Falda pencil + camisa blanca
Falda pencil + camisa blanca

El mundo entero conoció a la actriz norteamericana Meghan Markle por su faceta de actriz, a través de series CSI: Nueva York o Suits, pero tras el anuncio de su compromiso y futuro enlace con el príncipe Harry de Inglaterra, desató una auténtica locura mediática. Es que Markle no sólo ha conquistado el corazón del hijo de Lady Di, sino también el de la familia real y el de todo el pueblo británico. Y el universo fashion está pendiente de ella.

Junto a Harry, con el pelo suelto y un elegante abrigo blanco ceñido en la cintura
Junto a Harry, con el pelo suelto y un elegante abrigo blanco ceñido en la cintura

"Se convirtió en referente de estilo en la actualidad y en parte, con su boda contribuye a seguir modernizando a la realeza británica. No es la típica futura esposa de un príncipe en el sentido de no ser noble de nacimiento, ser de otro país, estar divorciada, no ser anglicana y ser una actriz reconocida mundialmente. Todos estos factores inciden en su forma de ser y en la imagen que proyecta: más permeable, accesible y a gusto interactuando con las personas", afirma Laura Malpeli de Jordaan, asesora de imagen y fundadora de la web www.styletto.com.ar.

Jean y camisa, así se presentó públicamente con Harry.
Jean y camisa, así se presentó públicamente con Harry.

Todos y cada uno de los looks que llevó Meghan desde que salió a la luz su relación con el príncipe Harry, se han convertido en hits. Su primera aparición junto a Harry en Toronto, con camisa blanca básica y jeans, sentó las bases de lo que sería su código estético: uso magistral de los básicos para conseguir un look elegante, pero a la vez sencillo y casual.

Traje de short y chaqueta con camisa blanca.
Traje de short y chaqueta con camisa blanca.

"A partir del compromiso, sus outfits son más sobrios y atemporales, con colores sólidos y predominancia de los tonos neutros, y mucho negro", dice el diseñador Benito Fernández. Markle se destacó por un estilo effortless chic, que combina minimalismo con un punto clásico y sofisticado. ¿Su prenda fetiche? El abrigo. Es experta en llevarlo con vestidos y accesorios, luciendo varios cortes y colores diferentes que lo convierten en protagonista absoluto.

Ondas naturales, make up suave y vestido por arriba de las rodillas con escote pronunciado.
Ondas naturales, make up suave y vestido por arriba de las rodillas con escote pronunciado.

Según el designer Laurencio Adot, "así como Lady Di fue un estereotipo de mujer diferente a lo que marca la Corona Inglesa, su hijo menor encontró en Meghan lo mismo: actitud y estilo propio. Me gusta que la futura esposa elija detalles que ha usado Lady Di como un homenaje a su marido". 

Vestido midi con abrigo, una de sus piezas preferidas.
Vestido midi con abrigo, una de sus piezas preferidas.

Entre sus firmas preferidas están Barbour, Mother Denim, Misha Nonoo, J. Crew, Club Monaco, Wilfred by Aritzia, Ralph Lauren, Veronica Beard, entre otros.

Meghan sonriente en tonos marrones: Botas de caña alta, tapado largo, tocado y mini cartera.
Meghan sonriente en tonos marrones: Botas de caña alta, tapado largo, tocado y mini cartera.

Sus outfits los acompaña con un make up que guarda coherencia con su impronta natural y descontracturada. Su beauty look se basa en tonos neutros, con ojos ligeramente marcados y gloss de labios.

Primer plano: Make up naturales, colores neutros y labios con gloss.
Primer plano: Make up naturales, colores neutros y labios con gloss.

¿Y el pelo? Los expertos coinciden: "Ha querido dotar de calidez y luz a su melena y lo ha hecho de la mano de las copping lights, unos sutiles reflejos con los que lograr un look mucho más moderno sin ser el resultado final excesivamente llamativo. Estos reflejos son perfectos para mujeres con la melena oscura y aportan luz al rostro de Meghan, de base cálida".

Azul en vestido y tapado. Se completa con stilettos animal print.
Azul en vestido y tapado. Se completa con stilettos animal print.

Para ello utiliza la técnica del balayage, es decir, reflejos hechos con pincel y a mano alzada, con reflejos cobrizos en medios y puntas para conseguir mayor volumen y movimiento. "Otro de los puntos fuertes de Meghan es su sonrisa, que queda perfectamente enmarcada con cómo lleva el cabello y con el maquillaje que elige, en tanto éstos no compiten por protagonismo y la dejan en un primer plano", afirma Malpeli de Jordaan.

Textos: Valeria Mariño  (vmarino@atlantida.com.ar) Fotos: Fotonoticias.