Inundaciones en Brasil: transporte terrestre y aéreo se encuentran afectados

Como consecuencia de las inundaciones, muchas carreteras se encuentran dañadas y el aeropuerto de Porto Alegre podría suspender sus operaciones hasta fin de mes.

Compartir
Compartir articulo
El fenómeno climático también genera fuertes complicaciones en la logística-
El fenómeno climático también genera fuertes complicaciones en la logística-

El Estado brasileño, Rio Grande do Sul, experimenta por estos días la peor inundación de su historia, con un elevado saldo de víctimas mortales. El fenómeno climático también genera fuertes complicaciones en la logística y crece la preocupación por el abastecimiento de agua y alimentos en las zonas afectadas.

Como consecuencia de las inundaciones, muchas carreteras se encuentran dañadas. Además el aeropuerto de la ciudad brasileña de Porto Alegre se encuentra severamente afectado por los temporales que azotan al sur del país y podría continuar con todas sus operaciones suspendidas hasta fin de mes.

Por su parte, los países vecinos muestran su solidaridad. En ese sentido, Uruguay envió un helicóptero militar y Argentina puso a disposición aeronaves, expertos y plantas potabilizadoras.

Inundaciones en Brasil: impacto en la logística

Las autoridades temen por el abastecimiento de agua y de víveres en la zona afectada. Esto se debe a que más de dos tercios de Porto Alegre está sin suministro de agua corriente, por lo que decretó el racionamiento de agua, que autoriza su uso solo para consumo esencial.

En ese marco, desde el Ministerio de Transportes de Brasil anunciaron que se destinarán al menos 1.000 millones de reales, cifra equivalente a 196 millones de dólares, para la reparación de carreteras afectadas por las intensas lluvias e inundaciones.

Rio Grande do Sul experimenta las peores inundaciones de su historia, dejando vastas áreas de la capital estatal, Porto Alegre, y otras ciudades bajo el agua.
Rio Grande do Sul experimenta las peores inundaciones de su historia, dejando vastas áreas de la capital estatal, Porto Alegre, y otras ciudades bajo el agua.

Estos fondos se suman a la inversión de 1.700 millones de reales en infraestructura estatal ya aprobada por el Gobierno para el año 2024, según indicó en un comunicado el ministro de Transportes, Renan Filho.

Inundaciones en Brasil: su fuerte impacto y la inversión estatal

Por estos días, Rio Grande do Sul experimenta las peores inundaciones de su historia, dejando vastas áreas de la capital estatal, Porto Alegre, y otras ciudades bajo el agua.

En ese marco, se reportaron daños considerables en la infraestructura de varias regiones, con un saldo de al menos 90 muertos y 132 desaparecidos, según los últimos datos del gobierno estatal.

El Gobierno Federal estableció un equipo de emergencia en el estado con la participación de ministros clave desde el fin de semana pasado y anunció que Rio Grande do Sul recibirá fondos adicionales para proyectos de reconstrucción no contemplados en el presupuesto.

Además, se emitió un decreto declarando estado de calamidad en el estado, lo que agilizará la contratación de proyectos de reconstrucción. En ese sentido, la ministra de Planificación y Presupuesto, Simone Tebet, señaló que el Gobierno todavía no tiene una estimación precisa del monto necesario para la reconstrucción y reparación de la infraestructura debido a que grandes áreas siguen inundadas.

Equipos de rescate trabajan entre las calles inundadas este lunes en el barrio Sarandí de Porto Alegre (Brasil). EFE/ Isaac Fontana
Equipos de rescate trabajan entre las calles inundadas este lunes en el barrio Sarandí de Porto Alegre (Brasil). EFE/ Isaac Fontana

Por otro lado, el gobierno estatal anunció una inversión de 118 millones de reales en la recuperación vial. Además, el gobierno de Rio Grande do Sul dijo que recibió donaciones de todo el país y una recaudación que ronda los 38 millones de reales, equivalente a 7,6 millones de dólares.

En tanto, el Instituto Nacional de Meteorología (Inmet) alertó por nuevas tempestades de “gran peligro” en áreas del sur del estado, con lluvias de hasta más de 100 mm y vientos.

Inundaciones de Brasil: impacto en Argentina

Las fuertes inundaciones en el sur de Brasil están empezando a afectar diversas actividades en Argentina. Entre ellas se cuenta la fábrica nacional de automóviles de Fiat, ubicada en Ferreyra, Córdoba. En dicha planta ya están impactando las repercusiones del fenómeno climático que impacta de lleno a Brasil.

Según afirmaron fuentes de la empresa, los planes de producción de esta semana se están ajustando debido a los problemas logísticos derivados de las inundaciones de Rio Grande do Sul. En tanto, dentro de la industria automotriz, las demás fábricas no reportaron detenciones en la producción. Sin embargo, en muchas de ellas informaron que se mantienen alertas a la evolución de las condiciones climáticas de Brasil.