CDMX: Estas son las 12 alcaldías que tendrán alerta amarilla por temperaturas altas el domingo 21 de abril

Estas demarcaciones podrían alcanzar temperaturas máximas de 28 a 30 grados Celsius

Guardar

Nuevo

Las temperaturas altas se esperan para la tarde del domingo de abril. Crédito: Cuartoscuro
Las temperaturas altas se esperan para la tarde del domingo de abril. Crédito: Cuartoscuro

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil informó que se activó alerta amarilla por pronóstico de temperaturas altas en 12 alcaldías de la Ciudad de México para la tarde del domingo 21 de abril.

Por medio de un comunicado, la dependencia indicó que las demarcaciones en las que se esperan temperaturas máximas de 28 a 30 grados Celsius, entre las 13:00 y las 17:00 horas, son:

Álvaro Obregón

Azcapotzalco

Benito Juárez

Coyoacán

Cuauhtémoc

Gustavo A. Madero

Iztacalco

Iztapalapa

Miguel Hidalgo

Tláhuac

Venustiano Carranza

Xochimilco

Ante las temperaturas altas, las autoridades recomendaron no exponerse al sol por tiempo prolongado. Foto: X: @SGIRPC_CDMX
Ante las temperaturas altas, las autoridades recomendaron no exponerse al sol por tiempo prolongado. Foto: X: @SGIRPC_CDMX

Por lo anterior, recomendó a la población usar bloqueador solar; vestir ropa de colores claros; utilizar lentes de sol y sombrero o gorra.

Además de evitar comer en la vía pública, debido a que los alimentos se descomponen rápidamente, y no exponerse al sol por tiempo prolongado.

Pidió también que ante cualquier emergencia, los ciudadanos se comuniquen a los teléfonos 911, al 555 658 1111 de Locatel, y al 555 683 2222 de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil.

Mientras que en días previos la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) llamó a evitar la exposición al sol entre las 11:00 y las 15:00 horas, especialmente niñas, niños y personas de la tercer edad.

Mantenerse hidratados durante todo el día con agua y frutas de temporada, y evitar las bebidas con altas concentraciones de azúcar.

Aunado a esto sugirió que en caso de realizar actividades al aire libre, se cubra la cabeza con gorras o sombreros.

Agregó que si se presenta diarrea, dolor, vómito o convulsiones, se debe acudir al Centro de Salud más cercano al domicilio y evitar la automedicación.

Las autoridades recomendaron mantenerse hidratado ante el calor.
Crédito: Cuartoscuro
Las autoridades recomendaron mantenerse hidratado ante el calor. Crédito: Cuartoscuro

Del mismo modo, recomendó el lavado de manos previo a la preparación o ingesta de alimentos en casa o puntos de venta en la vía pública, así como prestar atención a señales de descomposición de la comida.

Lo anterior con la finalidad de reducir riesgos en la salud como son: daños en la piel, insolación, infecciones gastrointestinales y golpes de calor.

¿Qué es un golpe de calor?

Un golpe de calor es una condición grave que surge cuando el cuerpo humano se expone a altas temperaturas ambientales, lo que impide que regule adecuadamente su temperatura interna.

Esta situación es considerada una emergencia médica ya que la temperatura corporal puede ascender rápidamente a 40 grados Celsius o más, lo cual, sin un tratamiento inmediato, puede causar daños en el cerebro y otros órganos vitales.

Cuando una persona sufre un golpe de calor, su sistema de sudoración falla, lo que impide que el cuerpo se enfríe adecuadamente a través de la evaporación del sudor.

Las personas mayores, niños, y aquellos con afecciones de salud crónicas son vulnerables a un golpe de calor. (AFP/Ulises Ruiz | Archivo)
Las personas mayores, niños, y aquellos con afecciones de salud crónicas son vulnerables a un golpe de calor. (AFP/Ulises Ruiz | Archivo)

Esto puede suceder debido a condiciones ambientales extremas, como una ola de calor, o por realizar actividades físicas intensas bajo el sol.

Las personas mayores, niños, y aquellos con afecciones de salud crónicas son especialmente vulnerables.

Los síntomas principales de un golpe de calor incluyen temperatura corporal extremadamente alta, piel caliente y seca al tacto, confusión, agitación, mareos, náuseas, dolores de cabeza intensos, y en casos graves, pérdida de conciencia o convulsiones.

Ante la presencia de estos síntomas, es crucial actuar rápidamente: trasladar a la persona afectada a un lugar fresco, intentar bajar su temperatura corporal con paños húmedos o un baño de agua fresca, y llamar a servicios médicos de emergencia.

La concienciación sobre los riesgos del golpe de calor y conocer las medidas de prevención son clave para evitar posibles complicaciones graves asociadas a esta condición.