Fernández Noroña denuncia ante FGR al presidente de Ecuador y pide su extradición

El diputado mexicano solicitó, además, la extradición a México del presidente ecuatoriano, Daniel Noboa

Guardar

Nuevo

Noroña presentó una denuncia formal ante la FGR por el allanamiento de la embajada de México en Quito. (X/@fernandeznorona)
Noroña presentó una denuncia formal ante la FGR por el allanamiento de la embajada de México en Quito. (X/@fernandeznorona)

Gerardo Fernández Noroña presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra el presidente de Ecuador, Daniel Noboa Azín, por el allanamiento de la policía ecuatoriana en la embajada mexicana en la ciudad de Quito, y solicitó, además, su extradición a México para ser procesado por el delito de secuestro en contra de Jorge Glas.

“Acabamos de interponer una denuncia por el asalto a la embajada de México, en Ecuador... solicitamos la detención de Daniel Boboa y su extradición a México”, señaló el diputado federal con licencia e integrante del equipo de campaña de Claudia Sheinbaum.

El diputado del Partido del Trabajo presentó el recurso legal ante la Fiscalía mexicana en calidad de víctima indirecta, y acusó por el delito de secuestro al mandatario ecuatoriano Daniel Noboa Azín.

El argumento de Fernández Noroña es que Jorge Glas, ex vicepresidente ecuatoriano, se encontraba refugiado dentro de la embajada, la cual se considera territorio mexicano. La Fiscalía, a cargo de Alejandro Gertz Manero recibió el oficio y dio trámite al asunto.

Noroña, uno de los voceros de la campaña de Claudia Sheinbaum, interpuso la denuncia ante la Fiscalía de México. FOTO: Cuenta de X Gerardo Fernández Noroña
Noroña, uno de los voceros de la campaña de Claudia Sheinbaum, interpuso la denuncia ante la Fiscalía de México. FOTO: Cuenta de X Gerardo Fernández Noroña

La semana pasada, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que el gobierno mexicano presentó una denuncia formal ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por el allanamiento de la sede diplomática en la ciudad de Quito.

Por su parte, el gobierno de Daniel Noboa argumentó que México abusó de la figura del asilo político y en el fondo las autoridades mexicanas trataron de ayudar a escapar a Jorge Glas, procesado y sentenciado por delitos relacionados con corrupción y peculado.

La SRE presentó una denuncia ante la Corte de La Haya por la irrupción en la Embajada de México en Ecuador para detener a Jorge Glas. Crédito: Gobierno de México

Noboa no se arrepiente de ordenar detención de Jorge Glass

El presidente de EcuadorDaniel Noboa Azín, manifestó no arrepentirse de haber ordenado la entrada a la Embajada de México en Quito

En declaraciones a SBSNews, Noboa sostuvo que su acción cuenta con el respaldo de la ciudadanía ecuatoriana.

Este episodio ocurre tras la concesión de asilo político, por parte de México, al ex vicepresidente Jorge Glas, quien está condenado por casos de corrupción en Ecuador, lo que ha elevado las tensiones entre ambos países.

La contención se escaló cuando, el pasado 5 de abril, fuerzas de seguridad ecuatorianas irrumpieron en la instalación diplomática y detuvieron a Glas, situación que ha alimentado críticas internacionales hacia la administración de Noboa.

El ex vicepresidente ahora se encuentra recluido en La Roca, un centro de máxima seguridad en Guayaquil. Noboa arguye que su decisión se fundamenta en el riesgo de fuga de Glas y su compromiso con la justicia, argumentando que existía un plan orquestado para la fuga que implicaba el uso de medios diplomáticos mexicanos.

Tres diplomáticos de alto rango relataron lo sucedido el 5 de abril en Quito, Ecuador Crédito: SRE

Según Noboa, su postura se debate entre la contención y el ejercicio justo de su mandato, destacando que, incluso frente a consejos de asesores contra la intrusión a la embajada, él optó por priorizar la captura de Glas para proyectar fortaleza en su liderazgo y justicia ante la ciudadanía. Además, el presidente ecuatoriano critica a México por ofrecer asilo a Glas, alegando una violación a los tratados internacionales, específicamente a la Convención de Caracas.

Daniel Noboa considera que este acto compromete la soberanía y el sistema judicial de Ecuador, llevándolo a tomar medidas disputadas pero que, según él, cuentan con el apoyo mayoritario en Ecuador.

Este incidente no solamente ha provocado un debate sobre la diplomacia y el asilo político sino que también pone sobre la mesa la interpretación y aplicación de los convenios internacionales, como la Convención de Viena, respecto a la inviolabilidad de las embajadas.

Aunque gobiernos de distintas latitudes condenaron el allanamiento de la embajada mexicana en Ecuador, se pronunciaron porque las dos naciones involucradas lleguen a un acuerdo amistoso y logren superar este episodio.