentes nocivos y de peligrosidad institucional".

El presidente del Bloque Justicialista Oscar Romero respaldó el desafuero de De Vido pero pidió que no se le adjudiquen al peronismo las prácticas de "estos lamentables personajes". "Parecería que el peronismo fuera solamente los personajes que se están nombrando acá. El peronismo tiene todo una historia que arrancó en el 45 y va a trascender el 2017 y el 2019 a pesar de que algunos piensen que está terminando o que tiene una fuerte vinculación con la corrupción", sostuvo.

Por su parte, Pablo López, del Frente de Izquierda, ratificó el apoyo de su bancada al desafuero, pero denunció una "clara maniobra política" del oficialismo "para exonerar a todo el régimen" de la "patria contratista" que se "benefició con la política de De Vido".

 

LEA MÁS