El conmovedor video de la perra que espera a su dueña atrapada entre los escombros en Turquía

Como Hachiko que aguardó fuera de una estación de tren a su dueño, la can turca, lesionada de una pata, está día y noche frente al edificio que fue su casa y que ahora está en ruinas

Compartir
Compartir articulo
Una can ha estado esperando los últimos días a que su dueña salga del edificio que se cayó a consecuencia del terremoto registrado el lunes 6 de febrero

La lealtad que tienen las mascotas hacia sus dueños es un hecho por sí solo sorprendente, los lazos que generan estos animales con sus dueños son tan fuertes que especialistas en comportamiento animal los han llegado a considerar como únicos. Tal es el caso de una perra de pelaje negro que aguarda por su dueña que está atrapada en uno de los edificios derrumbados por el terremoto de magnitud 7.8 que se registró en Turquía en la madrugada del lunes 6 de febrero.

De acuerdo con información de la agencia de noticias Reuters, la canina se encuentra lesionada y débil, sin embargo no ha querido abandonar el lugar puesto que está a la espera de que salga su dueña del edificio.

Mustafa Sonmez, pariente de uno de los vecinos del edificio, contó en entrevista para la agencia que la can logró salir sola de los escombros sin ayuda de nadie, y desde ese momento ha esperado que salga su tutora.

“Sí, conozco a la mujer atrapada en los escombros. La perra viene a pie todos los días y espera todo el rato hasta que su dueña salga”, contó el vecino para Reuters, quien agregó que se han intentado llevar a otra parte al animal doméstico pero siempre regresa al lugar.

No tiene intenciones de irse

La can está lesionada de pierna trasera izquierda y fue atendida por paramédicos (Reuters)
La can está lesionada de pierna trasera izquierda y fue atendida por paramédicos (Reuters)

El edificio derrumbado se encuentra en Hatay, una de las ciudades más afectadas por el siniestro. Ante la negativa de la perra de retirarse de la zona, los servicios de emergencia le atendieron sus heridas en el lugar y le pusieron un colchón para que descansara durante todo el día.

En el video publicado por la agencia, se aprecia que la mascota ha pasado varias horas en la intemperie, acostada en el colchón y dejando que el sol le pegue durante todo el día. La can, cuyo nombre se desconoce, tiene una lesión en su pata izquierda trasera por lo que cojea.

Diversos vecinos de la zona se han quedado a su lado para cuidarla, darle alimento y agua. “Ella (la dueña) está atrapada bajo los escombros, los equipos de rescate aún no la han podido sacar”, aunó Mustafa en la entrevista.

De acuerdo con información de CNN, las autoridades de Siria y Turquía han reportado en el último corte de víctimas a más de 34.000 personas muertas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado sobre las condiciones climáticas en el país, lo que podría generar “condiciones horribles que empeoran”, ante la temporada de frío.

Por qué son tan fieles

Los vecinos llevaron a la can a un refugio, sin embargo al día siguiente regresó al lugar (Reuters)
Los vecinos llevaron a la can a un refugio, sin embargo al día siguiente regresó al lugar (Reuters)

La lealtad de estas mascotas a los humanos proviene de la domesticación, la relación entre ambos cambió con el paso del tiempo y con ello el entendimiento ha mejorado, lo que formó un vínculo especial.

De acuerdo con información de la página del entrenador de perros César Millán, este comportamiento se debe a que los caninos son animales sociales y quieren pertenecer a un grupo o manada, sin importar que ésta esté integrada por otros perros o humanos. “Los perros no son solitarios. Cuando pierden a un miembro de la manada, aunque sea temporalmente, sienten que falta una parte de ellos”, detalló el entrenador.

César Millán descartó que los perros son fieles a los humanos por una cuestión de dependencia, sino porque los consideran parte de su “familia”, este deseo de formar parte de un grupo les generará una sentido de protección y lealtad.

El entrenador consideró que estos motivos llevan a los perros a ser animales cariñosos por naturaleza, puesto que su instinto es vincularse.

SEGUIR LEYENDO: