Olor a aserrín, ruido de máquinas, serruchos cortando, martillos clavando. Un taller de carpintería es un lugar vivo en donde a partir de una idea la madera va logrando formas impredecibles hasta llegar a una forma con un diseño determinado, material, real y concreto.

Nazareno Lacalle, responsable de Skatehouse BA, todos los días concurre a su taller "a jugar", como cuenta. Y agrega: "Me encanta mi taller, yo me enamoro de lo que hago".

Ese enamoramiento que siente Nazareno por su taller se traslada a la madera guatambú, que es con la que se hacen los skates y longboards, y él utiliza para reconvertirlas en mesas y sillas de diseño.

La madera, con su nobleza, posee la misma capacidad de temple que un ser vivo, tal como reflexiona Nazareno: "La madera tiene poros, tiene vida, hay que darle siempre una buena protección".

Por eso un protector elástico como el Cetol Classic Balance Satinado se vuelve fundamental al momento de cuidar la madera, ya que penetra profundamente dejando que respire su propia humedad y ofreciendo una terminación natural para realzar su belleza y el toque personal de cada uno.